La mala atención de la hepatitis A puede ser fatal

hepatitis a vacunacion1 La mala atención de la hepatitis A puede ser fatal Aunque suele “subestimar” las posibles consecuencias de la hepatitis A, los casos de mala atención agravan la situación y llegan incluso a desenlaces fatales, como es el caso que trata este artículo y llevó a damnificados a recurrir a la Comisión Estatal de Derechos Humanos de México – Hepatitis 2000

México, Querétaro – María Guadalupe Molina Fonseca denunció ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos al Hospital de Especialidades de Niños y la Mujer (HENM), al que responsabiliza de la muerte de su hijo de ocho años debido a un diagnóstico inadecuado y atención deficiente.

Molina Fonseca explicó que la tarde del sábado 16 de agosto su hijo se empezó a quejar de dolor en el estómago y lo llevó a una clínica de la Universidad Autónoma de Querétaro, donde le indicaron que el niño requería estudios y fue turnado al HENM, donde lo atendió una persona a quien María Guadalupe identificó como “doctora Balderas“.

Agregó que la encargada de urgencias del área de pediatría le indicó que el niño padecía una infección en el estómago, por lo que sólo le recetó un antihistamínico para prevenir náuseas, vómito o mareos.

El menor siguió con malestares y vómito constante. Molina Fonseca lo llevó a otra clínica, donde le dijeron que debían hacerle análisis. Finalmente, en un nosocomio particular le diagnosticaron hepatitis grave y deshidratación, pero debido a lo costoso del tratamiento y la hospitalización fue trasladado al HENM.

Al llegar a ese centro, la encargada de urgencias de pediatría le dijo a Guadalupe Molina que su hijo no tenía hepatitis y que posiblemente le habían administrado suero de manera incorrecta, por lo que fue rechazado para hospitalización.

El niño, que para entonces ya había perdido el conocimiento, fue llevado a un hospital privado, donde falleció el domingo 17 de agosto por la mañana, luego que María Guadalupe pasó 17 horas de una clínica a otra en busca de un especialista que atendiera al pequeño, ante la negativa en el HENM.

El acta de defunción dice que el menor falleció por hepatitis fulminante y deshidratación severa.

Guadalupe Molina envió escritos a los titulares de la Secretaría de Salud del estado, Rafael Ascencio Ascencio, y de la Procuraduría General de Justicia, Juan Martín Granados Torres.

Jornada UNAM – Mariana Chávez – abril de 2008 – Nota completa

Archivado en: Hepatitis A (HAV)


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.