Hipótesis sobre el origen de los virus de hepatitis en las Américas

Hepatitis virales

En el alfabeto en vías de desarrollo que conforman los virus causantes de hepatitis, tres de ellos cumplen con la denominación de virus emergentes, el VHC, el VHE y el denominado VHG. Esta denominación se debe a su reciente identificación, usando técnicas cada vez más perfeccionadas de biología molecular.

En estos últimos años, más explícitamente desde 1989, con la identificación del virus de la hepatitis C (VHC), el alfabeto que conforman los virus causantes de hepatitis ha crecido en forma significativa. Desde entonces, el alfabeto llega a la letra G. Es importante recalcar que estos virus pertenecen a familias virales muy distintas, lo cual tiene entre otras, una implicación muy importante: la infección por un virus no conlleva a protección contra otro y hasta es posible cursar varias de estas hepatitis virales a la vez. Estos virus se dividen además en virus de transmisión entérica (transmisión por aguas y alimentos contaminados) y de transmisión parenteral (las transfusiones sanguíneas, la drogadicción, la promiscuidad sexual, la hemofilia y la hemodiálisis son entre otros los factores de riesgo). En general, las infecciones por virus de transmisión parenteral son más graves, ya que muchos de estos virus pueden persistir, con secuelas graves para el hígado.

Antes de 1989, se conocían:

  • el VHA, picornavirus de transmisión entérica que afecta mayormente a la población infantil venezolana y sin mayores secuelas
  • el VHB, hepadnavirus de transmisión parenteral, con secuelas de cirrosis y cáncer de hígado
  • y el VHD, deltavirus que requiere una co-infección por el VHB para poder replicarse en forma efectiva y responsable de hepatitis fulminantes en particular en nuestras poblaciones indígenas de la Sierra de Perijá y del Amazonas.

En 1989, se descubre por técnicas de biología molecular, el VHC, hepacivirus miembro de la familia flaviviridae, de transmisión parenteral y cuya infección está asociada a secuelas similares a las del VHB. Poco después se confirma que Venezuela no está exenta de este mal. En 1990 se identifica en forma definitiva (ya se conocía su existencia), de nuevo por técnicas de biología molecular, el VHE, virus de transmisión entérica. Hasta 1994, se pensaba que este virus no estaba presente en Sur América, hasta que en ese año se presentan evidencias serológicas de infección por este virus en dos países de Sur América. El VHF es un término reservado a un virus de transmisión entérica, cuya identificación en la India es todavía controversial.

Una vez descubierto el VHC y evitada su posible transmisión a partir de la transfusión de sangre y derivados contaminados, se observó que existía aún un pequeño porcentaje de hepatitis post-transfusionales que no podían ser adjudicadas a ninguno de los agentes virales etiológicos descubiertos hasta la fecha. Entre 1995 y 1996 se describe el VHG, de transmisión parenteral, utilizando herramientas cada vez más novedosas de biología molecular. Venezuela no está exenta de esta plaga, ya que el virus circula aún en comunidades aisladas como los Amerindios. Sin embargo, la acepción de este VHG como virus causante de hepatitis parece haber sido algo prematura. Al parecer, este virus no sería hepatotrópico como se pensó inicialmente . En estas circunstancias, se presume que debe(n) existir otro(s) virus de transmisión parenteral causante(s) de los casos de hepatitis no A, no B, no C, no D, no E, no G y plantea la interrogante entre ciertos investigadores: ¿existirán suficientes letras en el alfabeto para describir los virus de hepatitis? Más recientemente (año 1997), se identifica el TTV, de nuevo por técnicas de biología molecular. Aunque parece estar asociado a hepatitis post-transfusionales, este virus no parece ser tampoco el responsable de las hepatitis de etiología no conocida. Más recientemente se describe un nuevo agente, el SEN-V: ¿será éste al fin el responsable de la hepatitis post-transfusionales no A hasta no TTV?… Analizando cuántos putativos virus de hepatitis han sido descubiertos o identificados en esta última década, la frecuencia promedio es de un virus cada dos años, lo cual podría acreditar a este grupo de agentes como un grupo viral emergente.

El virus de la hepatitis G (VHG), es como el VHC miembro de la familia Flaviviridae. Es un virus ARN de simple cadena de polaridad positiva. El análisis de secuencia de diferentes aislados del VHG sugiere la existencia de al menos 4 genotipos distintos, con una distribución geográfica característica. La caracterización molecular de aislados del VHG en poblaciones amerindios han mostrado la circulación del genotipo 3, similar al genotipo presente en el continente Asiático. La circulación de un genotipo asiático del VHG en poblaciones amerindias apoya la hipótesis de que este virus podría ser muy antiguo y probablemente haber sido introducido en el Continente Americano con los primeros pobladores humanos hace unos 10.000-30.000 años. Esta situación es similar a la observada con el virus HTLV-II.

Los estudios de las variantes genéticas de los virus de hepatitis circulantes en Sur América sugieren que mientras que el VHB podría ser un virus autóctono que se originó en el Nuevo Mundo, el VHC es probablemente un producto reciente de importación. En contraste, como mencionado anteriormente, uno de los virus más recientemente descubiertos, pero probablemente más antiguo, el VHG, parece haber sido introducido en el continente americano con los primeros pobladores humanos

origen virus hepatitis america thumb Hipótesis sobre el origen de los virus de hepatitis en las Américas

Hipótesis sobre el origen de los virus de hepatitis en las Américas. En la flecha están indicados los años aproximados que marcan las posibles introducciones o generaciones de los virus están indicados en la flecha, siendo el VHG, uno de los virus más recientemente descubiertos, probablemente el más antíguo del grupo. Se indica igualmente el posible origen de los virus y el origen del virus que fue introducido a las Américas.

Instituto de Medicina Tropical . Facultad de Medicina Universidad Central de Venezuela
Link al artículo original

Archivado en: Pueblos originarios - hepatitisVarios


Comentarios (1)

Danos tu opinion

  1. candy dice:

    la hepatitis a Síntomas:
    Fiebre.
    Escalofríos.
    Sensación de debilidad general.
    Pérdida del apetito.
    Náusea.
    Malestar abdominal.
    Orina oscura.
    Diarrea.
    Ictericia – color amarillo de la piel y de los ojos.