VIH, la hepatitis C y sexo

Transmisión del VIH

Cada año, en todo el mundo la transmisión sexual del VIH es responsable de la mayoría de las nuevas infecciones por este virus.

Se conocen bien las vías de transmisión del VIH. El virus está presente en sangre, semen, fluidos genitales y leche materna.

El riesgo de transmisión sexual se ve reducido, en gran medida, por el uso de preservativos durante la práctica del sexo.

Los distintos tipos de prácticas sexuales acarrean distintos riesgos. Por ejemplo, el "body rubbing" y la masturbación mutua tienen un riesgo cero, el sexo oral tiene un riesgo reducido y el sexo anal o vaginal sin el uso de preservativo es una práctica de alto riesgo. Una mayor carga viral de la pareja con VIH aumentará todos esos riesgos y una menor carga viral, o un nivel indetectable, los reducirá.

Otras infecciones de transmisión sexual (ITS), como herpes, gonorrea y sífilis, aumentan el riesgo de transmitir el VIH. Esto se debe a que aumentan la cantidad del virus en los fluidos genitales así como la capacidad de infección de la pareja con VIH. Las ITS en una pareja sin VIH la hacen más vulnerable a la infección por este virus.

Toda esta información es importante cuando se habla del VHC.

Transmisión del VHC

El riesgo de transmisión sexual del VHC es muy reducido en parejas heterosexuales monógamas sin VIH (en las cuales un miembro tiene este virus), pero es mayor en el caso de hombres gay con VIH.

No está claro el mecanismo que subyace en la transmisión sexual entre hombres gay con VIH.

El VHC se adquiere, principalmente, cuando la sangre infectada de una persona penetra en el cuerpo de otra. Aunque se ha encontrado virus de la hepatitis C en semen y flujo vaginal, no está claro si esto es infeccioso.

El sexo puede ser más arriesgado si implica exposición a sangre. Esto podría deberse a la práctica de un sexo más prolongado y más enérgico, sexo anal, "fisting" (penetración anal con el puño), sexo con una mujer durante la menstruación y sexo en grupo. Los condones y los guantes de látex reducen estos riesgos.

Cuando existe coinfección por VIH/VHC, la transmisión sexual del virus de la hepatitis C parece ser distinta en el caso de hombres gay y de parejas heterosexuales.

Transmisión heterosexual del VHC

El riesgo de transmisión heterosexual del VHC en personas que no tienen VIH es muy bajo.

Un estudio que realizó el seguimiento de casi 900 parejas heterosexuales monógamas no registró ninguna infección por VHC a lo largo de 10 años. Por lo general, el riesgo se considera inferior al 1%.

These couples did not use condoms, but also did not have anal sex or have sex during menstruation. The mechanism for this protection is likely to be through reduced exposure to blood-to-blood contact, but is not clearly understood.

Transmisión sexual del VHC en hombres gay con VIH

En el Reino Unido, se han registrado casos de transmisión sexual del VHC a hombres gay con VIH desde 2003.

Asimismo, se ha registrado un vínculo similar entre transmisión sexual del VHC y hombres gay con VIH en otras ciudades europeas y estadounidenses. El VIH constituye claramente un factor importante, ya que, al menos hasta ahora, no se registran con tanta frecuencia casos nuevos de transmisión sexual del VHC en hombres gay sin VIH.

Otros factores de riesgo en hombres gay son:

  • Relaciones sexuales anales sin protección (sin el uso de condones).
  • Práctica de sexo "más duro", fisting, sesiones más prolongadas y compartir juguetes sexuales.
  • Sexo en grupo.
  • Uso de algunas drogas recreativas.
  • Tener otras infecciones de transmisión sexual.
  • Entre algunos grupos de hombres gay, muchos de los cuales conocen parejas por Internet.

Aún existe una falta de información clara sobre la transmisión sexual del VHC entre hombres gay con VIH.

Cristal meth, éxtasis, cocaína e infección por VHC

Aunque el sexo parece constituir la fuente de la infección, entre los hombres con VIH que practican sexo con hombres, el uso de drogas no inyectables aumenta el riesgo.

Esto incluye "drogas de fiesta", como cristal meth, cocaína y éxtasis. La inyección de cristal es una práctica de tan alto riesgo como la inyección de cualquier otra droga.

Estas drogas pueden bajar las defensas de tu sistema inmunológico, de modo que podrías ser más vulnerable a la infección por VHC.

I-base – 17 de julio de 2008 – Nota

Archivado en:Inicio » Coinfección HIV Sida y Hepatitis » VIH, la hepatitis C y sexo


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.