Telaprevir podría incrementar la respuesta al tratamiento estándar contra la hepatitis C – AASLD 2010

La inclusión del fármaco podría reducir la duración de la terapia

Telaprevir, un inhibidor de la proteasa NS34A del virus de la hepatitis C (VHC) en investigación, ha mostrado resultados prometedores en dos estudios de fase III llevados a cabo con personas sin experiencia en tratamientos que han sido presentados en el 61 Encuentro Anual de la Asociación Americana para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas [AASLD, en sus siglas en ingles], que ha tenido lugar del 29 de octubre al 2 de noviembre en Boston (EEUU).

La terapia estándar actual anti-VHC consiste en la administración combinada de interferón pegilado y ribavirina durante 24 semanas en personas con genotipos 2 y 3, y durante 48 en aquéllas con genotipos 1 y 4. Este tratamiento causa numerosos efectos adversos y sólo es capaz de erradicar la infección en la mitad de las personas con genotipo 1 de este virus hepático.

En la actualidad, se encuentran en fase de desarrollo clínico diversos fármacos que, al contrario que la terapia estándar actual, actúan de forma directa sobre fases del ciclo vital del VHC. Dentro de estas nuevas moléculas, los inhibidores de la proteasa del virus de la hepatitis C boceprevir y telaprevir son las que se hallan en etapas más avanzadas de investigación.

Telaprevir, que ya evidenció resultados interesantes en personas con experiencia en la toma de fármacos anti-VHC (véase La Noticia del Día 15/04/2010), ha sido evaluado en tres estudios de fase III, dos de los cuales –los presentados en AASLD 2010– se han realizado con personas sin experiencia en tratamientos.

El primero de ellos, conocido como ADVANCE, evaluó la seguridad y eficacia de dos regímenes basados en telaprevir y los comparó con la terapia estándar actual. El estudio incluyó a 1.088 participantes, el 60% de los cuales eran hombres, el 9%, de etnia negra –un grupo de población que responde peor a la terapia basada en telaprevir–, el 77% tenían una carga viral del VHC elevada (igual o superior a 800.000 UI/mL) y un 20% presentaban fibrosis hepática avanzada o cirrosis.

Todos los participantes iniciaron la terapia con interferón pegilado alfa-2a (180μg a la semana) y ribavirina (1.000-1.200mg diarios en función del peso), pero en uno de los tres brazos del estudio ésta se mantuvo invariable, mientras que en los otros dos se añadió telaprevir en dosis de 750mg tres veces al día, durante 8 semanas en un caso y 12 en el otro.

Aquellos pacientes que alcanzaron una respuesta virológica rápida (RVR) extendida –con una carga viral del VHC indetectable a las 4 y 12 semanas de tratamiento– fueron tratados hasta un total de 24 semanas, mientras que aquéllos que no lograron la RVR recibieron terapia durante 48 semanas.

El 9% de las personas que tomaron tratamiento estándar, el 66% de las del grupo que recibió telaprevir durante 8 semanas y el 68% de aquéllas del grupo al que se administró este fármaco durante 12 semanas alcanzaron una respuesta virológica rápida. En el caso de la RVR extendida, ésta se dio en el 8% de las personas que siguieron la terapia estándar, el 57% de aquéllas que tomaron telaprevir durante 8 semanas y el 58% de las que recibieron este fármaco 12 semanas.

Según un análisis por intención de tratamiento, el 69% de los pacientes del grupo que tomó telaprevir durante 8 semanas, el 75% de los del grupo que lo recibió durante 12 semanas y el 44% de los del grupo que siguió tratamiento estándar consiguieron una respuesta virológica sostenida (RVS) -carga viral indetectable del VHC 24 semanas después de finalizar el tratamiento-.

Las tasas de recurrencia de la infección tras concluir el tratamiento fueron del 9% en los grupos con telaprevir y del 28% en el grupo con tratamiento estándar.

Entre las personas con fibrosis hepática avanzada o cirrosis, las tasas de RVS fueron del 53% en el grupo que recibió telaprevir durante 8 semanas, del 62% en el grupo que tomó este fármaco 12 semanas y del 25% en el grupo que siguió la terapia estándar.

