Una vacuna terapéutica podría mejorar la eficacia del tratamiento estándar contra la hepatitis C – EASL 2012

Algunos casos de trombocitopenia y uno de aplasia medular podrían comprometer su desarrollo

la-vacunaUn estudio presentado en el 47 Encuentro Anual de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado (EASL 2012), celebrado recientemente en Barcelona (España), ha mostrado buenos resultados de una vacuna terapéutica en investigación contra el virus de la hepatitis C (VHC).

La vacuna terapéutica, conocida como TG4040 y propiedad de la compañía francesa Transgene, ha sido diseñada para estimular el sistema inmunitario contra el VHC al combinarse con interferón pegilado. TG4040 está basada en un vector MVA (vacuna de Ankara modificada, en sus siglas en inglés) que contiene secuencias que codifican las proteínas NS3, NS4 y NS5B del VHC de genotipo 1b.
El presente estudio, de fase IIb y abierto, incluyó a 153 personas monoinfectadas por VHC de genotipo 1, de las cuales el 80% presentaban el subtipo 1b. La mayoría de voluntarios eran hombres de etnia blanca y la edad media era de 43 años.

Aproximadamente una cuarta parte de los participantes tenían el genotipo favorable CC de la interleuquina 28B (IL28B), que se asocia con una mejor respuesta a tratamientos basados en interferón. El 10% de las personas que recibieron la vacuna tenían fibrosis avanzada (estadio F3), mientras que en el grupo control sólo una persona presentaba dicho estadio fibrótico.

Los participantes fueron distribuidos aleatoriamente en tres grupos en proporción 2:2:1. Los tres grupos recibieron 48 semanas de tratamiento estándar basado en interferón pegilado y ribavirina. Además, en los dos primeros grupos (que contaban, cada uno de ellos, con el doble de participantes que el tercero) se administraron seis dosis de la vacuna. Mientras que en un grupo las dosis se administraron a partir de las cuatro semanas del inicio del tratamiento, en el otro se empezaron a utilizar 12 semanas antes de comenzar con la terapia anti-VHC.

El objetivo principal del estudio fue la tasa de respuesta virológica precoz (RVP) completa, es decir, la carga viral indetectable del VHC a las 12 semanas de iniciar el tratamiento estándar.
TG4040 fue capaz de reducir, por sí sola, la carga viral del VHC en más de 0,5log UI/mL en un porcentaje superior al 43% de los pacientes del grupo en el que se administró antes de empezar la terapia estándar.
Según un análisis por intención de tratamiento, las tasas de RVP completa fueron del 44% en el brazo con vacuna administrada tras el tratamiento y del 62% en el grupo con administración precoz. En el grupo control, el porcentaje fue del 29% (diferencia estadísticamente significativa).

En el análisis de los pacientes evaluables, las tasas de RVP completa fueron, de forma respectiva, del 46%, 64% y del 30%.

A la semana 24, según el análisis por intención de tratamiento, el 67% de los participantes que recibieron vacunación tardía, el 76% de aquellos con vacunación precoz y el 65% de los no vacunados tenían carga viral indetectable.

Las tasas de interrupción fueron relativamente elevadas: del 40% en el grupo con vacunación tardía, del 34% en el grupo que recibió vacunación precoz y del 35% en el grupo control, siendo la causa más frecuente el fracaso virológico a las semanas 12 o 24.

La mayoría de participantes experimentaron efectos adversos; los más habituales fueron los asociados con interferón.

El 33% de las personas con vacunación tardía y el 59% de aquellas con vacunación precoz presentaron efectos adversos atribuibles a la vacuna, tales como picor o hinchazón en el punto de inyección.
El 11% de los participantes a los que se administró la vacunación tardía, el 10% de los que recibieron la vacunación precoz y el 6% de los controles interrumpieron el tratamiento debido a efectos adversos.
Tres personas que recibieron la vacuna experimentaron trombocitopenia grave y una desarrolló aplasia medular.

El objetivo principal del estudio -mejorar la RVP completa- fue alcanzado en el grupo de personas que iniciaron la vacunación 12 semanas antes del tratamiento estándar anti-VHC.
Los investigadores consideraron que la vacuna mostró, además, un buen perfil de seguridad. Sin embargo, los tres casos de trombocitopenia y el de aplasia medular -efectos secundarios graves- deberían llamar a la prudencia, ya que la aparición de acontecimientos adversos graves en estudios de tamaño reducido puede frenar el desarrollo de un fármaco o vacuna por motivos de seguridad.

Por Francesc Martínez – 25/04/2012 – Fuente: Aidsmap / HIVandHepatitis – Publicado por Hepatitis 2000bajo Copyleft de Gtt-VIH – Nota completa
Referencia: Wedemeyer H, Janczewska E, Wlodzimierz M, et al. Significant Improvement of Complete EVR in HCVac Phase II Clinical Trial When Adding TG4040 Therapeutic Vaccine to PegIFNa2a and Ribavirin. 47th International Liver Congress (EASL 2012). Barcelona, April 18-22, 2012. Abstract 1403.

Archivado en:Inicio » Hepatitis C (HCV) » Una vacuna terapéutica podría mejorar la eficacia del tratamiento estándar contra la hepatitis C – EASL 2012

Etiquetas:


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.