Cataluña propondrá recortar los tratamientos por hepatitis C crónica

La consejería de Salud planteará poner un tope a la “facturación” en la compra e indicación de los medicamentos que curan esta infección. Los planes han concitado el rechazo de sindicatos y pacientes.

Según ha podido saber Crónica Global, el departamento que dirige de forma interina David Elvira, director del Servicio Catalán de Salud (CatSalut), formulará la propuesta en una reunión del consejo de dirección de la aseguradora pública el próximo miércoles.

La iniciativa supondría un ahorro notable para la consejería, pues los tratamientos contra el tipo C de la hepatitis cuestan cerca de 6.000 euros por paciente. No obstante, enfermos y sindicatos defenderán ante Elvira que todo el mundo tiene derecho a un tratamiento.

“Éxito”

Fuentes cercanas a Ascat, la Asociación Catalana de Enfermos de Hepatitis C, han hecho hincapié en el elevado porcentaje de éxito de los tratamientos y en el recorte de su precio en los últimos años.

“Cuando empezaron en España a finales de 2014 y principios del 2015, el precio era elevadísimo. Ahora, con ocho semanas y por unos 6.000 euros se puede sanar a un paciente si no presenta una fibrosis elevada en el hígado”, han indicado miembros de la entidad.

Oficialmente, Ascat asegura desconocer los planes de Salud, que “chocarían” con el trabajo realizado hasta ahora.

“El pasado junio hubo una reunión interdepartamental presidida por la ministra Dolors Montserrat. Tras la misma, en septiembre, la consejería se comprometió a erradicar la dolencia en 2030”, ha indicado la presidenta de la asociación, que ha preferido no hacer valoraciones oficiales.

“Los más graves”

Fuentes del sector médico han indicado que, en efecto, las intenciones del departamento son claramente presupuestarias. “Salud ha financiado el tratamiento en los últimos años del Sovaldi, fabricado por la farmacéutica Gilead. El plan catalán ha sido un éxito y la mayoría de enfermos más graves se han curado”, han subrayado.

“Ahora, por lo que parece, el departamento busca poner un límite a la facturación para priorizar el tratamiento de las fibrosis más avanzadas. De hecho, un enfermo de hepatitis C puede estar cinco o seis años sin evolución. Tiene cierto sentido el ahorro”, han agregado.

Voces sindicales del mundo sanitario han rechazado de plano esta explicación y han exigido un “esfuerzo” de la consejería para acabar de curar a todos los afectados. Han recordado que ya hay alternativas al Sovaldi, y que los tratamientos se iniciaron en España “tras una larga lucha”.

“Olvidados”

Pacientes de esta enfermedad han lamentado también que siempre sean “los olvidados” de las enfermedades infecciosas.

“La Marató de TV3 trató este año estas dolencias. A nosotros nos reservaron un rinconcito. Parece que luchar contra el sida sea más noble, cuando todas las personas merecemos la posibilidad de curación sea cual sea nuestra infección”, han remachado.

Cabe recordar que la hepatitis C es una enfermedad vírica que puede ser aguda o crónica. Se transmite a través de la sangre, habitualmente por intercambio de jeringuillas de drogas inyectable o transfusiones de sangre realizadas en condiciones poco higiénicas. En España, el 1,19% de las personas la sufre.

“Hay mucha gente mayor afectada, pues en el pasado existía la figura del médico que iba de casa en casa esterilizando material por medio de la ebullición. Ello contribuyó a propagar una enfermedad que varios planes de salud dan por erradicada en los próximos años”, han concluido fuentes médicas.

Fuente: https://cronicaglobal.elespanol.com

Edición: Hepatitis2000.

Archivado en:

Etiquetas:


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.