El 8% de los pacientes que tomaron telaprevir durante 8 semanas, el 7% de los que lo recibieron durante 12 semanas y el 4% de los que siguieron la terapia estándar interrumpieron el tratamiento a causa de los efectos adversos. El 0,5% de las personas a las que se administró telaprevir durante 8 semanas y el 1,4% de aquéllas que lo tomaron durante 12 semanas interrumpieron el tratamiento debido al desarrollo de exantema cutáneo; ninguna de las que siguieron tratamiento estándar interrumpió el tratamiento por dicho efecto adverso. Por otro lado, el 3,3% de los participantes a los que se administró telaprevir durante 8 semanas, el 0,8% de los que tomaron este fármaco 12 semanas y el 0,6% de aquéllos bajo terapia estándar interrumpieron el tratamiento debido a la aparición de anemia.

En el segundo estudio, conocido como ILLUMINATE,  participaron 540 personas con VHC de genotipo 1, sin experiencia en tratamientos, en las cuales se utilizó la triple terapia descrita en el estudio ADVANCE, pero tomando telaprevir durante 12 semanas y interferón pegilado y ribavirina durante todo el tratamiento hasta completar un total de 24 ó 48 semanas, en función de si alcanzaban o no una respuesta virológica rápida extendida (aquéllos que la lograban eran distribuidos aleatoriamente para recibir 24 ó 48 semanas de tratamiento, y los que no la conseguían recibían la terapia durante 48 semanas).

La tasa de RVS global, según un análisis por intención de tratamiento, fue del 72%. El mismo porcentaje alcanzó RVR y el 65% logró RVR extendida.

El 92% de los integrantes del grupo de 24 semanas y el 88% de los del grupo de 48 consiguieron una respuesta virológica sostenida. La pequeña diferencia permitió considerar no inferior el tratamiento de 24 semanas respecto al de 48.

El 88% de los pacientes de etnia negra que alcanzaron RVR extendida obtuvieron una respuesta virológica sostenida, porcentaje similar al observado en personas con cirrosis (88%) o fibrosis hepática avanzada (82%).

El 7% de los participantes interrumpieron el tratamiento por fracaso virológico y el 17% debido a efectos adversos, principalmente fatiga y anemia.

Los autores de los estudios concluyeron que sus resultados suponen un gran impulso en el desarrollo del fármaco. En este sentido, la semana pasada se anunció un nuevo estudio de fase III con telaprevir llamado OPTIMIZE que evaluará la administración del fármaco dos veces al día en vez de tres.

Fuente: HIVandHepatitis / Elaboración propia.
Referencias: Jacobson IM, McHutchison JG, Dusheiko GM, et al. Telaprevir in Combination with Peginterferon and Ribavirin in Genotype 1 HCV Treatment-Naïve Patients: Final Results of Phase 3 ADVANCE Study. 61st Annual Meeting of the American Association for the Study of Liver Diseases (AASLD 2010). Boston, October 29-November 2, 2010. Abstract 211.

Kieffer TL, Bartels DJ, J Sullivan J, et al. Clinical Virology Results from Telaprevir Phase 3 Study ADVANCE. 61st Annual Meeting of the American Association for the Study of Liver Diseases (AASLD 2010). Boston, October 29-November 2, 2010. Abstract LB-11.

Sherman KE, Flamm SL, Afdhal NH, et al. Telaprevir in Combination with Peginterferon Alfa2a and Ribavirin for 24 or 48 weeks in Treatment-Naive Genotype 1 HCV Patients who Achieved an Extended Rapid Viral Response: Final Results of Phase 3 ILLUMINATE Study. 61st Annual Meeting of the American Association for the Study of Liver Diseases (AASLD 2010). Boston, October 29-November 2, 2010. Abstract LB-2.

Francesc Martínez – link

Archivado en:Inicio » Hepatitis C (HCV) » Telaprevir podría incrementar la respuesta al tratamiento estándar contra la hepatitis C – AASLD 2010


Comentarios (1)

Danos tu opinion

  1. Fernando Pérez dice:

    Hola buenas tardes, me interesaria saber si este nuevo fármaco se convina con el interferon.