Rockeando después de la hepatitis C

Alejandro Escovedo a los 60 años con renovadas motivaciones

Alejandro Escovedo aún no se explica cómo ha tardado tantos años en debutar en España. Muchos de sus amigos rockeros son habituales en nuestros escenarios, pero él se estrena hoy (sala Music Hall; 21.00 horas) en un pase semiacústico en compañía del guitarrista David Pulkingham. El tejano atraviesa a los 60 años una de las etapas más dulces de su carrera y el recio y eléctrico Street songs of love (2010) es una buena prueba de su renovada vitalidad rockera.

Esto de renovada vitalidad no es una figura retórica. Escovedo padecía una hepatitis C que casi se lo lleva al otro barrio. Y, como la mayoría de estadounidenses, carecía de cobertura sanitaria. Por suerte, tenía prestigio y amigos (Lucinda Williams, The Jayhawks, John Cale, Steve Earle…) que grabaron el disco de versiones Por vida. La recaudación le permitió afrontar los gastos médicos y tras ese día, su relación con la música cambió del todo. «Dejé de beber», avanza. «Y comulgo con la idea budista de que todo el mundo debe pasar por una experiencia cercana a la muerte para apreciar la vida».

«Pasé por una fase en la que me preguntaba por qué me había sucedido a mí si todos a mi alrededor bebían tanto como yo», explica. Después culpó al rock’n’roll: «Sentí que me había metido tanto en él, que al final se había llevado parte de mí». Finalmente hizo las paces consigo y con la música y la retomó con ánimos renovados. «De repente, soy un hombre con una misión real. Y creo que, a pesar de que estoy envejeciendo, aún tengo mucho que hacer», afirma con un notorio entusiasmo.

Tras las reflexiones sobre el amor que grabó con Chuck Prophet en Street songs of love, planea un disco que explique «la historia de dos personas que ven el mundo desmoronarse, que asumen que sus sueños ya no se cumplirán. Será una observación de lo mucho que ha cambiado el mundo que conocimos», explica este cantautor rockero que siempre quiso ser como esos escritores «que desvelan en su obra fragmentos de su vida y que exponen su visión del mundo».

TELONERO DE LOS SEX PISTOLS / Así lo ha hecho él a lo largo de más de 35 años. Primero en el grupo punk The Nuns, que llegó a telonear a los Sex Pistols, y más tarde impulsando un cancionero que bebe del country, el blues, el folk y los sonidos fronterizos.

Por mucho que haya tardado en debutar en España, Alejandro Escovedo es una reputada figura en su país. Y aun así, su hijo le repite cada día que el rock solo es un lenguaje para viejos: «Él está metido en el hip-hop, el graffiti, el skate… Entiendo lo que dice y no creo que se equivoque. Los raperos sí hablan su lenguaje. Una canción como Glory days de Bruce Springsteen no le dice nada. Él tiene 18 años. ¡Ya está viviendo sus días de gloria!».

NANDO CRUZ – BARCELONA – AP / MARY ALTAFFER – Nota completa en El Periódico 

Archivado en:Inicio » Varios » Famosos salud y hepatitis » Rockeando después de la hepatitis C


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.