4.02 _ dia_cancer_2016-01

El hepatocarcinoma como consecuencia de hepatitis B o hepatitis C

Día Mundial del Cáncer – 4 de febrero de 2016

4.02 _ dia_cancer_2016-01

Fundación HCV Sin Fronteras , Hepatitis 2000 y HepaRed. adhieren a la campaña global de prevención e información en el Día Mundial del Cáncer

El cáncer de hígado o hepatocarcinoma como consecuencia de una hepatitis viral B o C se puede prevenir.

El hepatocarcinoma es el tipo más frecuente de cáncer hepático en el mundo, y es el responsable de alrededor del 90% de los tumores malignos primarios del hígado en adultos. Es el sexto tipo más frecuente de tumor en todo el mundo y el tercer tipo de cáncer que más fallecimientos provoca.

Los tumores hepáticos pueden ser primarios, es decir que se desarrollan en el propio hígado y los secundarios (metástasis) que provienen de otros órganos.

Aunque sus causas no se conocen exactamente, se sabe que hay ciertos factores que favorecen su aparición como la cirrosis y las hepatitis virica B o C – infecciones responsables del 80% de los casos de cáncer primario de hígado.

El cáncer de hígado o hepatocarcinoma como consecuencia de una hepatitis viral B o C se puede prevenir.

La hepatitis B se puede prevenir con vacunación en niños y adultos.

Si tienes diagnóstico positivo para algunas de estas hepatitis consulta con tu médico, existen tratamientos efectivos que controlan la infección por virus de hepatitis B y efectivos para erradicar la hepatitis C en el 95% de los casos

 

consultas: [email protected][email protected]

pastillas hcv

Nuevo medicamento para hepatitis C

La FDA,(Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos) aprobó el 28 de enero, un nuevo tratamiento para hepatitis C desarrollado por la empresa Merck

pastillas hcvLos pacientes con hepatitis tipo C tienen otra opción avanzada de tratamiento ya que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus iniciales en inglés) aprobó el jueves una nueva píldora para tomar una al día desarrollada por el laboratorio Merck
La FDA informó que Merck puede comenzar a comercializar Zepatier para pacientes con dos de los subtipos del virus que destruyen el hígado, tipo 1 y 4. La píldora combinada incluye los medicamentos elbasvir y grazoprevir, los cuales atacan al virus de dos maneras diferentes. Merck & Co. señaló que el precio será de 54.600 dólares por un régimen de tratamiento de 12 semanas.Las aseguradoras probablemente exigirán algunos descuentos sobre ese precio.

La aprobación es una buena noticia para los pacientes debido a que la creciente competencia debe reducir los muy altos precios de medicamentos para hepatitis C, y la opción adicional significa que existe una que funcionará para casi cada subgrupo de personas con hepatitis C.

Aproximadamente tres millones de estadounidenses y millones más en otros países tienen el virus, transportado por la sangre, que no produce síntomas —ictericia, acumulación de fluido en el abdomen, sangrado e infecciones— sino hasta que ha ocasionado daño significativo. Muchos enfermos desarrollan cáncer hepático o cirrosis y requieren trasplante de hígado, pero fallecen antes de que esté disponible uno compatible.
Existen seis subtipos genéticos de virus de hepatitis C, y los cinco medicamentos aprobados hasta ahora en Estados Unidos generalmente sólo tratan algunos de ellos. Los pacientes que padecen hepatitis C y VIH u otra condición grave son particularmente difíciles de tratar, así como quienes ya presentan daño renal o hepático grave. Algunos de los medicamentos están dirigidos a esos grupos de pacientes; el de Merck, por ejemplo, está aprobado para pacientes con cirrosis. Los cinco tratamientos para hepatitis C pueden curar a 90% de los pacientes o más en tres meses o menos. Comparativamente, la generación previa de tratamientos tomaba un año, apenas curaba a la mitad de los pacientes y requería tanto ingerir píldoras diariamente como inyecciones frecuentes de interferón, estimulante del sistema inmunológico. Eso ocasionaba horribles efectos secundarios similares a la gripe que muchos pacientes no podían tolerar

Fuente:20minutos

españa hep2

Olvidados con hepatitis C

Las victimas olvidadas de la hepatitis C, es un interesante artículo que trata , sobre la falta de atención hacia el 1,6% de la población en España, que se estima no sabe que tiene hepatitis C , este problema  es similar en muchos países del mundo.

imagesEn Argentina, se estima que entre el 1,5 y el 2% de la población tiene hepatitis C y la mayoría no lo sabe.

