Vacunas para los profesionales de la salud

vacunas La importancia de conocer el calendario de vacunación recomendado para adultos y profesionales de la salud con el objetivo de prevenir posibles contagios de enfermedades infectocontagiosas.

Objetivos principales

Proteger a los trabajadores de la salud de los pacientes infectados, y a su vez proteger al paciente de los trabajadores de la salud infectados.

Para ello debemos:

– Analizar el calendario recomendado para adultos sanos
– Analizar el calendario recomendado para adultos con patología de base (patologías preexistentes)
– Recomendación pre-exposición a un accidente profesional y enfermedades inmunocomprometidas
– Recomendación pos-exposición y enfermedades inmunocomprometidas

Inmunizaciones recomendadas

– Hepatitis B
– Hepatitis A
– Influenza
– Sarampión
– Rubéola
– Paperas
– Varicela

Vacunación de Adultos

La recomendación para adultos sanos es la siguiente:

– Doble Adultos (Difteria-Tétanos) cada 10 años
– Triple Viral (Sarampión-Rubéola-Paperas) Se aplican 2 dosis para los nacidos luego de 1957
– Influenza en especial para adultos mayores de 50 años
– Anti Neumococo (Meningitis- Neumonía) para mayores de 65 años

Varicela

La vacuna es realizada a virus atenuado, y está indicada para adultos que no padecieron la infección documentada por serología

Vacuna Influenza

Es una vacuna inactivada, de administración anual para todos los trabajadores de la salud por su contacto con personas de riesgo a complicaciones.

Está indicada para:

– Personas con riesgo a complicaciones
– Niños de 6 meses a 5 años
– Niños y adolescentes que reciben aspirina crónicamente
– Mujeres embarazadas
– Niños y adultos con enfermedades crónicas
– Niños y adultos con enfermedades que comprometen la función respiratoria

Sarampión-Rubéola-Paperas

La vacuna es realizada a virus atenuado. La aplicación es de 2 dosis con intervalos de 4 semanas para los nacidos luego de 1957.
Deben vacunarse los trabajadores de la salud que no puedan documentar 2 dosis.

Hepatitis B

Es la infección de adquisición más frecuente en los trabajadores de la salud.
La prevalencia se incrementa en relación a los años de ejercicio profesional.
El riesgo de adquirir Hepatitis B es de 10 1 20 veces mayor en los profesionales de la salud que en la población general.

PREVENCIÓN = VACUNA

Riesgo de contagio de Hepatitis B

– Alta probabilidad de transmisión (30%) posterior al contacto percutáneo o mucoso.
– 5 al 10% de los portadores del HBSAG (antígeno de superficie) desarrollan infección crónica o cirrosis.
– Los pacientes con cirrosis debido al virus B tienen 300 veces más probabilidad de cáncer hepático que los no infectados.
Recordemos que en el caso de la vacuna de la Hepatitis B no es necesario testeo anterior de anticuerpos previo a la vacunación.
El testeo de anticuerpos posteriores a la vacunación está restringido a trabajadores en contacto con infectados o sangre.
No se recomiendo testeo posterior periódico ya que la vacuna actúa como “booster“ es decir que al contacto con el virus B se reactivan los anticuerpos.
La vacuna de la Hepatitis B tiene las siguientes características:

– Está desarrollada por ingeniería genética.
– Confiere alta inmunogenicidad mayor al 90%
– Alta eficacia. Es muy segura.
– Esquema recomendado completo de 3 dosis: 0-1-6 meses.

Conclusión:

Tenga siempre a mano su carné de vacunación.
Aplíquese las vacunas recomendadas para Ud. como profesional y para su asistente.
Si tiene alguna condición de base (patología preexistente) consulte a su médico.
Vacune a su familia con las vacunas recomendadas para cada edad.

Dra. A. Mirta Sued: Directora de la Escuela de Prevención y Educación para la Salud CAO.
IntraMed – 06 de Agosto de 2008 – Nota

Archivado en:Inicio » Varios » Vacunas para los profesionales de la salud


Comentarios (1)

Danos tu opinion

  1. viviana dice:

    Hola mi pregunta tiene que ver con la posiblidad que a los trabajadores de la salud se les haga el analisis para deteccion de hepatitis c igual que con el HIV en forma no obligatoria dado que es un grupo de riesgo expuesto a contaminacion con agentes infecciosos.