Prohíben moluscos peruanos en Europa por contagio de Hepatitis A

A pesar de estar vencidos los plazos no se tomaron las medidas sanitarias exigidas. Es una decisión de la Comisión Europea que amplía la suspensión de entrada de moluscos peruanos hasta el 30 de noviembre.

Se cumplió. Hace menos de un mes, este diario denunció la punible inacción del gobierno peruano, a través del Ministerio de la Producción, Produce, frente a la suspensión impuesta por la Comisión Europea sobre las exportaciones de moluscos peruanos, a raíz de un brote de hepatitis A, en un puerto de Valencia, España. Informamos, además sobre el fracaso de las inspecciones encargadas para mejorar nuestro sistema sanitario por falta de colaboración de las autoridades; y dijimos que lo que iba a ocurrir probablemente era un alargamiento de la suspensión hasta finales de año, como si al Perú le sobraran mercados a estas alturas de la crisis internacional.

Recién el último miércoles, 25 de marzo, una delegación del Produce, encabezada por el viceministro de Pesquería, Alfonso Miranda, e integrada por el jefe del Instituto Tecnológico Pesquero ITP y la directora de Sanidad Pesquera, acudieron a la Comisión de Producción del Congreso para aclarar esta denuncia, y lo que dijeron fue que el Perú había decidido pedir que la Unión Europea envíe una misión para inspeccionar las áreas productoras, lo que debía hacerse a la brevedad posible para evitar que se extienda la prohibición. Y, como si el entredicho fuera sobre supuestos, el viceministro declaró que no estaba comprobado el contagio de los ciudadanos españoles. Pero nadie recordó entonces que el ex ministro Rey había pedido oficialmente disculpas a ese país por este caso.

El hecho es que mientras se ganaba tiempo frente a los parlamentarios, y en el ITP se iniciaba una razzia contra los técnicos, sancionando a los que se imaginaban que eran los responsables de “infidencia“ hacia la prensa, las cosas seguían su curso en la Comisión Europea, donde los procedimientos simplemente se cumplen. Así, el 26, el día siguiente de la presentación ante el Congreso, una implacable decisión recordaba que la suspensión anterior fue establecida como medida de emergencia por “la contaminación con el virus de hepatitis A de determinados moluscos bivalvos importados del Perú, de los que se constató que habían originado un brote de hepatitis“. (¡Cómo que no estaba comprobado!).

Y añadía: “las autoridades peruanas han facilitado determinada información sobre las medidas correctoras aplicadas para mejorar el control de la producción de moluscos bivalvos destinados a ser exportados a la Comunidad. Sin embargo, dicha información es insuficiente y debe realizarse una inspección de la Comisión en el Perú“. De donde se sucedían los siguientes acuerdos: sustituir la fecha 31 de marzo, por 30 de noviembre del 2009, como tiempo de vigencia de la suspensión, y comprender a todos los estados miembros de la UE en los alcances de la medida. O sea a cinco días del plazo, nuestro país estaba deshojando margaritas para pedir otra misión, y Europa estaba decidiendo expulsarnos de su mercado por ocho meses más.

Mientras la ministra Conterno anunciaba una “estrategia de reforzamiento de las exigencias porque queremos aprobar cualquier auditoría“ (Andina 24 de marzo), la UE estimaba que la información peruana entregada en cinco meses de suspensión era aún insuficiente. ¿Quién es responsable ahora? ¿Cuántos puestos de trabajo tambalean por la prórroga de la suspensión? ¿Dónde está el problema, en la prensa que investiga o en las autoridades que incumplen su responsabilidad?

Diario La Priemera – Raúl Wiener, Unidad de Investigación – 30 de marzo de 2009 – Leer la nota completa

Archivado en:Inicio » Contagio, trasmisión de hepatitis » Prohíben moluscos peruanos en Europa por contagio de Hepatitis A


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.