Prevención de las hepatitis y tips dietéticos contra hepatitis C

tatuajes-tatooMéxico | Todos los jóvenes que utilizan tatuajes o piercings deben de realizarse los marcadores virales para diagnosticar si tienen hepatitis y así prevenir una enfermedad hepática.

"Algo que está incrementando el diagnóstico es aquellas personas que utilizan tatuajes, es muy común que ahorita se tatúen los muchachos, y los piercings", señala Paula Cordero Pérez, jefe de laboratorio de la Unidad de Hígado.
"De hecho los últimos diagnósticos que hemos en personas que vienen a donar al banco de sangre ha sido asociado a esto más que de transfusión".

Linda Muñoz, jefa de la Unidad de Hígado, advierte que aunque en los establecimientos donde hacen tatuajes se utilicen agujas nuevas muchas veces lo que está contaminado es el aparato.
"Estás manipulando con los guantes, con la gasita, le limpias y pues estás contaminando todo aunque la aguja sea nueva", explica la hepatóloga.
Otros factores que ponen en riesgo a los jóvenes son el uso de drogas y la promiscuidad sexual.
"La promiscuidad sexual es más para hepatitis B, el riesgo de infectarse con hepatitis B si se tiene sexo con una persona positiva es hasta de 30 por ciento, es altísimo. Mientras que en virus C es mucho más baja, menos del 10 por ciento", indica Muñoz.

Las especialistas señalan que es importante detectar las hepatitis B y C porque éstas dan cronicidad.
"Significa quedarte con una hepatitis crónica por muchos años, es riesgo de hacer cirrosis y cáncer de hígado y necesidad para trasplantes", advierte la hepatóloga.
"Si tú las detectas a tiempo y las tratas, porque hay tratamiento para la B y para la C, puedes evitar que el paciente avance".

Muñoz indica que un millón de personas en México son portadores de hepatitis C y menos del .5 por ciento reciben tratamiento, muchos de ellos no saben que son portadores.

"Como el hígado es silencioso porque repara y arregla el daño pues no te das cuenta, no tienes ninguna molestia", explica.
Cordero destaca que son más frecuentes los virus de la hepatitis B y C que el HIV a nivel mundial.

Ignora el 80% padecer hepatitis

Alrededor del 80 por ciento de los pacientes con el virus de la hepatitis C ignora que lo padece, advirtió la especialista María Sarai González.

Agregó que el alcohol y el virus de la hepatitis C representan el 70 por ciento de las causas de cirrosis hepática y que sus complicaciones son la cuarta causa de mortalidad en México.
La experta indicó que alrededor de un millón 400 mil mexicanos tienen el virus, que suele ser asintomático y se originan síntomas cuando ya hay enfermedad hepática avanzada.
Indicó que el virus se transmite por transfusión sanguínea, aunque a partir de 1993 por norma la sangre es segura.

"Todos los individuos que recibieron algún producto sanguíneo o tuvieron una hospitalización o alguna cirugía mayor que involucró sangre o instrumentos potencialmente contaminados, antes de 1993, pudieron haber estado en contacto con el virus y pueden estar enfermos en este momento", precisó.

Dijo que en la actualidad el mayor riesgo de contagio es el estar en contacto con instrumentos punzocortantes contaminados, por lo que están en peligro quienes se hacen piercings y tatuajes, así como quienes se someten a acupuntura.

También están en riesgo quienes se drogan y usan jeringas para ello.

Tips dietéticos contra hepatitis C

A través de su nutrición, los pacientes con hepatitis C pueden sumarle, en lugar de restarle, al tratamiento que reciben contra este padecimiento, asegura la nutrióloga Claudia Hernández Martínez.

De los virus de hepatitis, el C es el segundo en frecuencia y es de los más delicados, pues quienes tienen este virus, y no reciben tratamiento, pueden desarrollar cirrosis hepática y cáncer de hígado.

Así que su detección oportuna, a través de una prueba de sangre, es fundamental. Están en riesgo quienes se hayan sometido a transfusiones sanguíneas, antes de 1995, cuando no se realizaba tamizaje de la sangre, y quienes entran en contacto con instrumentos punzocortantes posiblemente contaminados.

