Mensaje a los trasplantados

Soy el  Médico Miguel Palacios Celi, trasplantado de Hígado No 48, del Hospital Nacional “Guillermo Almenara Irigoyen“ de Es salud en Lima, Perú. Tengo dos años con el nuevo Injerto, mi  Trasplante fue por un cuadro de Fibrosis Hepática complicada con  Hepato carcinoma.

Hice mi cola dos años en la lista de Espera, como todos  y cuando ya agonizaba, me trasplantaron, el mismo que  fue impecable y sin mayor novedad, demoró 14 horas, estuve dos días en la UCI y luego unos 5 días en piso, me reintegré a trabajar a los 2 meses y medio, como ginecólogo.

Han pasado dos años de mi trasplante y cuando pensábamos que habíamos recuperado la felicidad“¦ ¡El tiempo detuvo su marcha! Y  empezó a devolvernos  al pasado!

Poco a poco me volvía ictérico, cetrino, enflaquecía, perdía apetito, disminuía la libido, orinaba oscuro, perdía pelo, me fatigaba al subir escaleras, sufría de cefalea, insomnio, edema de piernas, todos los días me miraba al espejo negándome a creer lo que mi esposa decía“¦ “estás mal“, “estas amarillo, feo, viejo, calvo““¦ ¿Qué está pasando Dios Mío?    .

Acudimos al Servicio de Trasplante, los médicos evaluaron el caso, me sacaron sangre, Hicieron la biopsia hepática, realizaron una lectura rápida de la lámina y con la mirada desolada me comunicaron que  las Transaminasas estaban 16 veces encima de lo normal, la GGTP estaba 36 veces más alta, la Bilirrubina había trepado  11 veces más de lo normal, los conductillos biliares estaban destruidos en un porcentaje mayor al 50%, la colestasis biliar anegaba los espacios Porta, los médicos con el rostro adusto me miraban casi con pena, con lástima más que con enfado, también estaban enfadados y  lentamente el médico Félix Carrasco, me comunicó el  diagnóstico“¦

Doctor- me dijo- obsequiándome un generoso respeto- dada mi condición de médico-, tiene Ud. ¡Un Rechazo  ductopénico del Hígado“¦un rechazo Crónico del Hígado!… ¿rechazo doctor? -dije-.

¡Si un Rechazo mixto, con base inmunológica e isquémica, casi irreversible del Hígado!-continuó diciendo- y con tono sombrío aseveró“¦ ¡Ud. Ha echado a perder su Hígado!

¿Yo doctor?, dije con voz temblorosa, pero“¦ ¿Cómo? … ¡Imposible!, Debe haber algún error, el Médico continuó diciendo que No había equívoco, Dijo además,  que la recuperación era casi un milagro, que con un  poco de ayuda divina, altísima medicación  inmunosupresora, tiempo, paciencia, reposo“¦ tal vez, se podría recuperar en algo la función hepática… Me sentí como esas alondras heridas, que huyen sin dejar huellas por los densos bosques de la melancolía, buscando refugio, en el refugio  de los cobardes“¦ ¡la amnesia y el llanto!

El tejido injertado había empezado a deshilacharse y pude ver en esas horas las caritas asustadas de mis hijas, sus ojos llorosos, sus silencios, sus labios temblorosos, sus gargantas atragantadas de lágrimas, pude sentir en carne viva el llanto desesperado de mi corajuda y guapa mujer, pude sentir en el alma el llanto vivo de mis padres, ya ancianos“¦y me sentí un necio, un villano.

Era un Trasplante ejemplar, estaba reintegrado a la Sociedad, a la familia, a la Vida, me creía sano, casi un  semi-dios, ahora reptaba enfermo, con el rechazo a cuestas, casi como un  gusano.

Amigos Trasplantados del Mundo

Me he visto impelido a profanar la privacidad de esta experiencia, caminar por el callejón oscuro de la vergüenza y respirar  de nuevo el suplicio de la muerte, cuando Tan fácil hubiese sido para la familia, que yo hubiese seguido  al pie de la letra las Indicaciones de los Médicos, de la Enfermera, de la Nutricionista, de la Asistenta Social.

¡Dios Mío!…tan fácil hubiese sido, tomar a diario las medicinas- sin olvidar ninguna- en la hora indicada, en ayunas, con agua, respetando los horarios y los minutos, tan fácil hubiese sido evitar algunos alimentos, algunas actividades, tan fácil hubiese sido leer mi manual de trasplantado, acudir a mis citas, sacarme los análisis, entrar al Hospital con mi mascarilla, cargar mi pastillero, consultar cualquier duda, asistir a las reuniones convocadas, lavarme las manos, cepillarme los dientes, no comer alimentos callejeros, hacer reposo, dormir bien“¦¡Tan fácil hubiese sido ser obediente, humilde, respetuoso, ordenado, es decir“¦ un buen paciente! .

