Mitad de empleados de la salud sufre heridas punzocortantes

La OMS reporta cerca de dos millones de accidentes en el sector.Por mal manejo de agujas y material quirúrgico sube riesgo de adquirir males.

Casi la mitad de los trabajadores de la salud (46.2 por ciento) ha sufrido accidentes con objetos punzocortantes tales como jeringas, agujas de sutura y bisturís, al desempeñar su labor en hospitales y unidades médicas.

Así lo destacó el subdirector de Epidemiología e Infectología del Hospital General Dr. Manuel Gea González de la Secretaría de Salud (SSA), Rafael Valdez Vázquez, quien visitó esta ciudad para presentar algunos indicadores sobre accidentes e impulsar la adopción de medidas de bioseguridad para el personal sanitario.

Salpicaduras, laceraciones y pinchazos son los accidentes que ocurren al manejar material punzocortante, con riesgo de infecciones como hepatitis B, hepatitis C y VIH, dijo tras detallar que médicos en formación (pasantes y residentes) y enfermeras son los más afectados por estos incidentes.

“El riesgo de adquirir hepatitis B aumenta hasta 30 por ciento por pinchazos. En México hasta 20 por ciento de los casos [de esta infección] se reporta en trabajadores de la salud“, refirió.
El médico destacó que en Estados Unidos, 0.3 por ciento de los casos de VIH se ha transmitido a trabajadores de la salud vía accidentes punzocortantes y aunque la tasa es menor frente al total de casos “tiene un alto impacto“ en la persona que adquiere el virus.
En México no se tiene una estadística de todo el sector, pero se estima que puede estar cerca de la realidad en otros países: Francia, con 5.1 accidentes punzocortantes por cama de hospital ocupada al año; y Estados Unidos, que en diferentes periodos reporta entre veinte y treinta casos anuales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reporta cerca de dos millones de accidentes punzocortantes entre trabajadores del sector, pero el mismo organismo admite un subregistro por lo que la cifra real podría ser del doble.
El Hospital General Dr. Manuel Gea González lleva un registro de este tipo de accidentes desde hace diez años, con un promedio de 5.9 casos por cama al año. En este nosocomio se impulsa la capacitación al personal de salud sobre el tema y la campaña Hospital libre de agujas.

Dicha campaña busca reducir las inyecciones innecesarias, cambiar el uso agujas en algunos procedimientos intravenosos y usar dispositivos de bioseguridad: agujas retráctiles y dispensadores especiales para su desecho, entre otros.
Rafael Valdez señaló que la inversión en capacitar al personal y usar dispositivos de bioseguridad es menor que el costo por atenciones médicas e incapacidades.

Guadalajara: Maricarmen Rello – Foto: Tonatiuh Figueroa – Milenio – Link 

Archivado en:Inicio » Contagio, trasmisión de hepatitis » Mitad de empleados de la salud sufre heridas punzocortantes


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.