Hepatitis en Argentina

Información que publica InfoSaladillo por el 19 de mayo

Investigadores de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires estudian las distintas variantes genéticas del virus de la hepatitis en la Argentina.  Mejor dicho, de “los virus“ de la hepatitis, en tanto que estos microorganismos patógenos han constituido una familia muy prolífica en el mundo.

Focalizan sus investigaciones en los virus de la hepatitis B y C, dado que las infecciones se hacen crónicas y, en el largo plazo, representan gravísimos problemas tanto para los afectados  como para la  salud pública.

Aun perteneciendo a la misma “familia“,  los virus de la hepatitis B exhiben unas características genéticas bien diferenciales, así fueron descriptos ocho genotipos: A, B, C, D, E, F, G y H. El virus de la hepatitis B es 100 veces más infeccioso que, incluso, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Además puede sobrevivir fuera del organismo durante 7 días.

A su vez, el genoma del VHB presenta una tasa de mutación 100 veces mayor que otros virus ADN, la gran familia a la que pertenece.

Como consecuencia de esta variabilidad genética, el virus circula como una mezcla complejísima de variantes. Y evoluciona, es decir se modifica, durante el transcurso de la infección según la presión evolutiva que ejerzan sobre él factores, como la respuesta inmune que desarrolle el paciente en el intento de librarse de su presencia. También se modifica frente a los tratamientos antivirales, como estrategia para seguir sobreviviendo, y hasta llega a hacerse resistente a las drogas disponibles.

Se calcula que unos 200 millones de personas en el mundo son portadoras del virus que la provoca, en la República Argentina se estima que la prevalencia general  del virus de hepatitis C (VHC) ronda el 2 %,sin embargo, a pesar de ser baja la tasa de afectados  la preocupación de los expertos consiste en que la enfermedad se hace crónica en un porcentaje muy alto de los casos, estimado entre un 84 %, y produce daños hepáticos de suma gravedad; unos 20-30 años después de producida la infección, entre un 25 y un 30 % de personas desarrolla cirrosis. De ellas, a su vez, un porcentaje significativo  tiene altas probabilidades de generar cáncer de hígado, que en la actualidad es la principal causa de trasplantes hepáticos.

Actualmente se dispone de estrategias para el tratamiento de las hepatitis crónicas, pero es de vital importancia que se las diagnostique lo más tempranamente posible. El problema es que la mayoría de las personas infectadas  con virus de la hepatitis C (VHC) desconocen el hecho e, incluso, padecen la enfermedad de forma asintomática.

Interiorizarse acerca de las posibles fuentes de contagio de la hepatitis y en consecuencia encontrar la manera de prevenirla es un a tarea que debemos llevar a cabo cada uno de nosotros ya  que está ligada al cuidado de nuestro cuerpo y nuestra salud.

Equipo de trabajo de GAPEO, “Sonreír a la Vida“ – En InfoSaladillo – mayo de 2011 – Nota completa

Archivado en:Inicio » Argentina Hepatitis » Hepatitis en Argentina

Etiquetas:


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.