Me queda tan sólo, la intima convicción que este modesto y vivo  mensaje preventorio llegue a la inmensa mayoría de Uds., para que no se  dejen vencer por la rutina de los días, los meses y los años, para que recuerden que son Trasplantados por Dios y los Cirujanos,  para que no olviden el aire, con el que nos acostábamos y levantábamos a diario, temiendo morir anegados por la ascitis y la  hematemesis, para que recuerden que los héroes epónimos de un Trasplante, truecan en villanos cuando olvidan que son pacientes hasta su muerte.

El Nobel Portugués José Saramago nos dijo alguna vez.
¡La derrota, tiene su aspecto positivo“¦Nunca es definitiva!
¡La Victoria, tiene su aspecto negativo“¦Jamás es definitiva!“¦ hay que cuidarla.
Cuiden su victoria, cuiden su Órgano, porque pueden pasar de un Trasplante impecable al fracaso de  un Rechazo Crónico y así las sombras de una grandeza pasada, pueden quedar  reducidas a escurrajas, desechos y desperdicios.

Los rasgos de nobleza  que nos caracteriza, no debe enfangarnos en el rencor y la desesperación, cuando por nuestros  yerros,  la  adversidad nos lance el  zarpazo de un rechazo, pues  nosotros, es tanto lo que amamos a la Vida, que el perderla es el peor de los males, como dijera Unamuno.
¡Cuiden su órgano trasplantado“¦cuiden su Trasplante!,
Recuerden a Leonardo Da Vinci, cuando sentenció“¦El que no aprecia la Vida“¦ ¡No la merece!

Gracias.
Por Miguel Palacios Celi, enviado a Hepatitis 2000 para su publicación enero 2011

Archivado en:Inicio » Trasplante de hígado, donación de hígado » Mensaje a los trasplantados

Etiquetas:


Comentarios (3)

Danos tu opinion

  1. Marco Antonio Valderrama dice:

    Me imagino ya no esta entre nosotros mi caso es distinto cuando estuve listo para ser transplantado se me presento una trombosis portal y salí de la lista de espera actualmente llevo 6 años de saber que era portador de VHC y hoy solo avanzan los dias y me deterioro lentamente aun asi creo que es una bendicion de Dios y ojala mejore de mi trombosis para poder regresar pero los doctores me han pronosticado que no tengo opciones para regresar a la lista de espera aun asi confio en Dios y espero su divina voluntad

  2. Jorge Salazar dice:

    Querido Doctor: Le escribo con el propósito central de agradecerle este preciosísimo mensaje. Definitivamente me ha hecho reflexionar muchísimo sobre el tema. Yo fui trasplantado el 30 de noviembre del 2010, soy de Guatemala, el trasplante lo tuve que realizar en Buenos Aires, pues en mi país aun no lo tenemos al alcance. Mi donante fue mi hijo, quien gracias a Dios esta en perfectas condiciones.

    Gracias a Dios y a usted he tenido la bendición de leer este mensaje que usted tan generosamente nos ha regalado y compartido. Como se imaginará a mi en lo personal me ha caído de perlas el enterarme de su comunicación. Estoy seguro que Dios me ha permitido descubrirlo en el boletín informativo pues aparece como un articulo secundario y debiera estar en primera plana.

    Le deseo compartir y comprometerme con su persona que este hermosos gesto suyo de permitirnos entrar a la intimidad de su vida no pasará inadvertido en mi propia vida y lucharé con todas mis fuerzas por difundirlo entre varias personas que conozco que han sido, están programadas a serlo o están en comunicación con personas ligadas muy cercanas al tema de ser receptores de un trasplante hepático. Así es que una vez más Gracias por su hermoso gesto, también gracias por el estilo precioso y las palabras tan bellas que utiliza para trasladarnos su experiencia.

    Que dios lo bendiga

  3. maria henriquez castillo dice:

    hola doctor, me llamo maria henriquez castillo soy de chile y soy transplantada de higado, en este momento estoy pasando por algo parecido alo suyo, me transplantaron el dia 03 de septeimbre de 2005, por culpa de una falla hepatica fulminante despues de haberme embarazado de gemelas, cuando desperte, estaba transplantada de higado y mi vida habia girado en un 200 %, mi vida era completamente sana ahora vivo cada dia de mi vida como si fuera el ultimo, tengo 3 hijas hermosas una tiene 16 años y mis gemelas que tienen 6 añitos,yo tengo 37 años y voy a cumplir 6 años trans. ahora me encontraron las transaminasas demaciado altas, tengo colestasis y realmente me paso como a ud. por un momento me crei dios y olvide tomar mis remedios y me confie soy una mala agradecida de dios, del joven que me dono el higado y de los doctores, cuando lei su nota me senti muy identificada, me gustaria saver como esta usted y seguir comversando, por que no es facil conversar de esto con otra ´persona, espero sigamos en contacto