Las víctimas olvidadas de la hepatitis C
Por Yolanda Martos

La solución pasa por la detección temprana de miles y miles de personas que padecen, sin saberlo, la enfermedad. Solo en Madrid se calcula que casi 53.000 personas padecen hepatitis C, entre los grados del 1 al 4 Europa tiene,hasta ahora, unas leyes que impiden la fabricación de genéricos, algo que no ocurre ni en China ni en IndiaProtesta de afectados por la hepatitis C Protesta de afectados por la hepatitis C EPHace tan sólo un año, todos los medios de comunicación se hacían eco de las protestas de los afectados por la hepatitis C. Clamaban por un tratamiento que podía salvar sus vidas. El tratamiento costaba hasta cincuenta mil euros en España pero se podía obtener por veinte euros en países como India o China –que usaban un genérico fabricado allí–.

españa hepEn nuestro país los fabricantes del medicamento imponían su ley y, hasta que se acordaron soluciones parciales y variables (diferentes en función de cada comunidad autónoma), 4.000 personas infectadas perdieron su vida. Actualmente existen lugares, como Madrid,
donde se aplican los acuerdos entre las asociaciones y la Administración, mientras muchos diagnosticados viajan a lugares como Egipto, donde el fármaco es más barato, con la ilusión de sobrellevar la enfermedad antes de que alcance su grado más mortífero. Para las asociaciones de afectados la solución de futuro pasa por la detección temprana de miles de personas que padecen, sin saberlo, la enfermedad en sus fases iniciales.

El 1,6 % de la población española está afectada por la hepatitis C, según cálculos de los hepatólogos

Según cálculos de los hepatólogos, el 1,6 % de la población española está afectada por la hepatitis C. Hace un año, asistíamos a
manifestaciones de las personas afectadas que demandaban una solución. El tratamiento capaz de curar la enfermedad costaba en
España más de 50.000 euros, y el Gobierno no asumía ese gasto. Al rededor de 4.000 pacientes que murieron, podrían haberse salvado
si se les hubiese tratado a tiempo. Hoy, debido a que se está extendiendo el uso del fármaco, el precio ha bajado hasta los 7.000. ¿Si se
hubieran comprado grandes cantidades antes habría bajado antes el precio? Aun así, pese al abaratamiento, la aplicación es todavía
muy desigual en algunos lugares del país, y urge localizar a aquellos enfermos que no están diagnosticados.

El primer aspecto a tener en cuenta es que el tratamiento funciona si se empieza a tiempo, de este modo la recuperación es formidable.
Pero las cifras de afectados por hepatitis C no ha disminuido. Las alertas se mantienen altas porque existe un porcentaje muy elevado de
afectados que no saben que lo están. A esto se añade que hay un 21,3% del total de la población reclusa infectada, de la que sólo se trata
al 2,3%, que no hay campañas de prevención y que no en todas las comunidades autónomas se realizan tratamientos.

El tratamiento funciona si se empieza a tiempo

La Comunidad de Madrid es modelo en aplicación y resultados, ya que desde abril casi todos los hospitales disponen de medicación y
seguimiento de pacientes, por el acuerdo al que llegó con la Administración la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C.

Sólo en Madrid se calcula que cerca de 53.000 personas padecen hepatitis C entre los grados del 1 al 4. De ellas se ha dado tratamiento
a 8.000. Es necesario buscar a los demás infectados en todo el país. Se trata de localizar a aquellas personas que rondan hoy los 60 años y que vivieron una época con condiciones sanitarias poco escrupulosas. Hablamos de agujas que se hervían en alcohol, dentistas que no esterilizaban instrumentos, vacunación masiva en el servicio militar con una misma aguja o transfusiones de sangre que procedía de Estados Unidos. Circunstancias o prácticas que en la actualidad consideramos de alto riesgo.

En busca de personas enfermas que ignoran su enfermedad

Adolfo García, presidente de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (PLAFH) de Madrid, señala que es necesario llevar a cabo – como acción prioritaria– una búsqueda activa de posibles afectados que ignoren su situación, que pertenecen a esa generación de más de 55 años: “Pedimos que se haga una criba de pacientes de esa edad y se les soliciten pruebas de hepatitis C en los centros de salud para detectarlo a tiempo”

