Ministerio de Salud de Santa Fe convoca a hacer consultas sobre la hepatitis

Al celebrarse hoy el “Día Mundial de la Hepatitis“ (tipo B y C), el Ministerio de Salud de la provincia invita a los ciudadanos a concurrir al servicio de salud más cercano a su domicilio para informarse y realizar las consultas necesarias sobre esta enfermedad, cuyo virus está presente en una de cada 12 personas a nivel mundial.

La convocatoria se hizo teniendo en cuenta que la patología es tomada como un foco de atención respecto de las estrategias de control de la enfermedad, y para concienciar a la población sobre estas enfermedades virales crónicas.

La cartera sanitaria informó que la Hepatitis es la inflamación del hígado provocada por infección de un virus, y más raramente por intoxicación. El síntoma principal es la ictericia (coloración amarilla de la piel).

Como consecuencia de la inflamación, se bloquea el paso de la bilis que produce el hígado al descomponer la grasa, y se altera la función del hígado. Cuando una persona contrae Hepatitis, el hígado se inflama y deja de funcionar correctamente.

Los virus responsables, por su parte, son gérmenes y hacen que la enfermedad, en sus tres tipos más habituales, A, B y C, se contagie de una persona a otra; se denominan, respectivamente, virus de la Hepatitis A, virus de la Hepatitis B, y virus de la Hepatitis C.

La Hepatitis C generalmente no presenta síntomas, por eso se la llama la “enfermedad silenciosa“. El virus C (HCV) destruye lentamente células hepáticas y puede, con el transcurso de los años, producir cirrosis o cáncer hepático.

Además, la Hepatitis C se transmite cuando se produce un contacto entre sangre sana con sangre infectada por el virus C (transmisión vía parenteral), siendo las principales vías de contagio, las agujas contaminadas o las transfusiones de sangre infectada; aunque en algunos casos, la enfermedad también puede contraerse por vía materno-fetal.

Las vías de contagio de la Hepatitis B pueden ser por vía sexual, por transfusiones de sangre infectada o por pinchazos con agujas contaminadas, También se puede contagiar vía intrauterina, es decir, una madre portadora puede transmitirle el virus a su hijo durante la gestación.

Por lo general, la infección pasa desapercibida aunque también pueden manifestarse ciertos síntomas como cansancio, ictericia o coloración oscura de la orina.

El tratamiento farmacológico es efectivo en muchos casos, y los pacientes consiguen recobrar la salud. Sin embargo, si el trastorno está muy avanzado y ha provocado daños en el organismo, la única solución es el trasplante hepático.

Tanto la Hepatitis B como la C provocan un aumento de los niveles de transaminasas (enzimas del hígado), por lo que a través de un análisis de sangre puede sospecharse la existencia de la enfermedad.

Debido a ello la campaña contra la Hepatitis, reclama la inclusión de la medición del nivel de transaminasas en los análisis de sangre rutinarios.

Existe una vacuna disponible para la prevención de la Hepatitis B. Se administra en tres inyecciones durante un cierto período, y se recomienda para todas las personas menores de 18 años de edad, así como para los adultos mayores de 18 años que corren el riesgo de contraer la infección.

Entre los grupos incluidos en el calendario de vacunación, figuran:

>> Recién nacidos: en Argentina por resolución 940/00 del Ministerio de Salud, se inició la vacunación a partir del 1° de noviembre de 2000. La vacuna se administra desde el nacimiento a los recién nacidos y se completa con tres dosis posteriores de vacuna pentavalente. En este momento todos los niños desde el nacimiento hasta los 9 años cuentan con esta protección.

>> Preadolescentes (11años): no inmunizados previamente, en el marco del Programa de Salud Escolar (a partir de 2003). Se inicia un esquema de tres dosis y a la fecha todos los niños de 11 a 18 años deben tener su esquema completo.

>> Esta vacuna es obligatoria para los trabajadores de la salud por la ley nacional Nº 24.151, que rige desde 1992. Se trabaja en conjunto con el nivel universitario para vacunar a los alumnos de las carreras relacionadas con salud

Para evitar el contagio deben tomarse medidas de higiene personales que refieren a la posibilidad de entrar en contacto con sangre de personas infectadas, así como el hecho de mantener relaciones sexuales seguras recomendándose el uso de preservativos en cada una de ellas.

Asimismo, se aconseja no compartir agujas, cepillos de dientes, ni máquinas de afeitar, y asegurarse que los instrumentos estén limpios en caso de hacerse un tatuaje o perforación en alguna parte del cuerpo.

Autor: · Fuente: Notife/Secretaría de Comunicación Social – 19 de mayo de 2010 – nota completa

Archivado en:Inicio » Argentina Hepatitis » Ministerio de Salud de Santa Fe convoca a hacer consultas sobre la hepatitis

Etiquetas:


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.