Las mujeres coinfectadas por VIH y hepatitis B y/ó C podrían experimentar más problemas óseos que las que sólo tienen VIH

La reducción de la densidad mineral ósea podría incrementar el riesgo de fracturas

Según un estudio publicado en la edición electrónica del 23 de septiembre de la revista AIDS, las mujeres coinfectadas por el VIH y el virus de la hepatitis B (VHB) y/ó C (VHC) tienen una densidad mineral ósea menor que aquéllas que sólo están infectadas por el VIH. La investigación, sin embargo, no halló ninguna conexión entre el VIH, las hepatitis virales y la densidad mineral ósea en los hombres que participaron en el estudio.

La pérdida de masa ósea es una de las características importantes asociada al envejecimiento. Aunque se da en ambos sexos, es de elevada incidencia en mujeres posmenopáusicas. Dicha pérdida puede ser de diferente grado, siendo la osteopenia el primer paso y la osteoporosis, una condición más grave. La pérdida de masa ósea es problemática, dado que incrementa de forma notable el riesgo de fracturas.

En el caso de personas con VIH, la osteopenia/osteoporosis puede producirse de forma prematura y más grave que en la población general. Si bien las causas exactas de este riesgo incrementado no se conocen por completo, existen una serie de factores que han sido relacionados por diversos estudios con una reducción de la densidad mineral ósea. Por otro lado, muy pocos estudios han examinado específicamente la reducción de la densidad mineral ósea en personas coinfectadas por VIH y VHB y/ó VHC, dos infecciones virales añadidas que, por razones todavía desconocidas, se han asociado con esta alteración del metabolismo óseo.

Con el fin de determinar el efecto potencial de la coinfección por VIH y las hepatitis virales sobre la densidad mineral ósea, un grupo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pennsylvania en Filadelfia (EE UU) realizó escáneres DEXA (siglas en inglés de absorciometría dual de rayos X) de la columna vertebral y del cuello femoral de 1.237 personas con VIH en Italia, de las cuales 624 estaban infectadas también por hepatitis virales: un 92% por VHC, un 14% por VHB y un 5% con VHC y VHB. El promedio de edad de los participantes fue de 43 años.

Los resultados mostraron que las mujeres coinfectadas tenían más probabilidades de presentar una pérdida mineral ósea más pronunciada en la columna vertebral que las que sólo tenían VIH (p <0,001). Entre los hombres, sin embargo, no se observaron diferencias entre los monoinfectados por VIH y los coinfectados por este virus y las hepatitis virales. Cuando los investigadores evaluaron la densidad mineral en el cuello femoral, también constataron que las mujeres coinfectadas tenían una mayor fragilidad ósea que las monoinfectadas por VIH. En este caso, sin embargo, la diferencia no fue estadísticamente significativa (p= 0,009). Al evaluar la densidad mineral ósea en su conjunto, tanto en la columna vertebral como el cuello femoral, el grupo de participantes coinfectadas fueron más proclives a tener una pérdida mayor que las mujeres coinfectadas. En esta ocasión, el resultado fue significativo desde el punto de vista estadístico.

Según los investigadores, entre los factores que, probablemente, tuvieron un efecto negativo sobre la densidad mineral ósea en este estudio se incluyen una edad avanzada, un peso corporal escaso, una actividad física reducida y fumar.

En sus conclusiones, los autores señalan que, en su estudio, las hepatitis virales se asociaron con un mayor riesgo de disminución de la densidad mineral ósea en mujeres con VIH. Asimismo, sostienen que, dado que las y los participantes procedían todos del mismo país (Italia), los resultados podrían no ser extrapolables a otros contextos. Con todo, abogan por la realización de futuros estudios que examinen en profundidad las razones por las que la coinfección por VIH y hepatitis B y/ó C puede incrementar la pérdida mineral ósea, y determinen si este efecto observado se traduce en un aumento de las tasas de fracturas.

Juanse Hernández – Fuente: Aidsmeds.com / Elaboración propia.
Referencia: Lo Re V, Guaraldi G, Leonard MB, et al. Viral hepatitis is associated with reduced bone mineral density in HIV-infected women but not men. AIDS: Post autor corrections, 23 September 2009, doi: 10.1097/QAD.0b013e32832ec258.
Publicado por Hepatitis 2000 bajo Copyleft del Ggt-VIH

Archivado en:Inicio » Coinfección HIV Sida y Hepatitis » Las mujeres coinfectadas por VIH y hepatitis B y/ó C podrían experimentar más problemas óseos que las que sólo tienen VIH

Etiquetas:


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.