Hepatitis C ¿una amenaza para los ex futbolistas?

UNA SITUACION PREOCUPANTE: UN CENTRO MEDICO DETECTO DIEZ CASOS EN LA ARGENTINA Y AHORA QUIERE INVESTIGAR CUAL ES LA DIMENSION DEL PROBLEMA

Los afectados jugaron entre los 60 y los 80 cuando no se usaban jeringas descartables.

futbol-gol-futbolistas-contagio-hepatitis-hiv-sida A diez ex futbolistas de Primera División que jugaron en las décadas del 60 al 80, algunos de ellos en la Selección Argentina, se les diagnosticó el virus de la hepatitis C y están en tratamiento. Los médicos que detectaron la enfermedad en estos pacientes sospechan que pueden existir más casos. Para establecer la verdadera dimensión del problema, se proponen realizarle análisis, al menos, a otros 300 ex jugadores.

Carlos Guma, jefe de Gastroenterología del Hospital Eva Perón, de San Martín, encabeza el equipo que publicó un aviso en el diario Olé convocando a “ex futbolistas profesionales que hayan integrado clubes de la Primera División del fútbol argentino entre las décadas del 60 y del 80 a fin de testear en sangre el virus de la Hepatitis C” que -entre otros males- puede generar hepatitis crónica o enfermedades hepáticas más preocupantes, como la cirrosis.

¿Por qué se busca en los ex futbolistas y no en la población en general? “Constatamos lo que en medicina se llaman hechos observacionales que los nuclean: la edad, que fueron futbolistas de alto rendimiento y que jugaron en Primera. Según relatan ellos, los ponían en fila y les inyectaban complejos vitamínicos o los infiltraban en rodillas y tobillos. Y en esa época había una bioseguridad primaria: no se usaban jeringas descartables ni glutaraldehido, un antiséptico que mata virus y bacterias. Yo no sé si utilizaban una jeringa para cada uno. Y en un derrame de rodilla había que hacer una punción de urgencia…”, expresó Guma. Además, “la prevalencia (tasa) de infección de hepatitis C en la Argentina en mayores de 50 años se estima en el 2 por ciento y no es tan alta para un país subdesarrollado como la Argentina”.

Hasta los 80 se utilizaba material no descartable y la esterilización de agujas y jeringas se hacía mediante el hervor en una olla con agua. “Creemos que algunas de esas agujas que se reutilizaban estaban contaminadas con el virus de la hepatitis C y después (el virus) se transmitía de jugador en jugador”, manifestó Guma. Del 80 para acá, cambió. Con la aparición del virus del SIDA, la Organización Mundial de la Salud sólo permite la utilización de material descartable.

Hay otro hecho que no debe soslayarse: recién en 1975 comenzaron los controles antidóping oficiales en Primera División. Conviene recordar las declaraciones que hizo Ubaldo Rattin hace unos años: “Todo el fútbol argentino se drogaba, no sólo Boca. Terminó la primera rueda del campeonato del 80 y salimos penúltimos. En la segunda, llamé al kinesiólogo (Aldo Divinsky) y le dije: Hay piedra libre. Al que pida una, déle dos. Y ganamos”. El ex diputado amplió: “No estoy orgulloso de eso. Pero entendí que si estaba entre piratas, también tenía que ponerme el parche. Se jugaba a ver quién tenía la pichicata más grande”.

De esto se desprende que en muchos planteles los futbolistas recibían inyecciones en una frecuencia mayor al de la gente común. “Lo del posible dóping es una cuestión diferente. Yo no tengo elementos de juicio para afirmar algo así. Pero los riesgos de contagio no tienen nada que ver con la sustancia sino con la reutilización de las agujas ««”, aseveró Guma.

El llamado es voluntario y los interesados deben concurrir al Centro Integral de Gastroenterología (Ecuador 1481), los martes o jueves entre las 15 y las 18. “Tener 10 ex futbolistas diagnosticados, tratados y en proceso de erradicación del virus es un éxito. Pero, hasta ahora, la convocatoria fue un fracaso. Queremos hacer un estudio epidemiológico masivo. Hasta nos contactamos con Agremiados y nos dijeron que les iban a avisar a todos sus afiliados de esa época. Pero hay mucho temor a hacerse los estudios, cuando sería muy bueno detectar el virus cuanto antes. Le hacemos los análisis de laboratorio y la detección del virus. A los que dan negativos, se les da el alta. Y a los que son positivos, se los orienta y se los estudia en forma gratuita”, afirmó Guma.

Julio ChiappettaDiario Clarín
Nota completa en el diario Clarín – clic aquí –
Informe: Leandro Martínez

Nota relacionada recomendada: “Rubén Galván, el hombre que casi nació de nuevo” – clic aquí –

Archivado en:Inicio » Argentina Hepatitis » Hepatitis C ¿una amenaza para los ex futbolistas?


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.