Para hepatitis C y otras enfermedades hepáticas

Detectan mecanismos deterioran movimientos pacientes hepáticos

El Laboratorio de Neurobiología del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) de Valencia ha logrado bloquear los mecanismos neurológicos que dificultan la capacidad de movimiento en animales de laboratorio que sufren enfermedades hepáticas, según indicó un comunicado de la Generalitat Valenciana.

Un artículo publicado en el ‘Journal of Hepatology’ demuestra que la investigación llevada a cabo en el Centro de Investigación Príncipe Felipe ha conseguido restaurar la actividad motora en ratas con fallo hepático.

El investigador principal, el doctor Vicente Felipo, ha señalado que los pacientes que sufren enfermedades de hígado pueden en algunos casos sufrir alteraciones neurológicas, una patología conocida como encefalopatía hepática.

Las principales alteraciones neurológicas en pacientes con cirrosis hepática y encefalopatía afectan principalmente a la función cognitiva, la actividad y coordinación motoras y los ritmos circadianos de sueño y vigilia, indica el doctor Felipo.

Según el investigador, el proceso por el que se hace más lento el funcionamiento del aparato motor es una de las alteraciones motoras que se pueden reproducir en modelos animales que padecen una enfermedad del hígado.

La investigación realizada en el Centro de Investigación Príncipe Felipe ha comprobado que los animales con fallo hepático con enlentecimiento motor presentan altos niveles de glutamato, el principal neurotransmisor excitador, en el área cerebral conocida como ‘substantia nigra’.

El importante aumento de glutamato detectado en ratas con enfermedades del hígado que presentan dificultades para el movimiento, provoca la activación excesiva de uno de los receptores cerebrales de esta sustancia, conocido como receptor metabotrópico.

El equipo de investigación que dirige el doctor Felipo ha descubierto que la excesiva activación del metabotrópico conlleva que esta área cerebral envíe mensajes a otras áreas cerebrales como el tálamo y la corteza, que provocan la lentitud del aparato motor.

La clave se encuentra en la administración de un antagonista selectivo que bloquea la activación del receptor metabotrópico 1 en la región cerebral de la substantia nigra.

El Laboratorio de Neurobiología del Centro de Investigación Príncipe Felipe descubrió también recientemente que la aplicación de sildenafil, el componente de la viagra, en ratas recupera la capacidad cognitiva dañada como consecuencia de la enfermedad hepática.

Los estudios han demostrado que los animales tratados con sildenafil son capaces de superar fácilmente una prueba de laberinto, algo que no ocurre con las ratas con enfermedad hepática y alteraciones neurológicas a las que no se ha administrado este compuesto.

Nota

Archivado en:Inicio » Hepatitis C (HCV) » Para hepatitis C y otras enfermedades hepáticas


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.