Nació la beba que sobrevivió a un trasplante hepático de su madre en plena gestación

Sobrevivió a un trasplante hepático de su madre en plena gestación. Es el sexto caso en el mundo. Aixa, una beba platense que es "milagro" mundial. Las dos en buen estado de salud

instituto medico platense trasplante hepatico higado hepatitisRomina Peralta, una platense de 29 años que cursaba el quinto mes de embarazo, sufrió una repentina enfermedad que la obligó a ser sometida a un trasplante hepático, intervención que se le practicó el mes pasado en el Instituto Médico Platense. Pese al alto riesgo de vida que corrieron ella y su beba, pudo dar a luz y según explicaron los médicos, a nivel mundial se convirtieron en el sexto caso de nacimientos exitosos entre 17 madres que recibieron trasplantes durante la gestación. La joven ya fue dada de alta y su pequeña hija se recupera en el sanatorio sin grandes complicaciones.

Romi, como la llama todo el equipo de médicos que la atendió, vive en Villa Elisa, está casada con Marcelo y es madre de otras dos niñas, Ludmila -11- y Astrid -8-. Hasta antes de quedar embarazada se ganaba la vida como empleada doméstica. "Un año antes del embarazo me detectaron hipertensión, en el cuarto mes de gestación empecé a sentirme muy mal, me descompensé y me tuvieron que internar. Cuando me desperté ya estaba trasplantada, pese a todo, en el momento que supe que todavía tenía a la beba en mi vientre, decidí pelear mi recuperación día tras día para que ella naciera bien", contó la mujer.

Carlos Quarin, que dirige el equipo médico que realizó el complejo trasplante, señaló que la paciente había ingresado a mediados de marzo pasado con una falla hepática fulminante, derivada de los medicamentos que tomaba para controlar su hipertensión crónica. La severa patología la ubicó como prioritaria en la lista de espera del INCUCAI y pudo concretar la operación en cuestión de horas.

"Al otro día de estar internada recibió un órgano cadavérico y la trasplantamos con todos los recaudos para que su bebé pudiera nacer bien. Hay que destacar el trabajo que realizó el INCUCAI, el CUCAIBA y en el Instituto la tarea de los 50 profesionales entre médicos, asistentes sociales y psicólogos que se sumaron a su cuidado", apuntó el profesional.

Con una sonrisa imperturbable, Romi aseguró que pudo salir del inesperado golpe que le dio la vida gracias a la contención de su familia, la atención de los médicos y la solidaridad de la familia del donante de su hígado. "Nunca había pensado en ese tema, pero ahora apuesto a la vida y tengo una gratitud muy grande con los médicos y los familiares del donante; quiero que sepan que no salvaron una vida, sino dos y por lo que ellos hicieron puedo estar hoy con toda mi familia", agregó la mujer.

La bebé nació el 13 de abril en condiciones saludables, pesó un kilo ciento noventa gramos gracias a que pudo desarrollarse mientras su madre permaneció internada, pese a que en marzo su posibilidad de vivir era muy baja. "Después del trasplante Romina quedó internada en el área de Obstetricia porque era una paciente de alto riesgo, no tenía líquido intrauterino. Esperamos todo lo que pudimos para que la nena fuera aumentando de peso, además tenía mayores chances de que maduraran sus pulmones. Nació con 29 semanas", explicó Marcelo Prudente, uno de los obstetras que la asistió en el parto por cesárea.

La nena se llama Aixa Karimé y según explicó Mario Benvenuto, el pediatra neonatólogo que la atiende, se encuentra bien, en una incubadora con respiración asistida y se alimenta por las vías parenteral y enteral. "Recibe todos los cuidados necesarios para un niño de bajo peso, pero evoluciona de la manera esperada", dijo el profesional.

Diario El Día – La Plata, Bs As – 20 abril de 2012 – Nota completa

Archivado en:Inicio » Argentina Hepatitis » Nació la beba que sobrevivió a un trasplante hepático de su madre en plena gestación

Etiquetas:


Comentarios (1)

Danos tu opinion

  1. edith michelotti dice:

    No sé, ante el asombro porque el ser humano realmente asombra,con su enorme caoacidad de apostar a la vida, me quedé pensando en los atorrantes que son nuestros contemporáneas que con total naturalidad empuñan un cuchillo y pegan un puntazo en el hígado, impulsados por una violencia incomprensible. A la misma hora, el mismo año, y en el mismo lugar. ¿Qué contradicción feroz verdad?