Huyendo de la hepatitis, sin derecho a la salud

Vladislav Mun da explicaciones de lo inexplicable, muchas personas se van de sus países por que el estado no puede o no quiere garantizar su derecho a la vida, algunas veces son bienvenidos en los países a los que arriban otras son expulsados y quedan a su suerte con su enfermedad, en este caso hablamos de un final deseado, un tratamiento que salva una vida, aunque no siempre es así.
La salud a nivel mundial es una responsabilidad de todos, la salud no tiene ningun tipo de fronteras, esto es algo que hay que entender o tarde o temprano sentir las consecuencias, no podemos mirar para otro lado cuando leemos o sabemos sobre países donde “la salud está enferma”, donde la pobreza avanza, países donde se expone a las personas a un vacío de derechos que solo habla de exclusión.
.
Vladislav Mun «Voy a empezar una vida nueva, pero respetando la ley»

Llegó a Bilbao hace casi dos años, pero no lo hizo buscando un futuro mejor, dinero o huyendo de la miseria de su país.
.
Vladislav Mun, de 31 años, buscaba un tratamiento para la hepatitis que padece. Su entrada en España no fue fácil; tuvo que mentir. Solicitó asilo político con una identidad falsa, pero le fue denegado. «Lo hice porque no quería perder mi nacionalidad (si te conceden el asilo pasas a ser directamente español), quería poder volver a mi país», explica.
En su ciudad natal, Almaty, la mayor de Kazajstán, Vladislav no llevaba la vida que deseaba. «Era toxicómano y me dedicaba a robar y a delinquir para poder conseguir la droga». Fue cuando contrajo su enfermedad, una hepatitis B, debido al intercambio de jeringuillas.
En Kazajstán no tenía posibilidad de tratarse y decidió salir de allí en busca de un lugar donde poder curarse y luego regresar.
Aquí encontró todo lo que necesitaba, y su vida ha dado un giro completo. «En Bilbao he recibido mucho apoyo, ya no me quiero ir». Ahora vive en un piso de acogida, hace unos ocho meses que no consume nada y está al final de su tratamiento. «Cuando acabe voy a buscar trabajo y a empezar una vida nueva, respetando la ley».
Vladis, como le conocen en Bilbao, habla varios idiomas y se siente «preparado para volver a empezar». Quizá el éxito en España de su compatriota Vinokourov, del que es seguidor, le anime.
.
KAZAJSTÁN
En Euskadi.- Dos empadronados en 2005 (la población total de Euskadi es de 2.131.148)
El presidente.- Nursultan Nazarbayev
La capital.- Astaná
Mayor ciudad.- Almaty
Independencia.- De la URSS en 1991
Población.- 15.233.244
Idioma.- Kazajo y ruso
Superficie.- 2.727.300 km2 (casi cinco veces España)
Religión.- Sunismo, cristianismo ortodoxo ruso, protestantismo
Fuente, artículo

Archivado en:Inicio » Hepatitis C (HCV) » Huyendo de la hepatitis, sin derecho a la salud


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.