De acuerdo con la experta, la dieta puede contribuir a disminuir los efectos secundarios de los pacientes con este virus y para su tratamiento se inyectan interferón pegilado.
Hernández Martínez precisa que la dieta debe estar bajo supervisión del médico y del nutriólogo.

Los pacientes deben preferir pollo y pescado de entre el grupo de alimentos de origen animal, así como lácteos bajos en grasa, señala.

Dice que lo ideal es que consuman carbohidratos simples, como azúcares y harinas, frutas y algunas verduras, que se encuentran en los alimentos no procesados.
"Deben comer pastas, por ejemplo, que estén firmes, porque cuando están aguadas es más fácil absorber las harinas y los azúcares que contienen y cuando éstas son de fácil absorción condicionan la acumulación de grasa en el hígado", explica.
De hecho, puntualiza, lo recomendable es que los alimentos que ingieran no estén sobre cocidos para que no suceda lo antes mencionado.
Señala que las raciones de fruta deben estar medidas, pues éstas también condicionan a que haya más presencia de hígado graso. "Se debe evitar el consumo de refrescos y jugos de fruta".

Menciona que uno de los posibles efectos secundarios del tratamiento es la elevación de la presión arterial, por lo que es conveniente limitar el consumo de sodio.

"Muchos productos de comida rápida están muy salados pero esto no se percibe". Indica que el agua es un vehículo ideal para eliminar las toxinas que generan los medicamentos. "Hay evidencia de que una persona que está en tratamiento y consume de 2 a 3 litros de agua diaria elimina muchos de estos tóxico. El día de la inyección con interferón a muchas personas les beneficia consumir de 4 a 5 litros de agua".

Afirma que hay vitaminas y minerales, como las A, B, C, D y E y D, así como el hierro, zinc y selenio, que deben consumirse bajo estricto control del médico, pues según la cantidad pueden jugar a favor o en contra del paciente, o en algunos casos no son recomendables.

Tips básicos de prevención

El virus de la hepatitis C se transmite principalmente a través del contacto con sangre infectada. La enfermedad puede cursar sin síntomas; por ello se recomienda un examen de sangre para detectarla a tiempo, sobre todo si se ha estado expuesto a procedimientos donde se usan objetos punzocortantes.

En Números

En México, se estima que alrededor de un millón 400 mil personas tienen el virus.

20 a 30% de personas infectadas por el virus de la hepatitis C desarrolla cirrosis hepática.

70% de las causas de cirrosis hepática se debe al consumo de alcohol y a hepatitis C.

10 a 15% de pacientes con VIH también tiene el virus de la hepatitis C.

Andrea Menchaca – Agencia Reforma – En Periódico am – Foto: Shutterstock – 11/08/2013 – Nota completa

Archivado en:Inicio » Grupos de Autoayuda en Argentina » Medicina natural o alternativa » Prevención de las hepatitis y tips dietéticos contra hepatitis C

Etiquetas:


Comentarios (4)

Danos tu opinion

  1. julio dice:

    Buenas.tardes me.gustaria saber q es indectetable. Q no.se.decteta o q.np.exite.y q.esta.curado saludos.de.de.poza.rica veracruz mexico

  2. Roger Del Castillo Peña dice:

    Efectivamente yo tuve Hepatitis C y Cirrosis hepatica.Aca en mi ciudad (Iquitos-Peru), hay un Instituto de Medicina Tradicional, perteneciente a la red de salud de ESALUD, cuyo Director es el Dr. Jose Aranda Ventura, medico que es un investigador, pues el me empezo a tratar hace como 3 años, con examenes de sandre, los cuales se enviaba a un laboratorio en la ciudad de Lima (Laboratorios ROE), alli con el tratamiento a base de rayos Beta y una gotas que el los prepara, salio que mI mal de Hapatitis era INDECTECTABLE, con este resultado, fui evacuado a Lima, al hospital Reblaguiate, conde me pasaron al piso 6, que veen todo lo referente al higado, y alli me vio la Dra. Bustios, profesional que hace trasplante de Higado, no creyo el resultado y me hicieron una bateria de pruebas, de sangre y pase hasta Resonancia Magnetica, y al final salio confirmado que mi mal era Indectable.