Reportaje a descubridores de una proteína que paraliza el desarrollo del cáncer en las células del hígado

Isidora Ranchal doctora en Biología Por Paula Tarradas López-Pardo – Isidora Ranchal es Doctora en Biología por la Universidad de Córdoba (UCO). Su vida profesional está enteramente relacionada con la investigación, labor que ha realizado en el Hospital Universitario Reina Sofía y la UCO. En su trabajo sobre el estudio de la función de diversas proteínas sobre las células cancerígenas del hígado, ha descubierto que la denominada p27 reduce el crecimiento tumoral y ejerce una función reparadora en el código genético de las células hepáticas. Este estudio fue publicado, en 2009, por la revista americana Internacional Journal of Cancer. También ha sido reconocido con el premio Gonzalo Miño Fugearolas para jóvenes investigadores que concede la Universidad de Córdoba.

Pregunta (P.-) Desde hace cuatro años, trabaja en el proyecto La reducción de la muerte celular y la proliferación por p27 minimizan el daño en el ADN en un modelo experimental de genotoxicidad, que ha formado parte de su tesis doctoral. ¿Qué fases han seguido en la investigación?

Respuesta (R.-) El grupo de investigación del que formo parte estudia desde hace tiempo el papel que desempeñan determinadas proteínas en el desarrollo de tumores hepáticos. En este caso yo me centré en la p27 para desarrollar mi tesis y empecé a trabajar sobre la función de esta proteína dentro del hígado. La investigación se dividió en tres fases. En la primera se realizaron ensayos in vitro en cultivo de hepatocitos -células que se encuentran en el hígado, procedentes de animales de experimentación para valorar la presencia de la proteína en el hígado y su papel en el proceso tumoral-. En estos estudios detectamos la presencia destacada de esta proteína p27 en células hepáticas de animales y su importante papel en los procesos de genotoxicidad experimental

(P.-) A partir de aquí, ¿cómo continuó el estudio?

(R.-) Observamos que esta proteína se podía asociar con una mejor respuesta de las células del hígado en la lucha frente a la progresión del cáncer hepático, por lo que decidimos desarrollar una segunda fase del trabajo. Mediante técnicas de ingeniería genética, se corroboró que un alto nivel de esta proteína p27 propicia la reparación del daño genético de los hepatocitos y frena la proliferación de las células tumorales.

(P.-) ¿Por qué enfocó el estudio en la proteína p27?

(R.-) Cuando empezamos a estudiar las proteínas del hígado nos dimos cuenta de que la p27 estaba muy implicada en el control del crecimiento de las células tumorales y decidimos estudiar por qué. A lo largo de este trabajo de investigación, hemos comprobado que esta proteína evita el daño en el ADN de la célula, es decir, que cuando la presencia de la p27 es alta, las células tumorales dejan de proliferar y permite la reparación del genoma celular.

(P.-) ¿Cuál sería la función de esta proteína dentro del hígado?

(R.-) Nuestros órganos están expuestos a muchos agentes que pueden dañar el ADN de la célula, como el alcohol, virus, tóxicos, etc. Si este código genético no se repara, la célula se salta el sistema de control, deja de ejercer las funciones propias del hígado y empieza a ser autónoma, se reproduce y se generan las células tumorales. Lo que hemos observado con este estudio es que, cuando el nivel de esta proteína desciende, las células son más propensas a perder el control de su proliferación. La proteína p27 reduce el crecimiento tumoral y promueve la reparación del ADN.

(P.-) La última fase del estudio ha sido la fase clínica. ¿Qué resultados han obtenido?

(R.-) Hemos estudiado la expresión de la proteína p27 en muestras de tumores de hígado de 24 pacientes del Hospital Universitario Reina Sofía y hemos podido comprobar que la presencia de altos niveles de la p27 se relaciona con un pronóstico bueno para el paciente. Los datos del estudio sugieren que esta proteína promueve la reparación del daño en el código genético de las células hepáticas evitando su evolución a células cancerígenas.

(P.-) ¿Esta proteína sólo actúa así en las células del hígado?

(R.-) Nosotros nos hemos centrado en este tipo de células, pero la p27 está presente en otros órganos, pudiendo ejercer un papel similar en los tumores de otros órganos. Este trabajo y otros que se están desarrollando van a permitir que podamos identificar nuevas estrategias terapéuticas, donde la regulación de la expresión de la p27 y otras proteínas podrían formar parte del tratamiento del cáncer de hígado.

(P.-) Entre otros reconocimientos, ha sido recientemente galardonada con el premio Gonzalo Miño Fugearolas que otorga la Universidad de Córdoba. ¿Cómo ha recibido este reconocimiento?

(R.-) Con mucha alegría. Que reconozcan tu trabajo siempre es un halago y te anima a seguir trabajando. También hemos conseguido que fuese publicado en la revista International Journal of Cancer. La difusión de un trabajo en una publicación especializada tan importante es uno de los mayores reconocimientos que puedes conseguir como investigadora.

(P.-) Aunque el premio lo ha recibido usted, éste es un trabajo de equipo. ¿Cómo se organizan?

(R.-) Somos muchos los que estamos implicados en este trabajo. El proyecto forma parte de la línea de investigación Estrés oxidativo y nitrosativo en hepatopatías agudas y crónicas, dirigido por Jordi Muntané, Manuel de la Mata y José Antonio Bárcena, que está incluida dentro del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC). Somos un grupo mixto en el que participan tanto investigadores del Hospital Universitario Reina Sofía, como del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Córdoba. La colaboración es esencial para que salgan adelante los proyectos de investigación.

(P.-) ¿Con la presentación de este trabajo finaliza el estudio de la proteína p27?

(R.-) No, cuando empiezas una línea de investigación comienzas por el tronco y empiezan a salirte ramas. A partir de ahí, escoges una de ellas. Nosotros hemos decidido, en este caso, estudiar la p27. Pero existen distintas líneas de investigación relacionadas en las que nos adentraremos en un futuro. La proteína p27 puede tener otras funciones que se desconocen y que pueden ser la base de próximos estudios.

Andalucía Investiga – febrero 2011 – nota completa

Archivado en:Inicio » Cáncer de hígado, hepatocarcinoma » Reportaje a descubridores de una proteína que paraliza el desarrollo del cáncer en las células del hígado

Etiquetas:


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.