Descubren proteína relacionada con obesidad y cáncer de hígado

Descubren una proteína (S100A11) relacionada con la obesidad implicada en el desarrollo del cáncer de hígado

obesidad y cáncer de hígado

Científicos de la Universidad de Ginebra – Suiza, han identificado el papel de una proteína específica en el desarrollo de enfermedades hepáticas relacionadas con la obesidad, que puede allanar el camino para la detección temprana del cáncer de hígado y a posibles nuevas terapias

Cáncer de hígado o hepatocarcinoma

Este tumor puede ocurrir en el contexto de una inflamación crónica del hígado causada por la acumulación excesiva de grasa, por lo que la obesidad es factor de riesgo importante para su desarrollo.

La dificultad para detectarlo y la falta de tratamiento específico contribuyen a la gravedad de esta enfermedad, la cual causa la muerte de más de 700.000 personas cada año en todo el mundo.

Además, con una proporción cada vez mayor de la población con sobrepeso u obesidad, es probable que la extensión de este cáncer aumente alarmantemente en las próximas décadas.

El hígado, los azúcares y las grasas

El hígado participa en el almacenamiento de azúcares y grasas de los alimentos. Si la dieta es demasiado calórica, las células hepáticas acumulan el exceso de energía en forma de grasa, una condición patológica llamada enfermedad del hígado graso.

Si la dieta es demasiado calórica, las células hepáticas acumulan el exceso de energía en forma de grasa, una condición patológica llamada enfermedad del hígado graso. La inflamación y la acumulación de tejido fibroso pueden desarrollarse e incluso provocar cirrosis o cáncer.
Estas disfunciones, inicialmente asintomáticas, a menudo pasan desapercibidas o se consideran benignas.

“Ya sabemos que un hígado graso puede inflamarse y progresar en cáncer, pero se sabe muy poco acerca de los mecanismos moleculares responsables de estas patologías”, explica Michelangelo Foti, profesor y director del Departamento de Fisiología y Metabolismo Celular de la Facultad de UNIGE. Medicina, quien supervisó este trabajo.

Red de proteínas

Células hepáticas bajo microscopía. En la parte superior, en un hígado sano, las células hepáticas se organizan normalmente. En la parte inferior, se ve una acumulación de grasa (círculos blancos). © UNIGE
Células hepáticas bajo microscopía. En la parte superior, en un hígado sano, las células hepáticas se organizan normalmente. En la parte inferior, se ve una acumulación de grasa (círculos blancos). © UNIGE

Por ello, el objetivo del estudio ha sido conocer los cambios que se producen en la expresión de proteínas específicas que pueden promover el desarrollo del cáncer, comprobando que, en ausencia de alteraciones genéticas, hay una red de proteínas que se desregula y crea un ambiente propicio para el desarrollo del cáncer.

Precisamente entre esta red, la proteína S100A11 llamó la atención de los científicos. «Primero descubrimos que S100A11 promueve la inflamación y la acumulación de tejido fibroso en el hígado y, posteriormente, vimos que cuanto más se expresaba S100A11, mayor era la gravedad del cáncer», han argumentado los expertos.

El siguiente paso va a ser generar anticuerpos específicos capaces de neutralizar la proteína y prevenir su efecto cancerígeno. Este tipo de enfoque, llamado inmunoterapia, ya ha mostrado resultados prometedores en la lucha contra varios tipos de cáncer como, por ejemplo, el melanoma.

Edición: Hepatitis 2000
Fuente:Europa Press

Referencia : BMJ journals GUT S100A11/ANXA2 belongs to a tumour suppressor/oncogene network deregulated early with steatosis and involved in inflammation and hepatocellular carcinoma development

Archivado en:

Etiquetas:


Comentarios (1)

Danos tu opinion

  1. eduardo dice:

    quisiera saber qué alimentos contienen la proteína en cuestión para poder hacer una dieta sana
    Muchas gracias

    (Paciente con Hepatitis C a los 19 años y recidiva a los 62 años, curado con Daklinza y Sovaldi en 30 días)

Deja tu comentario