El caso que originó la investigación por cobro en trasplantes

Se relata el sistema de cobros y la desatención en el hospital

México – La primera queja que llegó a la Contraloría del Estado por el caso de cobros en el Programa de Trasplantes del Hospital Civil de Guadalajara proviene de la hija de una trasplantada que perdió la vida tras ser intervenida por Luis Carlos Rodríguez Sancho; el documento está dirigido al asesor jurídico del Consejo Estatal de Trasplantes de Organos y Tejidos (CETOT), Héctor Robles Gutiérrez, y en él se da cuenta de una supuesta negligencia médica, de la forma en que se pedían los cobros y se solicita ayuda para no tener problemas “legales y administrativos“ con Rodríguez Sancho por no contar con dinero suficiente para pagar lo que se le “debía“.

Según fuentes cercanas al CETOT y al Hospital Civil, la carta, fechada en Tepic Nayarit el 9 de mayo de 2008, fue el origen de la investigación que se sigue a Rodríguez Sancho y al programa de trasplantes.

En ella, Xóchitl Armida Zapeda Mestas solicita el apoyo de Robles Gutiérrez para “dar seguimiento al caso de la señora Xóchitl Armida Mestas Lomelí, que fue intervenida en el hospital Fray Antonio Alcalde de la ciudad de Guadalajara, el día 19 de febrero del presente año, de trasplante hepático por el doctor Luis Carlos Rodríguez Sáncho“; después de varias complicaciones tras la operación, la paciente falleció el 18 de abril del mismo año.

En la carta se relata que después de encapsular un tumor cancerígeno en el hígado de la paciente, que además padecía hepatitis C, “se iniciaron los trámites necesarios para llevar a cabo el trasplante, una serie de estudios solicitados por el médico (Rodríguez Sancho) y un depósito por la cantidad de 400 mil pesos a la cuenta en Banamex 132-7680966 a nombre de Luis Mario Rodríguez Gorjón; además de la firma de cuatro pagarés, cada uno por la cantidad de 100 mil pesos, con vencimiento cada tres meses a partir de la fecha del depósito inicial, avalados ante notario con las escrituras de una propiedad, misma que en caso de no cubrir la cantidad antes mencionada se podría hacer uso del bien para rematarlo y así cubrir el adeudo“.

El documento indica que tras la operación, la paciente permaneció 10 días en terapia intensiva y fue dada de alta “sabiendo que debería permanecer en Guadalajara por seis semanas para darle seguimiento“.

En ese lapso llegaron complicaciones, como una infección en la herida que la hizo volver una primera vez al hospital, y otra serie de factores médicos que a lo largo de dos meses la mantuvieron por intervalos en el nosocomio.

Sin embargo, en la carta se menciona que el doctor Rodríguez Sancho no volvió a aparecer para tratar a la paciente sino hasta el mismo día en que ésta murió.

En opinión de quien redactó la carta dirigida a Robles Gutiérrez, la negligencia médica se presentó cuando, a pesar de que se reportaron síntomas que al parecer no tenían que ver con el trasplante, como dolor en los oídos, falta de aire, estados de confusión constantes, temblor en las manos, boca ampollada y flemas abundantes, los médicos que atendieron a la paciente hicieron caso omiso y sólo se enfocaron a evaluar la reacción del órgano trasplantado.

“Todo lo que informaban era que las bilirrubinas iban bajando de nivel y eso era buen síntoma, por fin apareció el doctor Luis Carlos (el 17 de abril) evaluando el estado de la paciente y manifestando que su hígado iba respondiendo de manera favorable“, indica la carta.

Al día siguiente la mujer falleció, “en el acta de defunción consta como muerte choque cardiogénico, insuficiencia respiratoria aguda, acidosis respiratoria, insuficiencia renal aguda y mastoiditis; yo me atrevo a asegurar que la causa de la muerte de mi madre fue negligencia médica, falta de atención e incompetencia por parte de doctores y enfermeras de dicha institución, además del completo abandono por parte del doctor Luis Carlos Rodríguez Sancho“, señala la misiva.

La Jornada Jalisco – RAUL TORRES – 24 de julio de 2008 – Nota

Archivado en:Inicio » Varios » El caso que originó la investigación por cobro en trasplantes


Comentarios (1)

Danos tu opinion

  1. Juan Ramón Flores L. dice:

    Es triste saber que existan personas que con tanto sacrificio estudian la carretera de médicina y por unos cuantos pesos se olviden por completo del Juramento Hipócratico. pero más triste es la impunidad que se observó en este caso por parte de la Procuraduría General de Justicia y de la Contraloría del Estado, sin olvidar el indulto que dio el goberdador en turno.