Sobre la hepatitis A

hepatitis-a-boton Por: Milagros Agurto – Una vez más dedicamos esta columna a escribir sobre el hígado. Muchas preguntas se generan a partir de la hepatitis A, así que busqué al Dr. Herman Vildósola, gastroenterólogo, para que nos brindara la mejor información.
-Es una de las más antiguas enfermedades del hombre; epidemias de ictericia se han reportado desde el siglo V antes de Cristo.

-La hepatitis A es una enfermedad infecciosa del hígado, autolimitada, sin secuelas serias y con una baja tasa de fatalidad.

-A diferencia de las hepatitis B y hepatitis C, no es causa de enfermedad hepática crónica.

-El virus fue identificado en 1973 por Feinstone, mediante microscopia electrónica, en las heces de voluntarios. La vacuna se logró en 1992, menos de 20 años después de la identificación del virus.

-La hepatitis A ocurre en todo el mundo. Las incidencias reportadas muestran considerable variabilidad geográfica, principalmente dependientes de la calidad del abastecimiento de agua, del hacinamiento en las casas y del nivel sanitario.

-Este virus es primariamente diseminado por transmisión fecal-oral, ya sea por contacto directo con personas infectadas con este virus o por ingestión de agua y alimentos contaminados, principalmente verduras frescas y mariscos semicrudos.

-El lavado de las verduras reduce pero no elimina el virus de hepatitis A detectable.

-La hepatitis viral A es una infección autolimitada que ocurre predominantemente en los niños.

-En la forma clásica, el inicio de la enfermedad es frecuentemente abrupto y presenta un característico periodo prodrómico que dura 3-4 días, excepcionalmente 2 semanas, que incluye astenia, malestar general, fatiga, laxitud, anorexia, náuseas, vómitos y dolor/disconfort abdominal y diarreas; luego se presenta el periodo de estado caracterizado por orinas cargadas e ictericia, el prurito se vuelve prominente y, con la excepción de la anorexia, los síntomas prodrómicos disminuyen.

-No existe terapia antiviral específica para la infección aguda por virus de hepatitis A. El tratamiento sigue siendo de soporte, con reposo moderado, es decir, dentro de los límites de la fatigabilidad, mientras los valores de bilirrubina están elevados. Estas medidas serán más estrictas en pacientes mayores de 40 años. La dieta será balanceada y agradable, manteniendo un adecuado balance nutricional. No hay mayores restricciones dietéticas.

uFFFC Como regla, todos los medicamentos serán evitados durante la enfermedad aguda, particularmente analgésicos, antiinflamatorios no esteroideos y tranquilizantes.

Panorama Cajamarquino – 04 mayo 2009 – Leer nota completa

Archivado en:Inicio » Hepatitis A (HAV) » Sobre la hepatitis A


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.