El teatro, como arma, para resolver conflictos de médicos y pacientes

teatro-y-saludUruguay, por Lucía Cohen* – Un médico y un director de teatro de la Universidad George Washington vinieron a Uruguay para aplicar la representación artística como un modo de generar la reflexión de los doctores sobre sus conflictos y su intento por solucionarlos.

"Esto no es Sociología", le dice una estudiante de Medicina esmerada a su novio cuando le pide que pare de estudiar un segundo para tomarse un recreo. Levanta la mirada del cuaderno, y suspira enojada.

Está convencida de que su carrera, y el papel que cumplirá en la sociedad es mucho más relevante que cualquier otro. En el futuro pensará que su especialidad es superior que las demás y que su profesionalismo trasciende el de sus colegas.

Estas creencias crean conductas que llevan a algunos profesionales a debilitar los lazos sociales, a generar problemas en los equipos de trabajo y hasta a motivar acciones legales de pacientes enojados.

Para intentar solucionar estos contratiempos, también conocidos como "conductas disruptivas", un grupo de estadounidenses aplica un remedio original: el teatro.

Y el episodio descripto arriba forma parte de una obra creada para que los médicos entiendan y discutan sus problemas.

Molière escribió obras memorables, basado en la medicina como `El enfermo imaginario` y `El médico a palos`, en las que criticaba esta materia con ironía. Pero no hace falta remontarse al siglo XVII para que la medicina y el teatro se fusionen. Existen proyectos que intentan mejorar las conductas problemáticas de los médicos a través de este arte.
Una solución original

La técnica ya fue aplicada en Uruguay. El miércoles y jueves de la semana pasada se realizaron talleres basados en una representación teatral, en la que los asistentes, profesionales de la salud, discutieron los problemas presentados intentando explicarlos y solucionarlos. El doctor Charles Samenow y el director de teatro Jeffrey Steiger, representantes del Centro para la Aplicación del Teatro en la Medicina que funciona hace poco más de un año en la Facultad de Medicina de la Universidad George Washington, visitaron Uruguay y presentaron la obra Hitos, de dos actos, introducida y mediada por discusiones acerca de los típicos problemas que los médicos tienen y le generan a sus colegas y pacientes.

En la mañana del miércoles 20, el espectáculo interactivo se realizó en el Hospital de Clínicas para un público de doctores grados 4 y 5, y jefes de servicio, mientras que la función matinal del jueves se dirigió a grados 2 y 3, residentes, posgrados, enfermeros, trabajadores sociales y psicólogos. Este taller también se desarrolló en el laboratorio Celsius ante la Sociedad de Psicología Médica y Medicina Psicosocial. Invitados por el Departamento Clínico de Medicina del Hospital de Clínicas, Samenow, director asociado para la Educación en Psiquiatría del estudiante médico en la Facultad de Medicina de la Universidad George Washington, y Steiger, ex director del programa de Teatro de la Universidad de Michigan, dirigieron esta actividad organizada por el profesor Juan Dapueto.

Los actores del staff de "paciente estandarizado" de la Facultad de Medicina, que suelen representar a enfermos en talleres y exámenes, participaron en un casting que Samenow organizó antes de aterrizar en Montevideo. Los elegidos -Roberta Sarubbo, Marcelo Conde, Félix Correa, Susana Mayer y Martín Perrone- tuvieron tres días para ensayar sus papeles. Aunque reconocieron que fueron jornadas intensas, la modalidad de esta obra -con libreto en mano- les permitió encarnar sus personajes sin mayores dificultades. El primer acto se basó en las conductas problemáticas que los médicos desarrollan durante la carrera como la adicción al estudio, la soberbia y la dificultad de equilibrar la carrera y la vida social. El segundo se concentra en los inconvenientes que surgen en los servicios de emergencia, como la dependencia de los médicos de los envíos de la farmacia, la dificultad de que doctores de otras especialidades atiendan a los pacientes, la arrogancia de los jefes y el recurrente dilema entre la profesión y la vida.En la representación que se realizó en Celsius, los actores ilustraron con naturalidad escenas que reflejan estos problemas. Algunas situaciones con las que tanto los médicos como los pacientes se podían identificar como la amargura de un cirujano obsesivo y perfeccionista que maltrata a la médica que tiene a cargo, quien repasa la lista de internados refiriéndose con asco a las enfermedades que les aquejan.
El origen.

Este proyecto surgió porque según Samenow, "era muy difícil que los médicos hablaran acerca de sus problemas". Este es un modo creativo de hacerlos pensar sobre ello en términos de contenido y de emoción. Si bien esta iniciativa comenzó hace poco más de un año, el doctor Samenow se dedica hace cinco a estudiar médicos disruptivos y Steiger hace 10 que usa el teatro en universidades para crear diálogo y cambio. Para que el acto se adecuara a los problemas locales, los doctores realizaron entrevistas vía skype con profesionales locales.

*Por: Lucía Cohen – En: El País – Uruguay – noviembre de 2013 – Nota completa

Archivado en:Inicio » Grupos de Autoayuda en Argentina » Aspectos emocionales, psicología, médico paciente » El teatro, como arma, para resolver conflictos de médicos y pacientes

Etiquetas:


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.