Programa de Atención Integral de Médico Enfermo (PAIME)

España – Al menos el 10% de los médicos pueden sufrir una enfermedad psíquica durante su carrera profesional, según un estudio. El miedo, sentimiento de culpa y la estigmatización social de la propia enfermedad hacen que el médico oculte o niegue su problema

Entre un 10 y un 12 por ciento de los médicos pueden sufrir una enfermedad psíquica o desarrollar una conducta adictiva durante su vida profesión que puede influir negativamente en su desarrollo profesional, según un estudio que será presentado en el próximo Congreso PAIME, que se celebrará entre el 12 y 14 de noviembre en Barcelona.

"Los médicos no siempre nos cuidamos lo suficiente y no somos conscientes de las patologías que podemos tener", advirtió hoy el vicepresidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Ricardo Gutiérrez. Además, en contra de lo que podría parecer, es habitual que los profesionales de la salud se encuentren entre la población que recibe una menor atención sanitaria, bien por su autosuficiencia, por la negación de las propias enfermedades o por consultas esporádicas a colegas.

En el mismo sentido, el presidente de la Fundación Galatea y secretario de la Junta del COMB, Jaume Padrós, recordó que "un médico cuando enferma tiene dificultades para pedir ayuda, y, sobre todo, si es una enfermedad del ámbito de la salud mental y de las acciones, tiene problemas para recibir una atención basa en que debe de sumir su condición de paciente".

No obstante, punto que "sociedad médica no está más enferma que el resto de la población, sólo hay diferencias en cómo los médicos piden información". El problema fundamental, como indicó Padrós Romero, es que esta situación puede traer como consecuencia una mala praxis que conlleve a cometer errores o negligencias, y, por tanto, "ser un riesgo para los pacientes".

Las enfermedades psíquicas repercuten de forma negativa en la vida cotidiana, tanto en el entorno familiar como en los círculos profesionales y también en el la relación con los pacientes. Sin embargo, según se puede observar en el estudio, aún siendo conscientes de este perjuicio, el miedo, el sentimiento de culpa y la estigmatización social de la propia enfermedad hacen que los médicos oculten o nieguen su problema.

Por este motivo, hace diez años se puso en marcha el primer programa de Atención Integral de Médico Enfermo (PAIME) con el que se pretende, por una parte, conseguir que el médico enfermo se sienta respaldado y, por otra parte, dar una garantía de protección a los pacientes. "Ha sido un elemento de control de la buena praxis, y, por tanto, de garantía para los ciudadanos", indicó.

EL ESTRÉS DE LOS MIR

Precisamente, las condiciones de trabajo de los médicos afecta en gran medida a los residentes. Diversos estudios alertan que este periodo de aprendizaje también puede comportar un alto nivel de estrés, que dependiendo de los factores ambientales y de la vulnerabilidad personal que confluyan, pueden alterar el equilibrio psico-emocional del residente y, de rebote, malograr este proceso formativo.

Por ello, cada vez se es más consciente y se tiene más en cuenta en los planes de formación la importancia de saber controlar el estrés y la ansiedad desde la residencia y evitar así problemas psicológicos mayores a lo largo de su trayectoria profesional.

Al respecto, el presidente de la sección de médico MIR, el doctor Gustavo Tolchinky, explicó que "durante el periodo de residencia se un momento donde se genera mucho estrés, que no es que se tenga que evitar pero hay que saber manejarlo y convertirlo en tolerable".

"Dada esta realidad, la residencia, como periodo de formación, sería un momento muy adecuado para proporcionar al médico habilidades y recursos que le permitan un desarrollo profesional saludable", explicó el responsable de formación de la OMC, el doctor Manuel Carmona.

Por ello se ha puesto en marcha el folleto ‘La salud del Mir’, una herramienta de la OMC y la Fundación Galatea que pretende servir para ayudar al médico a afrontar los problemas que se pueda encontrar durante su periodo de especialización. "El periodo MIR es una excelente etapa para adquirir buenas habilidades y recursos tanto para la práctica profesional como la gestión del estrés", puntualizó.

PROGRAMA PAIME

"Este es un programa de médicos para médicos, creado para superar la barrera que impide que el médico se vea como paciente y así romper esa barrera que frena a los médicos a la hora de pedir ayuda cuando detectamos que se comienza a deteriorar nuestra salud, capacidad de juicio o habilidad técnica", indicó Gutiérrez.

El PAIME, desarrollado también por la Fundación Galatea y la OMC, es pionero en Europa y sigue las experiencias similares de otros países, especialmente de EEUU, Canadá, Australia, que muestran como los programa específicos para médicos obtienen mejores resultados que los servicios destinados a la población general, tanto por el menor número de abandonos como por un nivel superior de rehabilitación.

En algunas comunidades es la propia comunidad la que corre con los gastos, en otras, sólo se paga una parte y el resto debe afrontarlo el Colegio de Médicos o el interesado, y en otras la aportación es nula debiendo asumirlo todo el interesado.

Ecodiario, 03 de noviembre de 2008, leer nota completa

Archivado en:Inicio » Varios » Programa de Atención Integral de Médico Enfermo (PAIME)


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.