Trasplante de hígado

Nombres alternativos

Trasplante hepático; trasplante del hígado

Definición

Es la cirugía que se realiza para reemplazar un hígado enfermo por un hígado sano.

Descripción

Los trasplantes de hígado se han convertido en un procedimiento común en todo el mundo.

Un hígado sano se obtiene de un donante que haya muerto recientemente, pero que no haya sufrido lesión hepática. El órgano sano se transporta en una solución salina refrigerada, que lo conserva hasta por 8 horas, permitiendo de este modo realizar las pruebas necesarias para determinar la compatibilidad entre el donante y el receptor.

El hígado enfermo se extirpa a través de una incisión hecha en la parte superior del abdomen. El nuevo hígado se coloca en su lugar y se conecta a los vasos sanguíneos y los conductos biliares del paciente. Esta operación puede durar hasta 12 horas y requiere grandes volúmenes de transfusiones de sangre.

En algunos casos, donantes vivos dan una parte de su hígado para un trasplante en otra persona, a menudo un miembro de la familia o un amigo. Esto ofrece algo de riesgo al donante debido a la naturaleza de la operación, pero dado que el hígado se puede regenerar por sí mismo hasta cierto punto, ambas partes terminarán con sus hígados funcionando bien después de un trasplante exitoso.

Indicaciones

Un trasplante de hígado se puede recomendar en caso de:

  • *Daño hepático (como cirrosis o cirrosis biliar primaria)
  • *Infección activa prolongada (hepatitis)
  • *Coágulo en la vena hepática (trombosis)
  • *Defectos de nacimiento en el hígado o conductos biliares (como atresia biliar)
  • *Trastornos metabólicos asociados con insuficiencia hepática (como la enfermedad de Wilson)

La cirugía de trasplante del hígado no se recomienda a pacientes que tengan:

  • *Enfermedad renal, cardíaca o pulmonar
  • *Diabetes insulinodependiente
  • *Otras enfermedades potencialmente letales

Riesgos

Los riesgos que implica cualquier tipo de procedimiento con anestesia son:

  • *Reacciones a los medicamentos
  • *Problemas respiratorios

Los riesgos que implica cualquier tipo de cirugía son:

  • *Hemorragia
  • *Infección

Los trasplantes de hígado traen consigo grandes riesgos, debido a que hay una mayor posibilidad de infección a causa de los medicamentos inmunosupresores que se deben tomar para prevenir el rechazo al transplante. Se debe buscar asistencia médica si hay señales de infección tales como: enrojecimiento, drenaje, fiebre, edema, sensibilidad, ictericia, diarrea o si la condición empeora.

Expectativas después de la cirugía

Los trasplantes de hígado pueden salvar la vida de personas que, de otra manera, podrían morir. Aproximadamente, el 75 % de los pacientes con trasplante de hígado sobreviven tres años o más después de la operación. Los problemas principales con cualquier trasplante son:

  • *Encontrar un órgano sano
  • *Rechazo al trasplante
  • *Consumo de medicamentos inmunosupresores de por vida, los cuales debilitan la capacidad del cuerpo para luchar contra las infecciones
  • *Costo

Al paciente se lo estimula para que reanude las actividades normales tan pronto como sea posible.

Convalecencia

El período de recuperación es en promedio de 12 semanas. Se recomienda mover las piernas con frecuencia para reducir el riesgo de trombosis venosa profunda. Las actividades normales se deben reanudar tan pronto como sea posible, después de consultar con el médico.

Medicina para vos

Archivado en:Inicio » Hepatitis C (HCV) » Trasplante de hígado


Comentarios (1)

Danos tu opinion

  1. claudia dice:

    tengo una amiga trasplantada de higado le funciona el 40% de su nuevo higado ¿esta en riesgo su vida?