Transmisión vertical de hepatitis C en mujeres coinfectadas por VIH

Un estudio español no halla ningún caso de transmisión de ambos virus de madre a hijo

mujeres embarazadas thumb Transmisión vertical de hepatitis C en mujeres coinfectadas por VIH Diversos estudios observacionales han sugerido que la coinfección por VIH y el virus de la hepatitis C (VHC) en mujeres embarazadas se asocia con un incremento de las probabilidades de transmisión vertical del VHC (véase Actualización en Tratamientos 29/03/2007), lo que quiere decir que las madres coinfectadas por ambos virus serían más propensas a transmitir el virus de la hepatitis C a sus hijos.
Un estudio presentado durante la XV Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI), celebrada la semana pasada en Boston (EE UU), detectó la transmisión del VHC en un 2,6% de los niños nacidos de madres coinfectadas, una tasa menor que la observada en otras investigaciones anteriores.

El objetivo de este estudio consistió en medir la prevalencia e historia natural del VHC en una amplia cohorte de madres coinfectadas y describir los casos de transmisión vertical de este virus.
Se trata de un estudio prospectivo, que comenzó el año 2000 en ocho hospitales de Madrid (España), en el que se incluyó a 631 mujeres que dieron a luz hasta diciembre de 2005. Los investigadores recopilaron los datos tanto de las madres como de sus hijos. El seguimiento de los niños se efectuó de forma prospectiva a los 15 días después del nacimiento, a las seis semanas, y a los 3, 6, 12, 18, 24 y 36 meses.
El diagnóstico en los recién nacidos se confirmó por la presencia constante de anticuerpos del VHC pasados los 18 meses de edad y/o la detección de ARN del VHC en suero a través de una prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, en sus siglas en inglés) en, como mínimo, dos ocasiones separadas.

De las 631 madres inscritas en el estudio, 271 estaban coinfectadas por VIH y VHC (42,9%), 319 tenían infección por VIH únicamente (50,6%) y 41 desconocían su estado serológico al VHC (6,4%).
Al inicio del estudio, las madres coinfectadas tuvieron una media de edad superior a la de las monoinfectadas (33,1 frente a 30,1 años; p<0,001), conocían desde hacía más tiempo su infección por VIH (8,2 frente a 4,7 años; p<0,001), mostraban con mayor frecuencia un estadio C de enfermedad por VIH según la clasificación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en EE UU (CDC, en sus siglas en inglés) [24,8% frente a 12,5%; p<0,002], y habían tomado antirretrovirales antes del embarazo en un porcentaje mayor (61,6% frente a un 41,3%; p<0,001).

La vía parenteral fue la ruta de transmisión más frecuente en las madres coinfectadas respecto a las monoinfectadas (74,9 frente a 10,3%; p<0,001). No hubo diferencias entre los dos grupos de madres en cuanto al tipo de parto, siendo la cesárea la técnica utilizada de manera más frecuente (70,6 frente al 70,4%, respectivamente).

El ARN del VHC en suero fue positivo en 14 niños (26 muestras de ARN del VHC dieron positivo). En siete niños la carga viral del virus de la hepatitis C fue positiva, como mínimo, en dos pruebas que se realizaron en diferentes momentos, y cinco de estos niños mostraron la presencia constante de anticuerpos del VHC en suero después de cumplir los 18 meses.

La transmisión vertical del virus de la hepatitis C fue de un 2,6% (7 de las 271 mujeres coinfectadas por VIH y VHC; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 1,05-5,25), mientras que la transmisión del virus de la inmunodeficiencia humana fue del 1,4% (9 de las 631 mujeres de todo el estudio; IC95%: 0,65-2,69). No se produjo ningún caso de transmisión del VIH y VHC juntos de las madres a los bebés.
Al tercer trimestre de embarazo, las madres de los niños infectados por VHC tenían una mediana de recuentos de CD4 de 453 células/mm3 y una mediana de la carga viral del VIH de 57 copias/mL (rango de 50 a 100). Seis madres (83,3%) fueron clasificadas en las categorías A/B y una (16,7%) en la categoría C de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE UU. Las siete mujeres que dieron a luz hijos con VHC recibieron tratamientos antirretrovirales eficaces durante el embarazo, 5 (71,4%) un régimen que no incluyó inhibidores de la proteasa (IP) y 2 (28,6%), un régimen que sí incluyó IP.

En sus conclusiones, los autores señalan que, aunque en su estudio se aprecia una alta prevalencia de coinfección por VIH y VHC, no se produjo ningún caso de transmisión vertical del VIH y VHC de forma simultánea. La infección por VHC se detectó en el 2,6% de los niños que nacieron de las madres coinfectadas. Y añaden: “Esta tasa es menor que las observadas en otros estudios recientes (>5%).“
Fuente: Elaboración propia.

Referencia: Nieto O, et al. Vertical Transmission of Hepatitis C Virus and Clinico-epidemiological Characteristics in a Cohort of HIV/HCV-co-infected Mothers.15th Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections. February 3-6, 2008. Boston. Abstract 662.

Gtt VIH org – febrero de 2008 – artículo – Creative Commons – CC

 

Archivado en: Coinfección HIV Sida y Hepatitis


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.