La recurrencia del cáncer de hígado se evitaría con un derivado de la vitamina A

Un derivado de la vitamina A evitaría la recurrencia del cáncer de hígado
Obtenido a partir de la vitamina A, el ‘retinoide acíclico’ o ‘peretinoína’ es capaz de eliminar de forma selectiva un subtipo de células madre del cáncer de hígado o hepatocarcinoma celular

Cada año se diagnostican en España en torno a 5.900 nuevos casos de cáncer de hígado, tipo de tumor que, si bien sexto en frecuencia a nivel global, se corresponde con la segunda enfermedad oncológica más letal en todo el mundo. De hecho, este tumor es responsable de cerca de 600.000 decesos anuales en el planeta, cifra únicamente superada por el cáncer de pulmón. Una elevada mortalidad que se explica, fundamentalmente, por el elevado índice de recurrencia de este tipo de cáncer. Y es que si bien los tratamientos son en principio muy efectivos y el tumor parece curado, en un gran número de casos vuelve a reaparecer. De ahí la importancia de una nueva molécula experimental que, bautizada como ‘retinoide acíclico’, ha mostrado ser muy eficaz a la hora de prevenir estas recurrencias. Y ahora, investigadores del Centro RIKEN de Ciencias Médicas Integrativas en Yokohama (Japón) han descubierto el porqué.

Como explica Soichi Kojima, director de esta investigación publicada en la revista «Proceedings of the National Academy of Sciences», «es verdaderamente destacable que el retinoide acíclico actúe de forma tan dirigida sobre un tipo de células madre del cáncer, lo que no ofrece una importante pista para reducir las recurrencias de este tipo de cáncer y, así, curar realmente a los pacientes».

Eliminar las células madre
Los investigadores llevan décadas intentando encontrar un fármaco capaz de evitar las recurrencias del carcinoma hepatocelular, tipo de tumor que supone hasta un 90% de todos los casos de cáncer de hígado. Un esfuerzo que, entre otros resultados, ha posibilitado el descubrimiento del retinoide acíclico, molécula derivada de la vitamina A que ha mostrado recientemente ser efectiva a la hora de frenar la recurrencia tumoral. Pero, ¿cómo lo hace? Pues la verdad es que no se sabe. Se ha visto que funciona, pero se desconoce el porqué.

El objetivo del nuevo estudio fue arrojar luz sobre los mecanismos que utiliza el retinoide acíclico para prevenir la reaparición del carcinoma hepatocelular. Y para ello, los autores analizaron el transcriptoma –esto es, los ARNm transcritos a partir del ADN– de células cancerígenas expuestas a esta molécula experimental. ¿Y qué pasó? Pues que comparadas con aquellas no tratadas, las que recibieron el fármaco mostraron una expresión mínima del gen ‘MYCN’, bien conocido por su sobreexpresión en los tumores hepáticos y por comprometer, y mucho la supervivencia de los pacientes.

La clave de la eficacia del retinoide acíclico se encuentra en su capacidad para actuar sobre las células madre del hepatocarcinoma celular
Pero, ¿cuál es la función de este gen ‘MYCN’? Pues para averiguarlo, los autores recurrieron a un cultivo de células tumorales genéticamente manipuladas para reducir la expresión de ‘MYCN’. Y lo que vieron es que estas células tenían alterado su ciclo celular, por lo que su proliferación se vio muy mermada. El resultado es que las células tenían una menor capacidad de formar colonias y acaban muriendo. Es más; los autores se centraron en las células madre del cáncer, esto es, aquellas capaces de sobrevivir a la quimioterapia y que acaban ‘resurgiendo’ para diferenciarse en nuevas células tumorales –lo que da lugar a una recurrencia–. Y lo que observaron fue que hay un tipo de células madre cancerígenas en el que la expresión de ‘MYCN’ es exagerada.

Como indica Soichi Kojima, «la parte más interesante de nuestro trabajo es cuando miramos a las diferentes subpoblaciones de células cancerígenas, pues nos permitió identificar un grupo específico de células madre en las que la expresión del gen ‘MYCN’ es muy elevada. Así, nos preguntamos si, quizás, la clave de la eficacia del retinoide acíclico se encuentra en su capacidad para actuar de forma dirigida sobre estas células madre del hepatocarcinoma celular».

Ya en estudios con humanos
Finalmente, los autores tomaron muestras de tumores hepáticos de pacientes tratados con retinoide acíclico tras someterse a cirugía. Y lo que vieron es que las biopsias de aquellos que recibieron una alta dosis de este compuesto experimental mostraron una baja expresión del gen ‘MYCN’.

En definitiva, parece que el retinoide acíclico –también conocido como ‘peretinoína’– elimina de forma selectiva un subtipo de células madre cancerígenas en las que hay una sobrexpresión del gen ‘MYCN’ y, así, reduce la capacidad de recurrencia del cáncer de hígado. Pero, este fármaco, ¿cuándo estará disponible en la práctica clínica real? Pues aún habrá que esperar. Pero quizás no haya que esperar mucho tiempo. Y es que en la actualidad ya se está llevando a cabo un ensayo clínico en fase III con humanos–esto es, el último estudio a partir del cual las agencias reguladoras deciden aprobar o no un fármaco– para evaluar la eficacia y seguridad de la peretinoína en la prevención de la recurrencia del hepatocarcinoma celular.

Edición: Hepatitis 2000
Fuente: ABC

Archivado en:

Etiquetas:


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.