Participación de los pacientes en la salud publica

derechos del paciente Fue presentado el octavo informe de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), subimos este artículo no para mostrar algo que sucede en España, si no en la mayoría de los países, y es una situación que quita derechos esenciales al paciente, y no colabora mejorando la calidad de vida de quien vive con una enfermedad. Hablamos del falso discurso de que el paciente es el centro del sistema. Todo en nombre del paciente pero sin el paciente, es una realidad que excluye al actor principal de un sistema de salud, a continuación la nota. – Hepatitis C 2000

El informe SESPAS 2008 pone en evidencia el falso discurso de que “el paciente es el centro del sistema sanitario“

Los autores de este informe bienal inciden en que, en estos momentos, la salud podría no ser una prioridad para los ciudadanos, porque “desde el sector sanitario no se sabe venderla, la vendemos mal“

Un total de 79 expertos en salud pública han participado en el octavo informe de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), presentado ayer ante la opinión pública, con el objeto de “colaborar y ayudar a las Administraciones sanitarias a conseguir una Salud Pública basada en la experiencia, a pensar sobre sus problemas estructurales y avanzar para que las políticas que se aplican en esta materia sean efectivas y no sólo relevantes ante crisis sanitarias“, tal como explicaron ante los medios de comunicación sus responsables, encabezados por el experto Luís Bohigas, actual presidente de la SESPAS.

Los autores de este informe inciden, entre otros aspectos, en que, en estos momentos, la salud podría no ser una prioridad para los ciudadanos, “porque desde el sector sanitario no se sabe venderla, la vendemos mal“, al tiempo que se analiza el porqué del éxito de unas políticas y el fracaso de otras.

El informe pone, asimismo, en evidencia “el falso discurso de que el paciente es el centro del sistema, algo en opinión de Beatriz González perjudica considerablemente al sistema. “A lo largo del informe y, a través de los sucesivos capítulos, demostramos como el paciente está sujeto “a una especie de despotismo sanitario, “˜todo para el paciente pero sin el paciente’, según sus palabras.

En este sentido, se alude a la responsabilidad del médico para que se cambie de rumbo sobre lo que los autores consideran uno de los principales males del sistema. “El paciente tiene que participar en las decisiones clínicas que le atañen“.

Lo que a la experta Beatriz González López-Varcárcel, una de las editoras de este documento, le parece necesario es que “el médico tiene que darse cuenta de que va a atender a pacientes del siglo XXI, no del XIX, y entender que éste ha evolucionado“. Por tanto, y en opinión de esta experta, “el facultativo no sólo necesita saber y estudiar sino también adiestrarse en una serie de habilidades que no siempre están contenidas en los libros. En este sentido, se puso el ejemplo de Reino Unido que ha hecho una auténtica revolución en cuanto a la enseñanza de la Medicina se refiere.

Sistemas de información
Otro de los aspectos sobre los que el informe SESPAS 2008 ha puesto el acento es el de los sistemas de información porque, a juicio de sus autores, “es el cemento que cohesiona el sistema de salud“, lamentando que hasta el momento, y tras años de la descentralización sanitaria todavía “no hemos sido capaces de disponer de un sistema de indicadores compatible que permita comparar unas comunidades con otras, y saber qué se está haciendo bien y qué no“, como ha expuesto la experta Beatriz González López-Varcárcel.

Como añade al respecto, otro de los editores de este informe bianual, el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública, Idelfonso Hernández Aguado, “las comunidades tienen que tener coraje de aportar sus datos cuando tengan que dar cuenta de sus indicadores, sin importarles las comparaciones, porque de lo que se trata es de aportar la mayor transparencia posible, al ser la clave de un sistema democrático“.

A Hernández Aguado no le cabe en la cabeza como a nivel europeo se están acordando indicadores para todo, mientras que a nivel interno, español, “no se pueda comparar prácticamente nada“, y así, como concluye, “no se puede avanzar ni en homogeneidad, ni en cooperación, ni en definitiva en cohesión“.

Nueve espacios en los que el INFORME SESPAS señala que es necesario intervenir
1.Gobernabilidad. Las tensiones derivadas de la descentralización de la asistencia sanitaria pública no están resueltas. En ausencia de liderazgo y capacidad institucional reconocibles, términos esenciales como cooperación y solidaridad se convierten en meras estrategias retóricas.

2.Ampliación de los márgenes de las políticas. Las políticas pueden ser “causas de enfermedad“ como los agentes biológicos, genéticos, químicos y conductuales. La epidemiología ha de incluirlas como determinantes estructurales en el estudio de problemas de salud.

3.Salud pública basada en la experiencia. Hay que revisar sistemáticamente las experiencias realizadas. El éxito con el tabaco y el fracaso con el alcohol pueden ayudar a lidiar de modo efectivo con los riesgos vinculados al tráfico y al ruido.

4.La información y la acción. Los sistemas de información son el cemento del Sistema Nacional de Salud (SNS) y se han fragmentado como efecto colateral, innecesario e indeseable de las transferencias. Se requiere un consenso nacional sobre los requisitos y funcionalidades mínimos para todos ellos, guiado por criterios técnicos y expertos.

5.Integración como eje de la acción. Falta integración entre servicios de salud pública y asistenciales, entre atención primaria y especializada, entre servicios de diagnóstico y hospitales, entre servicios sociales y sanitarios.

6.Determinación de las prioridades del sistema. Frente a la falta de evaluación en España, el ejemplo del NICE (Nacional Institute for Health and Clinical Excellence) británico puede suponer una guía.

7.Preferencias de los usuarios. Estamos lejos de lo óptimo a la hora de escuchar las preferencias de los pacientes. Los publicitados consentimientos informados pueden ser meros trámites que no informan e imponen.

8.Vigilancia de la equidad. Existen desigualdades en salud interterritoriales, ya analizadas en otros informes SESPAS, y también falta de equidad intergeneracional y con los inmigrantes “los nuevos españoles“ que en 2007 representaban ya el 10% de la población.

9.Mejora de la cooperación internacional en salud. La cooperación española se caracteriza por su dispersión y multiplicidad de proyectos. Se puede mejorar la calidad y cantidad de la ayuda.

Azprensa – mayo de 2008 – link a la notalink foto

Archivado en:Inicio » Grupos de Autoayuda en Argentina » Aspectos emocionales, psicología, médico paciente » Participación de los pacientes en la salud publica


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.