Hepatitis C oculta

La mitad de pacientes con enfermedad hepática de origen desconocido tiene el virus de hepatitis C oculto , según estudios recientemente presentados que aún se están evaluando.

Un tipo de hepatitis c solo detectable por biopsia hepática .
Artículo:

El 57 por ciento de los pacientes con enfermedades hepáticas de origen desconocido tiene el virus de la hepatitis C oculto, según datos que se presentaron durante las X Jornadas de Hepatología que se celebraron en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Se trata de pacientes en los que el virus no aparece en la sangre y sólo se detecta mediante una biopsia hepática. Según el doctor Arturo Pérez Mota, jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Virgen de la Torre de Madrid y coordinador del encuentro, “aunque aún faltan evidencias, se cree que esta situación se debe a que estos pacientes tienen una reacción inmunológica más agresiva y consiguen reducir al virus casi a la mínima cantidad de carga viral, lo que conlleva que éste no se detecte en sangre”.

Según este especialista, “el objetivo de la reunión es realizar una actualización de las últimas novedades en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades hepáticas, así como la evidencia de la importancia de individualizar el tratamiento al peso de cada paciente en el caso de la hepatitis C, que es la más predominante. Es el caso de la terapia combinada de peginterferón alfa-2b y ribavirina, individualizada según el peso de cada paciente, que ha demostrado su eficacia en un gran porcentaje de pacientes”.

Por su parte, la doctora Ana Motilla, del Servicio de Enfermedades Digestivas del Hospital Gregorio Marañón, tratará el tema de la importancia del cumplimiento y adaptación de las dosis al peso en el tratamiento de las Hepatitis Crónicas Virales. En este sentido, las investigaciones más recientes demuestran que la terapia combinada de peginterferón alfa-2b y ribavirina individualizado al peso de los pacientes tiene una eficacia media del 61 por ciento, aunque puede llegar al 88 por ciento en los genotipos 2 y 3.

Durante la reunión se analizará, además, la alteración que pueden provocar en el hígado los medicamentos. Para el doctor Pérez Mota, “todos los medicamentos alteran de alguna forma el funcionamiento del hígado, algo que puede ser desde inocuo hasta producir lesiones irreversibles”.

El doctor Pérez Mota indicó en un comunicado que “la hepatitis C es una infección que evoluciona muy fácilmente hacia la cronicidad y, al ser asintomática, en la mayoría de los casos el diagnóstico se realiza cuando la hepatitis C es crónica. No obstante, del 10 al 15 por ciento de las personas con hepatitis C padece síntomas extrahepáticos, como dolores reumáticos y procesos pulmonares”.

HEPATITIS CRÓNICA

Entre el 80 y el 85 por ciento de los infectados por el virus C de la hepatitis acaba desarrollando una hepatitis crónica (más de 6 meses), y de ellos, más del 20 por ciento evoluciona hacia una cirrosis. Los pacientes con cirrosis tienen más posibilidades de desarrollar un carcinoma hepatocelular o una insuficiencia hepática, necesitando un trasplante para sobrevivir.

Fuente:Europa Press

Archivado en:Inicio » Hepatitis C (HCV) » Hepatitis C oculta


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.