Las personas con Hepatitis C resistente contarán con nuevas terapias en tres años aproximadamente

España – Aunque el avance en la terapéutica ha conseguido que los tratamientos actuales logren una respuesta virológica sostenida (entendida como curación) en cerca del 60 por ciento de los pacientes, aún hay enfermos en los que los fármacos fracasan y nunca logran negativizar el virus. Para llegar a estos pacientes, ya están en investigación diferentes antivirales: inhibidores de la polimerasa y de la proteasa del virus, que añadidos a la terapia estándar podrían mejorar las tasas de respuesta hasta superar el 70 por ciento, y que podrían llegar al mercado en 2012 o 2013, según explicaron los expertos presentes en el Simposio Individualización del Tratamiento, organizado por Roche en el marco del XXXIV Congreso Anual de la Fundación y Asociación Española para el Estudio del Hígado, celebrado la semana pasada en Madrid.

Ricard Solá, jefe de la Sección de Hepatología del Hospital del Mar, de Barcelona, afirmó que hay que “analizar con detenimiento las causas por las que el tratamiento ha fracasado para valorar nuevas alternativas en estos pacientes“.
Este experto ha liderado un estudio en 902 pacientes de varios hospitales de Cataluña, cuyos resultados han confirmado las tasas de respuesta que se barajan en la actualidad: se vio una eficacia global del tratamiento del 62,7 por ciento, mientras un 37,3 por ciento de pacientes era no respondedor.

Lo más interesante es que el estudio ha desvelado que, de los no respondedores, “la mayoría no son auténticos no respondedores, por lo que se les podría retratar corrigiendo las causas del fracaso“, aseveró Solá.
Así, los auténticos no respondedores (muchos de ellos infectados por el genotipo 1, el más resistente) serían el 14 por ciento de todos los pacientes.

Entre las principales causas de fracaso terapéutico detectadas están la falta de cumplimiento terapéutico por parte del paciente, la reducción de la dosis en más del 80 por ciento como consecuencia de efectos secundarios y una duración insuficiente del tratamiento (algunos pacientes responden lentamente y no alcanzan respuesta en la semana 12 ó 24).

Solá afirmó que el cumplimiento es mayor en centros prescriptores que cuentan con equipos multidisciplinares de control de estos pacientes (con médicos, farmacéuticos, enfermeros y psicólogos). La optimización de las dosis del tratamiento estándar (interferón pegilado más ribavirina) también se puede lograr aplicando terapias contra los efectos adversos del tratamiento (como eritropoyetina en anemia grave, o antidepresivos frente a la depresión), que hacen muchas veces bajar la dosis óptima.

Una incógnita
El verdadero problema, destacó Ramón Planas, jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Germans Trias i Pujol, de Badalona, son los pacientes que aun cumpliendo bien el tratamiento no responden a los fármacos. Aunque se desconocen las causas, el experto apuntó a la posibilidad de factores genéticos que hacen que el virus nunca llegue a negativizar.
Y mientras llegan los nuevos antivirales para el rescate de estos pacientes, hay que optimizar el uso de las terapias actuales, buscando factores predictivos para evitar efectos adversos y conseguir, en la medida de los posible, tratamientos a la carta, enfatizó Javier García-Samaniego, del Hospital Carlos III, de Madrid.

María Revuelta – Correo Farmacéutico – 04 de marzo de 2009 – Link a la nota completa

Archivado en:Inicio » Hepatitis C (HCV) » Las personas con Hepatitis C resistente contarán con nuevas terapias en tres años aproximadamente


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.