Primer prueba exitosa para eliminar el cáncer de páncreas

Se trata de un avance que abre la vía al desarrollo de terapias efectivas contra este tipo de cáncer, que tiene una elevadísima tasa de mortalidad

El equipo, liderado por el doctor Mariano Barbacid, jefe del grupo AXA del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), ha logrado este descubrimiento combinando la eliminación de dos dianas moleculares (denominadas EGFR y c-RAF) relacionadas con el gen responsable de la iniciación de más del 95 por ciento de este tipo de tumores (el oncogen KRAS).

Barbacid ha insistido en que se trata de “un primer paso”, en que hay que seguir investigando, en que la aplicación de este tipo de terapias no estará disponible para humanos en un plazo de al menos cinco años, y en que por lo tanto no sirve para los enfermos que en la actualidad padecen este tipo de cáncer.

El cáncer de páncreas, es uno de los más agresivos que existen. El “adenocarcinoma ductal de páncreas” es uno de los cánceres que más se resiste a los tratamientos actuales, y en la actualidad su curación se limita a aquellos casos en los que el tumor está muy localizado y puede ser eliminado de forma quirúrgica, lo que representa menos de un 10 por ciento de los pacientes.

En Estados Unidos constituye ya la tercera causa de muerte, por detrás solo del cáncer de pulmón y el de colon, y su mortalidad supera ya en España al del cáncer de mama.
Para presentar los resultados de la investigación comparecieron hoy ante los medios de comunicación, además de Barbacid,el doctor Alfredo Carrato, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y director del Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria; y la doctora Marta Puyol, directora de Investigación de la Asociación Española Contra el Cáncer.

En el trabajo se ha comprobado también que la inhibición de las dos dianas moleculares evita la proliferación de nueve de cada diez tumores de páncreas humanos, aunque este avance se ha comprobado con modelos experimentales.
Los propios autores de la investigación han explicado que el éxito de estas terapias experimentales no es una garantía de que vaya a funcionar en pacientes, pero esa actividad se considera como un paso previo esencial para el desarrollo de ensayos clínicos.

El doctor Carrato ha lamentado que al diagnóstico del cáncer de páncreas se llega “muy tarde”, y ha incidido en la importancia del cribado de pacientes asintomáticos (cuando tienen antecedentes familiares), del tratamiento personalizado, y en la necesidad de concentrar los recursos en centros muy especializados.

” Nuestro empeño es ganar terreno a la enfermedad; es conseguir en nuestros pacientes lo que el equipo de Mariano Barbacid ha conseguido ya en ratones”, ha aseverado Alfredo Carrato.
Barbacid, quien ha insistido en que este tipo de hallazgos no deben despertar “falsas esperanzas” entre quienes hoy sufren cáncer de páncreas, ha señalado que el problema del cáncer no es matar a las células tumorales, sino conseguirlo sin causar una toxicidad elevada.

Este descubrimiento ha conseguido la regresión de esos tumores con una toxicidad “mínima”.
El reto es pasar de la experimentación con animales al humano, según el doctor Carrato, quien ha concluido que el de páncreas, aunque es un tumor poco frecuente, es el más letal de todos, y en el 95 por ciento de los casos es pronóstico es “funesto”.

Artículo relacionado:La hepatitis B puede aumentar el riesgo de cáncer de páncreas hasta en un 24%

Edición: Hepatitis 2000
Fuente:la vanguardia

Archivado en:

Etiquetas:


Comentarios (1)

Danos tu opinion

  1. Gabriel R.A dice:

    Es promisorio y alentador!!!

Deja tu comentario