La búsqueda activa podría frenar el avance de la enfermedad en fases tempranas, y evitar así una cadena de contagios. La PLAFH pide
que sea el Gobierno central quien lo determine, revisando el Plan Estratégico de Abordaje de la hepatitis C del Ministerio de Sanidad,
para conocer lo que ha pasado desde el mes de abril pasado hasta la fecha. “Este Plan” –continúa Adolfo García– “en unos aspectos se
ha cumplido y en otros hay carencias. En Madrid ha funcionado bien pero es importante que se aclare quién debe pagar y si el dinero
debe salir de una partida presupuestaria específica aprobada por el Gobierno de la Nación. Esto haría que se pudiese aplicar el
tratamiento en todas las comunidades, algo que actualmente no se hace porque los hospitales no saben si van a recuperar el dinero que
invierten y no pueden detraerlo del que destinan a otras enfermedades “

Entre Europa y la picaresca

Desde las primeras manifestaciones de afectados hasta hoy, no sólo se han dado pasos con la Administración española. El pasado mes
de noviembre, la PLAFH recibió una carta de la Presidenta de Petición de Comisiones de Bruselas ,Cecilia Wikström, en la que esta daba
vía libre para tramitar sus peticiones por considerar que eran competencia general de la Unión Europea. En estas peticiones, se plantea
la compra masiva de medicamentos por parte de Europa (que abarate los costes) y la creación de una normativa para que el precio del
producto no impida el tratamiento. Europa tiene, hasta ahora, unas leyes que impiden la fabricación de genéricos, algo que no ocurre ni
en China ni en India –donde pueden elaborar sus propios tratamientos a bajo precio–. “Los laboratorios, por su parte, –señala Alfredo
Garcia– aprovechan y marcan sus precios a tenor de las posibilidades de cada país. Por eso vemos que en Egipto, con una población
infectada del 15%, abarataron los costes porque querían vender”. Eso ha dado lugar a escapadas organizadas por una agencia de viajes
española, en las que por 5.000 euros programan estancia, visitas y pastillas. Sin embargo, la propia PLAFH ha denunciado esta práctica
como estafa, ya que no es viable hacer un seguimiento en España con un medicamento adquirido en el extranjero, que fue comprado sin
tener en cuenta las circunstancias de cada paciente.

La campaña de prevención debe ir en paralelo a la de búsqueda activa

Además de la revisión del Plan Estratégico de Abordaje y de los avances con la UE, se está preparando un libro blanco, que se publicará
el próximo mes de marzo, que recoge resultados y propuestas. Como anticipo, Elsa Tobeña, presidenta de PLAFH a nivel nacional,
insiste en que la campaña de prevención debe ir en paralelo a la de búsqueda activa. “Aunque parezca costoso, es invertir en salud y
también es económicamente rentable. Pensemos que un trasplante de hígado cuesta alrededor de 200.000 euros. Tratar a pacientes
desde el principio, salva vidas y ahorra dinero”

La detección precoz del virus, incluso el tratamiento en las primeras fases (que ahora mismo se hace en Madrid a discreción de cada hospital) puede evitar miles de muertes. Los resultados de aquellas esperas –porque el Comité Evaluador dejaba pasar meses antes de aprobar el uso del medicamento– han costado muchas vidas. “En la Plataforma –prosigue Elsa Tobeña– han fallecido siete personas por no haber recibido el medicamento a tiempo. Afortunadamente ese comité ya ha desaparecido. De todos modos, siguen cometiéndose arbitrariedades en cárceles como tratar, de una pareja, al que más afectado está y al otro no. Con lo cual, existirá recaída”. Aunque el contagio de hepatitis C no es fácil, la PLAFH a nivel estatal tiene en su hoja de ruta la prevención, a través de la búsqueda de enfermos ocultos y las campañas y una máxima alerta para ese 19% infectado de la población reclusa que aún está sin tratar.

Fuente: Bez

celula hepatitis C2

El virus de la hepatitis C, ¿puede combatir otros virus?

Un grupo de investigadores ha comprobado que el virus de la hepatitis C tiene una molécula que podría ser usada contra sí mismo y otras familias de virus como las del sarampión, el dengue o el VIH.

celula hepatitis CLa única manera eficaz de combatir un virus es con una vacuna que active el sistema inmunitario contra el agente infeccioso. Pero, ¿y si se pudieran usar las armas de un virus contra otros virus? Un estudio con modelos moleculares muestra su posible acción viricida contra el dengue, el sarampión, el virus del Nilo Occidental o el VIH.

Contra las bacterias ya hay microorganismos con acción bactericida como las penicilinas e incluso se investiga el uso de virus bacteriófagos. Pero para los virus, más allá de algunos prometedores trabajos con bacterias viricidas como la Wolbachia, solo hay estrategias defensivas como el desarrollo de una vacuna. Generalmente, se obtienen de versiones debilitadas, sin carga viral, del virus, pero con la capacidad de activar las defensas contra la infección. Un problema de este enfoque es que los virus mutan y hay que reformular la vacuna cada cierto tiempo, a veces cada año como sucede con el de la gripe.

