Hepatitis C, silencioso gancho al hígado de yucatecos

En 2005 sólo había registro de cinco casos en el IMSS, pero la cifra se ha incrementado; muchos casos se mantienen en cifra "negra"

yucatanMérida, Yuc.- Ante las escasez de pruebas en el estado para diagnosticar la hepatitis C y la escasa información sobre esta enfermedad asintomática, en los últimos años se ha registrado un mayor número de personas con este mal. En México existe un sub-registro de casos de este padecimiento, por lo que la mayoría de los pacientes, cuando acuden al médico, tienen males como la cirrosis en etapas graves.

La gastroenteróloga del hospital "Ignacio García Téllez", T-1, Brenda Herrera Chi, señaló que hasta 2005 sólo tenían registro de ocho personas con este padecimiento, pero se ha incrementado debido a que llegan más pacientes con cirrosis o a donar sangre, y se detecta que tienen la enfermedad.

Herrera Chi explicó que la hepatitis C produce una infección aguda asintomática, que se hace crónica en el 70 por ciento de los casos.

"Esto genera un nivel de vida deficiente para los pacientes y sus familiares, ya que causa complicaciones graves, como la cirrosis, que es una de las principales causas de muerte en el país", subrayó.

La especialista señaló que "el problema radica en que al ser una enfermedad asintomática, hasta por 15 años, no se detecta a tiempo, por lo que muchos pacientes llegan en un estado avanzado de cirrosis, cuando el mal y el daño causado es irreversible, por lo que es necesaria la difusión de este padecimiento".

Indicó que quienes están en riesgo de padecer esta enfermedad son las personas que hayan estado sometidas a diálisis renal durante mucho tiempo, que tienen contacto frecuente con sangre en su trabajo, por ejemplo, un empleado de salud, o a quienes les hicieron un tatuaje o acupuntura con instrumentos contaminados.

También las personas que tienen relaciones sexuales sin protección, quienes se inyectan drogas o comparten agujas con alguien que tiene hepatitis C y quienes recibieron una transfusión de sangre antes de julio de 1992.

Amarillamiento en la piel

La hepatitis C es una enfermedad viral que genera hinchazón o inflamación del hígado. La mayoría de las personas que estuvieron recientemente infectadas con este mal no tienen síntomas, y alrededor de uno de cada 10 presenta amarillamiento de la piel.

De los pacientes, la mayoría presenta infección prolongada por este virus. Si la infección ha estado presente durante muchos años, el hígado del paciente puede tener cicatrización permanente, lo cual se denomina cirrosis.

Cabe señalar que los siguientes síntomas que se pueden presentar son la inflamación y el dolor abdominal, así como heces pálidas.

También se puede desencadenar fatiga, fiebre, picazón, náuseas y vómitos. En muchos casos es posible que no haya síntomas de la enfermedad hasta que se presente la cirrosis, entonces se determina que la causa fue la hepatitis C, la cual no se cura y requiere tratamiento de por vida.

Desconocen mal

En México por cada persona portadora de VIH/sida, existen 4.8 personas con hepatitis C.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud  2000 existen 1.6 millones de personas con el virus C de la hepatitis, muchas de ellas, sin saberlo y sin tratamiento.

Por Coral Díaz – En Sipse – México – Noviembre de 2012 – Nota completa

Archivado en:Inicio » Hepatitis C (HCV) » Hepatitis C, silencioso gancho al hígado de yucatecos

Etiquetas:


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.