Testimonio falta de atención médica y social adecuada

Impresionante testimonio de una persona que tras varias enfemedades se le diagnostica hepatitis C, el mensaje original es de la página de Red Confluir (que bueno que trabajen en estos temas!), dejamos su resúmen por el interes que tiene para quienes vivimos con una enfermedad cónica o para quienes su situación sociosanitaria es similar a la expresada en la carta, o quiere trabajar para que esto no suceda más. Hepatitis 2000

DENUNCIA SOCIAL

Estimado Ing. Dollmann: Quiero agradecerle sus envios a traves de la red, pues contienen informaciones muy utiles, pero mucho mas le agradezco el espiritu de solidaridad y esperanza que se trasluce en los mismos, lo que tantas veces, enfrente del abismo de la discapacidad, hace la diferencia. Yo quede asi hace seis años, despues de una cirugia mayor. A principios de 2000 se me formaron dos abscesos en el pecho. Me internaron para practicarme "una suave puncion" en los mismos. Cuando desperte, tenia una gran herida abierta en m ipecho, y tremendos dolores, tras una operacion muy cruenta, para la que, por supuesto, yo no habia dado mi consentimiento. La explicacion del cirujano fue que, en ausencia de los tumores que esperaba encontrar (no extrajeron nada), yo padecia una mediastinitis, aunque sin causa conocida.

Esto es muy raro, porque las mediastinitis (casi siempre fatales) suelen aparecer DESPUES de las cirujias toraxicas, y a consecuencia de las mismas. El estudio denominado "resonancia magnetica", que habria evidenciado la presencia o no de tumores me lo hicieron horas despues de la intervencion. En bien de la rapidez, me salteo los detalles del horror que sufri en los dos meses que estuve internado. Estando internado, fui despedido por la empres en que trabajaba, y a los tres meses se me interrumpio toda cobertura de la obra social. Para ese entonces, la herida permanecia abierta e infectada. Debia tomar antibioticos y calmantes para soportar los terribles dolores en todo el cuerpo.

El cirujano y la clinica me negaron cualquier atencion, diciendome que la herida no cerraba porque se me habia declarado una diabetes, y no, como yo sospechaba, porque hubieran dejado algun material quirurgico en mi interior. Mas de dos años hube de tomar antibioticos para tener a raya la infeccion y que no se extendiera, hasta que un dia, bajo la ducha, asomo la punta de un largo hilo anudado. Extraido este, la herida se cerro en cuestion de horas. Pero una complicacion habia llevado la cepa (streptococus viridans, tipico de infecciones intrahospitalarias) a mi pierna derecha. Esta se infecto y estuve seis meses con los huesos de la pantorrilla al descubierto.

Cuando por la Gracia la enfermedad cedio, yo habia pasado por la experiencia mas dolorosa de mi vida. Estuve al borde de la amputacion, y la pierna me quedo horriblemente deformada y muy disminuida en su funcionalidad. El proceso de osteomielitis continua y el dolor aumenta, al punto de que casi no puedo caminar, por este dolor, y por los ahogos que sufro desde que sali del quirofano.

El dolor fisico ya no puedo aliviarlo con calmantes, porque en 2003 me detectaron la presencia de HCV, el mortal virus de la hepatitis C, que me inocularon cuando estuve internado (al tiempo de la internacion los valores hepaticos eran normales). El tratamiento oficial, interferon y ribavirina, no pueden hacermelo porque tengo el nivel de plaquetas muy bajo. En realidad, estoy agradecido por la plaquetopenia, pues el tratamiento no tiene exito mas que en un numero muy reducido de casos, y no con el genotipo local. En tanto, los efectos secundarios resultan demoledores. Pero lo cierto es que la hepatitis C avanza haciendo estragos en toda mi salud, deteriorando cada sistema y organo, sin prisa (?) ni pausa.

Ya no tengo seres queridos. Al saber que tenia este virus, mi familia me echo a patadas (literalmente). Los tratamientos alternativos (homeopaticos, con fitoextractos y antioxidantes) son altamente eficaces, pero en la actualidad no puedo acceder a ellos, por su elevado costo. Inicie un reclamo judicial por daños y perjuicios. El profesional interviniente lo planteo por una suma que no tiene relacion con la situacion que lo origina; percibida hoy solo cubriria lo que habria ganado hasta ahora, nada mas si hubiese continuado trabajando al ritmo que venia haciendolo. Asi, en abril de 2005, recurri al Dr. Aguero para obtener una elevacion del monto requerido. En forma nobilisima y desinteresada el Dr. tomo el caso, pero en noviembre me dijo que el criterio de sus colaboradores era no aumentar la suma reclamada, y, en caso de obtenerla, esto llevaria aun años, o sea, no llegaria a tiempo para mi, a menos que un milagro ocurriese.

