Información en las carceles

Interesante Proyecto de la Universidad de Córdoba para acercar información a quienes están privados de la libertad

Presos editan un boletín para prevenir el sida y la tuberculosis en las cárceles

Un grupo de internos del penal de barrio San Martín edita un boletín con el apoyo de docentes de la Escuela de Ciencias de la Información de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), en el marco de un proyecto que logró financiamiento de Naciones Unidas, cuyo objetivo es ayudar a prevenir enfermedades como el sida y la tuberculosis en las cárceles de Córdoba.

La primera edición del boletín imprimió 1.500 ejemplares, que se distribuyen gratis por las distintas unidades penitenciarias de la Provincia.

La iniciativa surgió a fines de 2001 y principios de 2002, a partir de la inquietud de algunos internos de la cárcel de San Martín interesados en aprender técnicas periodísticas. Ciencias de la Información, a través de la cátedra “B“ de Lenguaje I y Producción Gráfica, diseñó un taller de capacitación que luego hizo foco en la salud, sobre todo en los aspectos vinculados a la prevención de enfermedades de frecuente aparición en las cárceles cordobesas.

Entonces, el taller se propuso formar a un grupo de 30 internos en el rol de promotores de la salud. “La idea es que los participantes de los talleres adquirieran herramientas y habilidades para la realización de campañas de prevención de sida y promoción de derechos humanos en el ámbito carcelario“, señaló Fernanda Juárez, una de las docentes de la cátedra.

Financiamiento

El taller comenzó a desarrollarse con recursos propios de Ciencias de la Información. Pero en 2003, los docentes de la cátedra se presentaron a una convocatoria del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) y fue el único proyecto de Córdoba seleccionado para implementarse en la cárcel. El taller obtuvo 19 mil pesos anuales, que son invertidos en sueldos docentes, en el material y equipos para el trabajo con los internos y para la producción de los boletines y murales y para la merienda de los internos.

El Pnud proveyó los profilácticos que vienen adheridos a la tapa del boletín editado por los internos, que en octubre se transformará en una revista. Además, ya están pegados 30 murales en las distintas cárceles de Córdoba.

La información específica sobre las enfermedades fue realizada por profesionales del Hospital Rawson y docentes de la cátedra de Infectología de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNC. A partir de esta experiencia, los internos realizaron conferencias dentro del penal para difundir esta información.

Los docentes de la cátedra van dos veces por semana a barrio San Martín. El director del proyecto es el profesor Ricardo Ortiz y el equipo docente está compuesto por Faustino Rizzi, Fernanda Juárez, Diego Barrionuevo y Pablo Natta.

“Una de las metas fue consolidar al grupo de internos para que ellos mismos sean promotores de salud. Incluso, el boletín salió cuando se detectó un brote de tuberculosis en el penal de San Martín“, relató Faustino Rizzi, otro de los docentes involucrados en la iniciativa.

Tanto Juárez como Rizzi coincidieron en que la novedad de este taller consistió en lograr una mayor concientización de la problemática sanitaria, a partir de una práctica periodística.

En la primera etapa del taller se promovió la incorporación de saberes y técnicas periodísticas, que culminaron a fin de año con la realización de un periódico mural. Los internos elaboraron cinco ejemplares, con textos de su producción, a partir de sus vivencias en el contexto carcelario y sus expectativas en función a su reinserción social.

En la revista, de próxima aparición, los temas que se abordarán serán los derechos humanos, el derecho a la salud y la prevención en relación a diversas enfermedades de transmisión sexual.

La UNC y los penales

La Universidad Nacional de Córdoba (UNC), a través de las facultades de Derecho, Filosofía y Psicología, realiza un importante aporte para que los internos de las cárceles cordobesas puedan cursar carreras de grado.

El programa más ambicioso es el de la Facultad de Filosofía, que posibilita que 23 presos de barrio San Martín, uno alojado en Villa Dolores y otro en Villa María, cursen cinco carreras: historia, filosofía, bibliotecología, ciencias de la educación y letras.

La mayoría de los presos estudia historia y filosofía. Los más adelantados, en promedio, están cursando tercer año actualmente, en condición de alumnos libres.

“La Facultad de Filosofía traslada literalmente sus cátedras a la cárcel. Los docentes van tres veces a la semana al penal y apenas reciben los gastos para movilidad“, señaló Mónica Gordillo, vicedecana de Filosofía y ex coordinadora del programa.

Gordillo indicó que la iniciativa se sostiene con fondos propios de la facultad para proveer el material de estudio. En ese sentido, dijo: “Pedimos apoyo presupuestario a las autoridades de la Universidad para el programa, pero obtuvimos una respuesta negativa“.

Gracias Mónica de Villa Carlos Paz-Córdoba , por enviarnos la nota

Archivado en:Inicio » Hepatitis C (HCV) » Información en las carceles


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.