Identifican nuevos mecanismos implicados en la cirrosis, hepatitis y cáncer de hígado

hepatitis El pamplonés Joaquín Fernández Irigoyen, bioquímico del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra, ha identificado nuevos mecanismos moleculares implicados en el origen de diversas enfermedades hepáticas. Se trata de una de las conclusiones de la tesis que ha defendido en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Navarra.

El investigador ha descubierto la relación entre la ausencia de una proteína, llamada MTAP, y la producción excesiva de radicales libres, una de las primeras alteraciones que se produce en numerosas enfermedades de hígado, como cirrosis no alcohólica, hepatitis vírica, enfermedades derivadas del consumo de alcohol, etcétera, informó la UN en un comunicado.

"La MTAP es una proteína que controla los niveles de la molécula MTA, que está implicada en diversos procesos esenciales para el correcto funcionamiento del hígado. Nuestro estudio ha demostrado que los radicales libres inhiben esta proteína, lo que altera los niveles de la molécula", explicó Joaquín Fernández.

Una vez contrastados estos resultados, el equipo del Laboratorio de Hepatología Bioquímica del CIMA se centra en estudiar los efectos que tiene la ausencia de esa proteína en un modelo experimental.

Según el investigador navarro, "el problema de las enfermedades hepáticas es que, si no se tratan precozmente, pueden desencadenar el desarrollo de cáncer de hígado". "Por ello, si desciframos los mecanismos moleculares primarios de muchas enfermedades podremos definir nuevas dianas terapéuticas que nos ayuden a desarrollar fármacos específicos, así como prevenir futuras patologías", agregó.

El Confidencial – 18 de julio de 2008 – Nota

Archivado en:Inicio » Cáncer de hígado, hepatocarcinoma » Identifican nuevos mecanismos implicados en la cirrosis, hepatitis y cáncer de hígado


Comentarios (1)

Danos tu opinion

  1. damaris gutierrez dice:

    La hepatitis B es una enfermedad del hígado causada por el virus de la hepatitis B (VHB). La hepatitis hace que el hígado se inflame y deje de funcionar correctamente. Puede causar un proceso agudo o un proceso crónico, que puede acabar en cirrosis (pérdida de “arquitectura” hepática por cicatrización y surgimiento de nódulos de regeneración) del hígado, cáncer del hígado, insuficiencia hepática y la muerte. Los seres humanos necesitan que su hígado esté sano. Este órgano desempeña muchas funciones para mantenerlos vivos. Suele metabolizar casi todos los medicamentos, drogas y otras sustancias tóxicas del torrente sanguíneo. También almacena energía en forma de glucógeno, que el organismo puede usar en caso necesario.