El enfoque investigado por un grupo de científicos de EE UU y Singapur es muy diferente. Ellos quieren usar virus contra virus y quieren hacerlo aprovechando las habilidades de una molécula presente en el virus de la hepatitis C. Se trata del péptido HA, nombre que toma de su estructura en hélice alfa, un compuesto con un número menor de aminoácidos que las proteínas.

“Estos péptidos forman parte de una proteína más grande, llamada NS5A, producida por el virus, es decir, codificada por el genoma viral, en el interior de la célula huésped”, explica el investigador de la Universidad de California, Davis, y la Universidad Tecnológica de Nanyang, Atul Parikh. Una vez dentro de la célula infectada, NS5A secuestra los procesos y recursos celulares para la replicación del virus en otras células.

Pero esa misma habilidad para el secuestro del funcionamiento de las células es su talón de Aquiles. Su modo de acción puede ser usado para destruir la membrana que recubre el virus y protege su carga viral. Al debilitar la envoltura vírica, HA degrada el virus y su capacidad para infiltrarse en más células.

“Como el péptido inhibe el virus yendo contra su membrana, en vez de contra alguna proteína específica del virus de la hepatitis C, funciona contra un gran número de virus con envoltura vírica”, comenta Parikh. En concreto, contra todos los virus que cuentan con esta capa exterior. No todos la tienen, pero sí familias como los Flaviviridae o los paramixovirus.

Esa es la teoría, pero no estaba claro cómo esta molécula podría atacar la envoltura vírica sin hacerlo también a la membrana de las células sanas. La clave, según publican Parikh y sus colegas en la revista Biophysical Journal, está en el colesterol y otros lípidos presentes en la capa exterior tanto de virus como de células.

Sin que esté muy claro el porqué, HA “roba”, en palabras de Parikh el colesterol de la cobertura, probablemente porque lo necesite para el proceso de replicación del virus. Pero lo más prometedor es que los científicos comprobaron que este péptido detecta y distingue entre células y virus en función de este y otros lípidos.

De hecho, en los ensayos realizados por los investigadores, comprobaron que HA se unía a la envoltura vírica de varios virus como el dengue, el sarampión o el virus sincicial respiratorio, VSR, todos ellos con una capa exterior rica en colesterol y esfingolípidos. Además, al ser una membrana robada a las células, Parikh sostiene que “el virus no puede desarrollar resistencia contra el péptido porque el genoma viral no controla la envoltura vírica”.

Los resultados de esta investigación son muy prometedores, ya que abren la posibilidad de que haya en el futuro un virus activo contra varios virus, evitando además el desarrollo de resistencias. Pero aún queda un buen trecho para convertir el virus de la hepatitis C en un antivirus. El estudio se ha realizado con modelos moleculares, es decir, con compuestos químicos que se parecen a células o funcionan como virus, pero que ni son unas ni otros.

“Estos resultados abren la posibilidad de que el péptido HA pueda ser usado para detener la entrada y por lo tanto la infección de células humanas por virus recubiertos con lípidos entre los que se incluye el VIH. Sin embargo, es necesario repetir los experimentos usando virus y células reales en lugar de vesículas lipídicas”, comenta el científico de la Universidad Northwestern (EE UU), Armando Hernández García, no relacionado con el estudio. Después vendrían los ensayos con animales y, más tarde, humanos.

Para este investigador, que trabaja con virus artificiales como portadores de fármacos, esta investigación muestra que se pueden usar componentes de un virus en contra de otro o de sí mismo. Pero, para Hernández, habría que hacer muchos más estudios para despejar su principal duda: “que el péptido pudiera tener efectos tóxicos en células humanas ya que también podría interactuar con sus membranas y no solo con el virus”

Fuente : El País 

daclatasvir msal 2016imag destacada

Daclatasvir, también será comprado por el Ministerio de Salud argentino

El daclatasvir junto con el sofosbuvir serán los primeros medicamentos que siendo parte de los nuevos tratamientos para hepatitis C , más efectivos y con menos efectos adversos, serán suministrados por el Programa Nacional para el Control de las Hepatitis para las personas que se encuentran en estados avanzados y graves de la enfermedad por virus C.
Esperamos que este sea el primer paso para que todos quienes necesiten estos tratamientos puedan acceder a ellos sin inconvenientes.

A continuación el detalle de la norma para la compra del Daclatasvir

daclatasvir msal 2016 22 reducdaclatasvir msal 111 redu