¿Una cura para el fallo hepático?

Una impresionante investigación llevada a cabo por un equipo científico de Gladstone Institutes y la Universidad de California, ha descubierto un modo de transformar células de la piel en células hepáticas. ¿Una cura definitiva para la insuficiencia hepática? Conozcamos un poco más sobre los pormenores de esta importante noticia.

Un método esperanzador

enfermedades_del_higadoEl magnífico procedimiento podría implicar un tratamiento efectivo para salvar vidas. Este método regenerativo presenta un aspecto aun más esperanzador para la salud hepática. El hecho de que estas células se hayan trasplantado previamente a animales de laboratorio con imitación de la insuficiencia hepática y no hayan perdido su capacidad de reproducción es un gran logro.

El estudio del equipo de Gladstone y California puede ser un punto de inflexión en la medicina regenerativa, y más teniendo en cuenta que hasta el momento los intentos tuvieron muchas dificultades para obtener “células supervivientes“. Con “supervivientes“ nos referimos a la capacidad de mantenerse vivas una vez trasplantadas al tejido hepático. Hasta ahora, la única opción de solución ante un fallo hepático complejo era un trasplante de hígado delicado y muy costoso.

El investigador Sheng Ding explicó que estudios anteriores trataron de reprogramar células de la piel para transformarlas en algo similar a células madre pluripotentes para usarlas como células del hígado. La clave de la nueva investigación está en la comprobación de que, según los científicos, las células de la piel se empiezan a transformar en células hepáticas en funcionamiento y al cabo de pocas semanas, empieza su transformación con resultados positivos.

¿En qué consistió la investigación?

La importante investigación se basó en trabajar con una serie de genes de reprogramación y algunos compuestos químicos que transformasen células de la piel en otras similares a las células madre del endodermo. Estas células se caracterizan por tener altas probabilidades de adaptarse y madurar en algunos de los principales órganos, entre ellos, el hígado.

La prueba inicial se realizó implantando estas células en el hígado de ratones. Se controló el proceso de medición de genes y proteínas del hígado durante nueve meses con resultados alentadores. Al cabo de este tiempo, las células se estaban regenerando y eran funcionales. Todo apunta a que estos expertos pudieron haber encontrado una fórmula exitosa para la regeneración del tejido hepático.

En: Ojo científico – 02 de abril de 2014 – Nota completa

Archivado en:Inicio » Varios » Ultimos titulares » ¿Una cura para el fallo hepático?

Etiquetas:


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.