Políticos argentinos que atienden su hepatitis C en otros países

El presidente de Argentina, Dr. Néstor Kirchner, le indicó a su gente de confianza que en caso de tener un problema de salud sea atendido en un Hospital Público, esta orden se cumplió cuando tuvo una hemorragia digestiva y fue internado en un hospital del sur argentino.
Nos preguntamos por que otros funcionarios públicos que también deciden el destino de la salud de quienes nos atendemos en Hospitales Públicos, optan por atenderse en clínicas privadas o en el exterior del país.Sin dudas porque no confían en el sistema de salud que le brindan a sus conciudadanos; no creo que quieran pagar por su salud a través de los impuestos y a una clínica privada, de todas formas si pretendieran atenderse en una Hospital Publico habría algunos casos donde seguramente no podrían conseguirlo dada la falta de insumos, tecnología, especialistas y mucho más; situación que es conocida por la mayoría de la población argentina, el resto tiene “un mundo de salud aparte”, sin dudas que a mayor posición económica mejor salud, creo que esto no está adecuado al derecho constitucional que protege la salud de todos, no hace falta ser abogado.

Aunque parezca un exceso de optimismo, creo deberíamos esperar una reacción humanitaria por parte de personas que tienen acceso al poder o a los medios de comunicación y viven con hepatitis C (HCV), esto ha sucedido en algunos casos con el HIV Sida y en muy pocos casos con el HCV o coinfección; sería bueno que alguno de estos políticos o personas de alta exposición pública pueda tratar su hepatitis C y también hacer más fácil el camino para que todos quienes necesiten se traten, para quien no está detectado lo esté, ellos/as desde su situación de funcionarios o personas públicas tienen mucho para hacer en este tema, si les interesa, claro está.

Por que soy funcionario público me atiendo en el exterior

En estos días nos llega información sobre otra persona con un alto cargo público en Argentina que tiene hepatitis C y viaja a atenderse en el exterior del país, por lo visto en un seguimiento periodístico de sus acciones tampoco hace nada por solucionar el tema HCV en el país y lo poco que vemos como de posible autoría de sus funcionarios lo estarían haciendo mal, muy mal, no tienen información actualizada, tal vez por eso, por la ignorancia propia y de quienes lo asisten en políticas de salud, este funcionario vuele al exterior, y vuela en tal caso al lugar equivocado.

Hoy no hay motivo alguno para atender un caso de hepatitis C en el exterior, al menos no hay motivos como: mayor experiencia u obtención de determinada medicación, prácticamente todo se puede hacer en el país, claro que solo en algunos hospitales, me parece que un funcionario público que de alguna forma también regula la política de salud de su país podría “mostrarse más humano y socialmente comprometido”, haciendo algo por quienes también tienen HCV, y fundamentalmente atenderse en el país y en un Hospital Público.
De otra manera se presta a la “sospecha” de querer con su actitud de silencio y omisión, contribuir al oscurantismo que pesa sobre el HCV o se evidencia la falta de confianza en el sistema de salud que él mismo propone, para los demás claro está.
Da la sensación que desea solo su bienestar, primero yo y solo yo.

Cuando pa Cuba me voy

Como el funcionario/a no comenta nada sobre su HCV tenemos que entender que viaja a Cuba o bien para esconder su enfermedad como si fuera vaya a saber que plaga, o pensando muy equivocadamente que en Cuba van a poder atenderlo mejor.
Pese a que el sistema de salud Cubano tiene muchos temas resueltos, con respecto a hepatitis C (HCV) están varios pasos atrás en relación con muchos países de América Latina, y especialmente de Argentina.
En nuestro país la atención especializada, al menos para quien tiene dinero, está equiparada a los países más avanzados en el tema, en los Hospitales que dependen de estos funcionarios la realidad es la que contaba, un verdadero desastre, como siempre hay excepciones y debemos tomarlas solo como tales.
Cuba no fabrica las drogas necesarias para un tratamiento de ultima generación, aunque la publicidad de la isla diga que tiene resuelto el tema fármacos para el HCV, aún fabrica un interferón que no es el recomendado actualmente para un mejor resultado de los tratamientos, sus médicos son muy capaces, pero tal vez no tienen la experiencia que dan los años en la atención de personas bajo tratamiento, como pueden estarlo los hepatólogos del Hospital de Clínicas, Hospital Muñiz, Hospital Centenario, Hospital Rossi, Hospital Argerich, Hospital Eva Perón u otros que hoy tienen sectores especializados en HCV, claro que exceptuando estos hospitales y unos pocos más, el resto de los hospitales, con respecto a la hepatitis C, no existen.

Igual acceso a una salud digna

Argentina es un país donde la salud no es para todos, esto no es algo que suceda hoy y con este gobierno, es un proceso que lleva muchos años deteriorando la salud pública en favor de una salud privada, nadie puede dudar sobre esto.
Queda claro que cuando los políticos se alejan tanto de las necesidades de su pueblo tienen que terminar no usando lo que ellos proponen para quienes los votan en cada elección. El sistema de salud argentino sufre una enorme crisis, no importa cuanto intenten disimularlo, no importan las “pequeñas mejoras”, la salud no se recupera con “pequeñas soluciones”, la gente muere por falta de acción adecuada, incluso por omisión.
Que los Ministros de Salud, tanto de Nación como Provinciales excluyan al HCV de sus programas, no hace que el HCV no exista.
Más del 2% * de la población de Argentina vive con HCV, la mayoría no lo sabe, el estado se ausenta en la emergencia, debemos prepararnos para atender pacientes con fibrosis avanzada, cirrosis, hepatocarcinoma y una importante demanda de hígados para transplante, esto es y será producto de políticos que miran hacia otro lado, incluso los políticos que padecen estas enfermedades.

No viaje a Cuba señor político, lo esperamos en los hospitales argentinos; los pacientes para creer en usted, el personal de la salud para atenderlo, y el pueblo en general para que solucione temas que por falta de programas de salud específicos para Hepatitis Virales llevan a la muerte a cantidad de conciudadanos que padecen su misma enfermedad, y recuerde que tenemos derecho a un tratamiento igualitario como la Constitución Nacional nos lo garantiza.

Eduardo Pérez Pegué
Presidente de la Fundación HCV Sin Fronteras
Director de Hepatitis C 2000
Pinamar – Argentina
www.hcvsinfronteras.com.ar/fundacion
[email protected]

La Fundación HCVSF responde consultas de personas afectadas por hepatitis C y coinfección, que provienen de todas las ciudades y provincias de nuestro país ; también de países de Latinoamérica, América del Norte, Europa y Asia

* Fuente: Cifras del SINAVI – Dirección de Epidemiología

Archivado en:Inicio » Argentina Hepatitis » Políticos argentinos que atienden su hepatitis C en otros países

Etiquetas:


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.