Prensa – Chile

Nota publicada en La Cuarta , Chile , en enero de 2004:

Conferencia de prensa en Santiago de Chile
Carola Hernández, Eduardo Pérez Pegué y Héctor Cruz Lozada quieren mayor prevención para la Hepatitis C.
(Foto:Rodrigo Moya)Por su tránsito imperceptible, como una serpiente que inyecta el veneno en su presa, al bicho portador de la Hepatitis C se le denomina “virus silencioso”, porque pueden pasar más de 10 años sin que la víctima cache los síntomas de esta infección que es cinco veces más frecuente que por el virus del Sida.

Con el fin de sensibilizar a las autoridades y galenos para que la barra chequee si contrajo el mal, se empujen campañas informativas, se codifiquen los exámenes por Fonasa y se incluya a la Hepatitis C en el Plan Auge, tres portadores y caperuzos en la materia realizaron una versera travesía desde Pinamar Argentina, hasta el Paso Puyehue, luego a Puerto Montt y de ahí a Santiago.

La papa, al volver a Buenos Aires, es juntarse con infectados de México, España, Panamá y Uruguay, entre otras naciones, para seguir recorriendo hospitales y centros asistenciales.

La presi de la Corporación Pro Ayuda al Paciente de Hepatitis C, Carola Hernández, señaló que es casi para poner los pelos de punta la estimación de que existen 170 millones de afectados por el VHC en el globo, de los cuales 140 mil son chilenos.

Agregó que estudios recientes indican que en nuestro terruño el principal factor de riesgo es la transfusión de sangre o derivados, que puede extender el silencioso virus a consecuencias mortales como la cirrosis y el cáncer de hígado, una vez descartado el último salvavidas, que es el trasplante.

Por su flanco, el doctor cuate Héctor Cruz Lozada enfatizó que se habla de dos vías de transmisión del VHC: La parental, con casos frecuentes onda transfusiones de sangre y el uso compartido de implementos intravenosos, y la vertical, o sea cuando la madre portadora contagia al hijo durante el periodo de gestación.

Destacó como imprescindible derrumbar mitos, como que el virus se adquiera a través de relaciones sexuales. “Puede ocurrir, pero las probabilidades de riesgo con una alpargata al lado de las cifras que se manejan en la Hepatitis B o el Sida.

Archivado en:Inicio » Tareas de Hepatitis 2000 » Prensa – Chile


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.