Cuestionan biomarcadores específicos de fibrosis hepática

Biomarcadores específicos para la fibrósis hepática resultaron subóptimos para la detección de fibrosis significativa

El biomarcador de índice de aspartato aminotransferasa a plaquetas (APRI) y fibrosis-4 (FIB-4) puede ser insatisfactorio para la detección de fibrosis significativa y cirrosis en personas con VIH y coinfección por el VHC, según un estudio publicado recientemente en Infección .

Los métodos no invasivos para evaluar la fibrosis hepática se realizan de manera amplia y casi han reemplazado la biopsia hepática en el tratamiento de pacientes con hepatitis viral. Estos métodos no invasivos existentes se usan comúnmente en pacientes con coinfección por VIH / hepatitis C (VHC) en la práctica clínica.

Las pautas de tratamiento otorgan una importancia sustancial a la estimación precisa del grado de fibrosis hepática porque esto tiene un efecto significativo tanto en las estrategias de tratamiento como en el pronóstico en pacientes con enfermedad hepática. La elastografía transitoria es una prueba no invasiva bien validada de fibrosis; sin embargo, no está ampliamente disponible y se necesita un método simplificado de manejo de la monoinfección por VHC y la coinfección por VIH / VHC.

APRI y FIB-4 son 2 de los biomarcadores indirectos más validados de la fibrosis hepática y pueden servir como herramientas de diagnóstico. Por lo tanto, este estudio observacional y retrospectivo trató de evaluar la confiabilidad diagnóstica de estos 2 biomarcadores para la estadificación de la fibrosis hepática en personas coinfectadas con VIH / VHC en comparación con su confiabilidad diagnóstica en aquellas con monoinfección por VHC. La elastografía transitoria se utilizó como patrón de referencia.

Los resultados demostraron tasas de falsos negativos extremadamente altas de ambos biomarcadores comparados con elastografía

Entre 2013 y 2016, se incluyeron los sujetos que tuvieron acceso a la red RESIST HCV que comprende 22 hospitales y centros académicos en toda Sicilia. Se incluyeron un total de 238 pacientes con coinfección por VIH / VHC y 1937 con monoinfección por VHC. Las curvas de las características del operador del receptor midieron la sensibilidad, especificidad y precisión diagnóstica de APRI y FIB-4 como medidas para la rigidez hepática; los valores <9,5 kPa se clasificaron como fibrosis significativa y los de ³12,5 kPa demostraron cirrosis.

A diferencia de los estudios anteriores, los resultados del estudio actual mostraron que APRI y FIB-4 no eran confiables para la evaluación de la fibrosis hepática tanto en la monoinfección por el VHC como en la coinfección por VIH / VHC . El rendimiento diagnóstico de ambos biomarcadores mostró resultados subóptimos tanto para descartar una fibrosis significativa como para evaluar la cirrosis. El uso de estos biomarcadores dio lugar a tasas muy altas de falsos negativos y falsos positivos entre ambas cohortes de sujetos.

En general, los autores del estudio concluyeron que, “En consecuencia, [la elastografía transitoria] sigue siendo esencial para una evaluación adecuada del riesgo de progresión de la enfermedad, descompensación hepática y muerte, y actualmente no puede ser reemplazada, según nuestros resultados, por marcadores serológicos“.

Ref:El desempeño subóptimo de APRI y FIB-4 para descartar fibrosis significativa y confirmar la cirrosis en pacientes coinfectados con VIH / VHC y mono-infectados con VHC

Te puede interesar: Descubren un biomarcador para la insuficiencia hepática

Edición: Hepatitis 2000
Fuente:infectious disease advisor

Archivado en:


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Deja tu comentario