Niegan atención a 80 trasplantados de hígado

El Hospital Negrín se niega a atender a 80 trasplantados de hígado y les obliga a ir a Tenerife a hacerse las pruebas

La asociación de enfermos denuncia que reciben un trato “discriminatorio”. Los afectados están obligados además a ir al aeropuerto a buscar el pasaje.

El Hospital Doctor Negrín se niega a realizar los controles postoperatorios a 80 pacientes de Gran Canaria que han sido trasplantados de hígado en el Hospital Universitario de Tenerife, según denunció la Asociación de Enfermos y Trasplantados Hepáticos de Canarias, que acusó al centro de un trato “discriminatorio y sectario”.

La asociación informó de que los médicos del servicio de Digestivo del Negrín desviaron a 80 enfermos al Hospital Universitario de Tenerife, pese a darse casos de trasplantados hace cuatro años y presentar una evolución médica prácticamente normalizada.

Los controles para los que tienen obligatoriamente que viajar a Tenerife podrían realizarse en el Negrín, tal como ocurre desde hace años con los enfermos de Gran Canaria que pertenecen al Hospital Insular.

30 10 08 LAS PALMAS DE G. C.- BENIGNO MARTÍNEZ, HEPÁTICO. / JUAN GREGORIO La falta de coordinación y la ausencia de decisión del Servicio Canario de Salud (SCS) está obligando a estos enfermos a trasladarse a Tenerife. Benigno Martínez, vicepresidente de la asociación, califica de “maltrato y desprecio” esta situación sanitaria. A su juicio, es absurdo que “desde Tenerife nos llamen, nos digan qué tipo de pruebas diagnósticas de control debemos realizarnos en cada caso, análisis, ecografías, etc.., y que se las llevemos. Ni siquiera por fax podemos mandarlas, así que nos obligan a viajar e ir por la mañana, pasar el día en la consulta, y regresar por la tarde”.

“Lo triste”, añadió, “es que todo esto podría hacerse en el Negrín sin problemas porque los especialistas son tan buenos como los de Tenerife. Creemos que se trata de celos profesionales que les impiden ser generosos con nosotros”. Martínez lamentó, en nombre de los afectados, la actitud de la Consejera de Sanidad del Gobierno canario, Mercedes Roldós, que está siendo “muy fea porque sabe bien en qué situación estamos pero debe importarle muy poco porque no ha movido un dedo para resolver un problema como éste”.

BILLETES. Otra particularidad que añade aún mas vejación al traslado es la obligatoriedad de acudir al aeropuerto de Gran Canaria y tramitar sólo allí el pasaje. “Sólo podemos hacerlo a través de Binter dado que no hay otro sitio donde se nos autorice a sacar los pasajes que abona el SCS. Si una persona enferma vive en la Aldea de San Nicolás o donde sea, el SCS le obliga a acudir primero a Sanidad a recoger el tiquet y luego al aeropuerto”.

SÓLO 18 EUROS. Parece como si el tiempo, los años, no pasaran. Hace 15 años que los enfermos oncológicos de Canarias que tenían que viajar a la Península para ser sometidos a tratamiento o ser operados cobraban 450 pesetas de dieta, si la memoria no me falla. Se le pagaba y se le paga al acompañante porque se supone que el enfermo está atendido en el hospital. Poco a poco se incrementó esa cantidad en tiempos en los que Román Rodríguez fue director del Servicio Canario de Salud, hasta alcanzar las 2.000 pesetas.

Cierto es que en la actualidad, en pleno 2008, los enfermos de las Islas que tienen que trasladarse fuera de su lugar de residencia reciben -su acompañante- 18 euros de dieta. Una miseria, un insulto. Lo que agrava aún más esta cantidad es que a los enfermos se les reintegra esta cantidad cuando regresa a casa, de manera que son ellos los que tienen que abonar los gastos y esperar a que el diligente Servicio Canario de Salud le reponga ese dinero. El problema es que en ocasiones tardan hasta cuatro meses en abonar la dieta.

La Provincia, Marisol Ayala, 03 de noviembre de 2008, leer nota completa

Archivado en:Inicio » Legales, derechos, amparos, leyes » Niegan atención a 80 trasplantados de hígado


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.