En Europa, segun me comento el Dr. Aguero, es otra la situacion del discapacitado. Tengo derecho a la ciudadania, por mis padres, pero, nuevamente, no puedo comenzar los extensos tramites por su costo. Despues de la operacion intente volver a trabajar, pero ya no pude hacerlo. Yo, que era numero 1 en ventas, ya no podia concentrarme en lo que hacia y fui despedido casi inmediatamente. En realidad, la hepatitis C me produce cansancio y nauseas, al punto que tengo que dormir 12 horas por dia y de todos modos estoy exhausto. Entonces solicite una pension no contributiva, pues mi trabajo habia sido durante años en negro y no me permitia alcanzar una jubilacion. Durante cinco largos años me fue denegada.

Fui a la Defensoria del Pueblo y me enviaron al INADI, explicandome que el mio era un caso de DISCRIMINACION Y ABANDONO DE PERSONA. De alli me derivaron al COPINE y por cuatro meses cobre un subsidio de $200. Con eso y la pension que empece a cobrar en agosto, pude dejar atras las noches a la intemperie; la pension me alcanza justo para pagar una piecita sin baño ni derecho a cocina, donde convivo con miles de cucarachas. Fui, arrastrandome como pude, a la Iglesia de las Esclavas, haciendo una larga fila, para comer un plato de comida, pero en diciembre el comedor cerro. Volvi a la Defensoria, de alli me enviaron a la CGP, y de alli al comedor de 25 de mayo al 200… que esta cerrado. Fui al Ministerio de Desarrolo Social, en Moreno y 9 de Julio. Alli la lic. Stepler me dio una carta explicando mi situacion para la lic. Roxana o Sara, de Caritas, en Moreno 2472. Alli me dijeron que no era Caritas, y que no conocian a las licenciadas, y que era un comedor al que ya iba demasiada gente. La lic. Stepler me dio una bolsa con alimentos que contemplo todos los dias en tantalico suplicio.

Inutiles resultaron mis suplicas de un subsidio para comprar alimentos y medicamentos naturales (lo unico que deberia consumir), o al menos una HORNALLITA con la que poder cocinar los fideos y tomar algo caliente. Asi, estoy cada vez mas enfermo, La hepatits C me produce multiples complicaciones como crioglobulinemia y desordenes metabolicos (porfyria cutanea, etc) que me llagan todo el cuerpo. Cada herida debo atenderla con desinfectante y cubrirla con gasa y tela adhesiva o se infecta muy mal, y no tengo ni algodon y alcohol. Fui al Hospital Fernandez y el medico me dijo que lo importante era una ingesta natural y equilibrada cuatro veces por dia. Hilarante, ¿verdad? Porque en el Servicio Social del mismo Hospital me cerraron la puerta en la cara diciendo que no podian darme ni una Curita.

Para resumir, obvio el relata de muchas otras dolorosas idas y venidas, pero la concusion es que NO IMPORTA A DONDE VAYA en busca de un subsidio para sobrevivir, AHI NO ES, y siempre hay un nuevo lugar a donde rebotarme, y si no, a alguno de los conocidos para reiniciar el circuito. Desde que comence a recibir sus mails quise escribirle para solicitar por su intermedio la donacion de un televisor y una PC con que aliviar las horas de pena y angustia, ya que debo estar en reposo absoluto con la pierna estirada (o voy a una amputacion), al menos mientras mi debilitada vision me lo permita.

Por timidez no lo hice hasta ahora, pero comprendo que mi situacion es terminal. HACE UN MES QUE NO COMO, TENGO GRAVES MAREOS, PIERDO EL EQUILIBRIO, LA ROPA SE ME CAE Y MISA FUERZAS DESAPARECEN RAPIDAMENTE. He sido abandonado por el entorno y condenado a morir de hambre, aunque esto sea anacronico bajo un gobierno y un presidente al que sinceramente admiraba. ¿SERA QUE SOLO CON LA MUERTE POR INANICION DE ALGUNOS CIUDADANOS PUEDEN HONRARSE LOS COMPROMISOS INTERNACIONALES?

Cuando fallecio mi padre yo tenia veinte años y tuve que abandonar la recien comenzada carrera de Ingenieria Civil en la UBA. Desde entonces no hice mas que trabajar y esto es lo que obtuve. Sin duda equivoque el camino; cualquier piquetero esta mejor alimentado y vestido que yo. Muchas gracias por cualquier solucion y ayuda que pueda Vd. acercarme, y si no, lo mismo por su atencion. Le ruego que siga adelante con su utilisima gestion en favor de los discapacitados y le envio un cariñoso saludo.

Atentamente Ricardo Daniel Rosenfeld Certificado de Discapacidad 101839

Archivado en:Inicio » Grupos de Autoayuda en Argentina » Testimonios, pacientes, médicos » Testimonio falta de atención médica y social adecuada


RSSComentarios (2)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.