Mejoras en el diagnóstico y tratamiento de tumor hepático

La tomografía computada por emisión de positrones y la resonancia magnética con difusión integran un conjunto de avances que permiten diagnosticar en forma precoz y tratar de manera menos invasiva y eficaz a pacientes con tumores hepáticos
Esta tecnología permite detectar en forma precoz lesiones a nivel molecular que todavía no tienen expresión morfológica (tumor), caracterizar la lesión y en ocasiones disminuir la posibilidad de biopsias en los pacientes.

La evolución en el diagnóstico y tratamiento bajo imágenes en pacientes con tumores hepáticos fue unos de los temas de disertación durante el 29° Congreso Mundial de Medicina Interna, que se desarrolla en la ciudad de Buenos Aires.

A cargo de la misma estuvieron invitados el profesor doctor Ricardo García Mónaco, jefe del servicio de Diagnóstico por Imágenes del Hospital Italiano de Buenos Aires, el profesor doctor Alberto Seehaus, subjefe del mismo servicio, el doctor José Lastiri, subjefe de Oncología, y el doctor Juan Mattera, cirujano hepatobilliar, de la misma institución.

Durante la presentación, se expuso la importancia que tiene hoy día la imagenología molecular a través de la tomografía computada por emisión de positrones (PET/TC) y la resonancia magnética con difusión, ya que ambas técnicas permiten estudiar en profundidad el metabolismo de las células tumorales, caracterizar la lesión y disminuir la posibilidad de biopsias en los pacientes.

“La incorporación de esta nueva tecnología (PET/CT) en nuestro país ha crecido en el último año“, informó el doctor Alberto Seehaus y destacó la importancia que la misma tiene al poder detectar tempranamente cambios expresados en el organismo a nivel metabólico y funcional, ya que preceden a los cambios morfológicos (tumor).

Otro de los avances en la materia es la utilización de la ecografía con contraste, método utilizado en los principales centros europeos y que, al igual que las otras técnicas diagnósticas permite distinguir por contraste los tumores benignos de los malignos en muchas ocasiones y en consecuencia, disminuir también las posibilidad de practicar biopsias. La ecografía con contraste aún no se realiza en nuestro país.

Tratamiento de tumores hepáticos con guía de las imágenes

El tratamiento guiado por imágenes de tumores hepáticos está dirigido esencialmente a mejorar la calidad de vida y de recuperación de los pacientes, principalmente por ser tratamientos mínimamente invasivos, con una rápida recuperación, menor tiempo de internación y una pronta reinserción laboral. Estos tratamientos no requieren incisiones, ni suturas y a menudo tampoco anestesia general.

“Estos tratamientos no quirúrgicos están guiados por imágenes por el radiólogo intervencionista y su indicación se definirá de acuerdo al grado de avance de la enfermedad de cada paciente y de su necesidad“, expresó el doctor Ricardo García Mónaco. Enfatizó también, la importancia de la participación de equipos interdisciplinarios y centros capacitados para llevar adelante estos procedimientos.

Tratamientos intervencionistas

Ablación por radiofrecuencia: Este tratamiento permite al radiólogo intervencionista destruir un tumor hepático generando un aumento de temperatura intratumoral que provoca, deshidrata y necrosa las células tumorales. El procedimiento se realiza introduciendo una aguja a través de la piel y guiándola dentro del tumor bajo guía ecográfica. La aguja se conecta a un generador de radiofrecuencia que produce la energía necesaria para elevar la temperatura intratumoral hasta la destrucción del mismo.

– La Termoablación por Radiofrecuencia es un tratamiento eficaz para tumores primarios del hígado (hepatocarcinomas) o metastásis en pacientes seleccionados con contraindicación o imposibilidad de resección quirúrgica.

Quimioembolización: es un tratamiento mínimamente invasivo para tratar los tumores hepáticos no resecables por cirugía. La quimioembolización suministra una dosis alta de drogas (quimioterapia) directamente en el tumor, mientras priva al mismo del suministro de sangre mediante el bloqueo (embolizacion) de las arterias que alimentan el tumor. El uso de imágenes guía al radiólogo intervencionista para que el tratamiento se dirija exclusivamente hacia el tumor. Para ello, se coloca un pequeño catéter por la arteria femoral en la ingle y se navega por los vasos sanguíneos que suministran sangre al tumor hepático. Los agentes embólicos mantienen las drogas que se suministraron por esta técnica dentro del tumor, mediante el bloqueo de la corriente sanguínea. Esto, permite una mayor concentración de quimioterapia dentro del tumor y evita el pasaje de la misma hacia las células sanas del cuerpo no comprometidas por el tumor.

El doctor García Mónaco explicó que, “la quimioembolización con Drug Eluting Beads como agentes quimioterapéuticos embolizantes (bloqueantes) es una novedad y que el mismo consiste en utilizar microesferas embebidas con un fármaco quimioterapéutico que se inyectan con un catéter endovascular guiado a través de las imágenes, permitiendo mejorar notablemente los resultados del tratamiento en pacientes seleccionados“.

Infobae, 23 de septiembre de 2008, LEER NOTA COMPLETA

Archivado en:Inicio » Argentina Hepatitis » Mejoras en el diagnóstico y tratamiento de tumor hepático


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.