Hepatitis C en Egipto, turismo sanitario,¿ riesgoso o beneficioso?

Hepatitis C, Egipto,viajes de curación.Polémica en España, testimonios de ONG´s viajero, sociedades médicas y médicos especialistas.

original camellosDespués de un “viaje de curación” a Egipto de cinco días, Alfredo  regresa a su piso de Tarragona. Sus maletas van cargadas de medicinas. En su mano izquierda sujeta una nevera de playa en la que lleva el Interferón. En la otra, una bolsa pequeña con ropa, el Sovaldi y la Ribavirina. Estos medicamentos le ayudarán a curarse de la hepatitis C que lleva sufriendo 20 años.
El hombre abre la puerta de su casa y encuentra a su mujer y a sus tres hijos esperándole con una pancarta de bienvenida. La mediana, Alba, de 11 años, se lanza a sus brazos.

¿Papi, ya te has curado en las pirámides?– Casi, hija, sólo me falta tomar las pastillas que me han dado.

El paseo en camello en la puesta de sol con vistas a las pirámides de Guiza, hizo a Alfredo mirar por fin a la cara a la hepatitis C, esperando bajarse de ella al acabar su aventura. Tres meses después, puede presumir de haberlo logrado. Ya está completamente curado. Aunque no le ha salido nada barato.
Se ha gastado alrededor de 5.000 euros. Un dinero que le tiene que devolver a su madre, Aurora, de 80 años. “Ha sido la mejor inversión de mi vida”, dice la anciana. Su hijo, de 49 años y en paro, tuvo que pedirle dinero para poder viajar a El Cairo este verano y pagar por un tratamiento que aquí no le daban o le cobraban demasiado en una clínica privada.

Ahora, en Tarragona, su experiencia ha servido de inspiración para crear una peculiar agencia de viajes que ofrece turismo sanitario en El Cairo a los enfermos con hepatitis C. Sobre todo a los que estén en los niveles más bajos de la enfermedad (F0 y F1) y que aquí no tienen acceso al tratamiento con los nuevos medicamentos.

Por 6.595 euros proporcionan un viaje de lujo, con todas las comodidades y además la garantía de ser atendido por el doctor Sherif Abdel , un prestigioso hepatólogo. El “paquete vacacional” de cinco días incluye: dormir en un hotel de cinco estrellas, cenas en los mejores restaurantes, un crucero por el Nilo con espectáculo de la danza del vientre incluido y visitas a las pirámides, Esfinge y museos. Y, por supuesto, las correspondientes pruebas analíticas, la visita médica del especialista y, lo más importante, la entrega de la  medicación recetada por el doctor.”Que quede claro que nosotros sólo hacemos de intermediarios facilitando el acceso de nuestros
clientes a los servicios médicos egipcios. No estamos haciendo nada ilegal”, afirma Xavier Carbó, gerente de la Agenciua. Le
encontramos en la sede de la agencia en Reus, un municipio a 15 kilómetros de Tarragona. Xavier nos cuenta que desde que abrieron
hace un mes han recibido más de 200 llamadas de enfermos interesados.

Adolfo García es el presidente de la plataforma de afectados por la hepatitis C en Madrid y vocal de la junta directiva nacional. “Hemos presentado una queja ante la Consejería de Sanidad porque nos parece una práctica terrible lo que hacen en esta agencia. No pueden asumir ni recomendaciones sanitarias ni mucho menos ofrecer el tratamiento a enfermos. Hacer negocio a costa del sufrimiento de los enfermos me parce inmoral”, critica Adolfo, de 62 años, 30 con el virus. “Yo conozco algunos casos que también han ido a Egipto a curarse y se han dejado todos sus ahorros. Nosotros mandamos un mensaje de tranquilidad, que confíen en el Sistema Nacional de Salud y en la lucha que llevamos desde la plataforma. En un año hemos conseguido muchos avances y se está tratando a mucha más gente. Es cuestión de esperar”.

Desde el pasado 1 de abril, España dispone de un Plan Estratégico para el Abordaje de la hepatitis C. “Ya se han tratado a más de 30.000 pacientes con niveles de fibrosis altas (F2,F3 y F4)”, explica el doctor Agustín Albillos, presidente de la Asociación Española para el Estudio del Hígado y jefe de Servicio de Gastroenterología y Hepatología del hospital Ramón y Cajal.

Asegura que España es el país europeo que más enfermos está tratando. El dato choca si contamos que desde el 1 de enero hasta el 31 de marzo de 2015 sólo se atendieron a 3.154 personas.Los expertos señalan que en España hay alrededor de 700.000 afectados por la hepatitis C. “Se incluyen todos los grupos y aquellos que todavía no saben que tienen el virus. Eso es lo más preocupante”, cuenta el doctor Albillos, que dice que un 60% de los enfermos está en las fases más bajas de la enfermedad y no reciben tratamiento. “Pero no existen cifras concretas, son sólo estimaciones”, aclara.

“No hay que alarmarse ni irse a Egipto a buscar soluciones. Aquí se va a atender a todo el mundo y hay nuevos antivirales como el Harvoni (meclado con Ledipasvir y Sofosbuvir) y el Viekirax, que son mucho más efectivos”.

Fases de la enfermedad

A media mañana, Alfredo aparece en las oficinas de la Agencia de turismo. Se defiende de las críticas asegurando que estaba cansado de esperar a que le recetasen un medicamento definitivo para curarse. “No me encontraba bien, estaba con problemas digestivos y dormía fatal. En ocho meses subí de la fase 0 a la 2. Decidí que tenía que solucionar el problema por mi cuenta”, explica.Y así fue. En los centros privados el tratamiento costaba cerca de 30.000 euros. Buceó en internet para buscar algo más barato y lo encontró en Egipto, un país rodeado de tesoros históricos, que encierra tantos misterios como medicamentos para la hepatitis C. Seguramente porque tiene la mayor prevalencia de este virus en el mundo: 12 millones de afectados y 40.000 muertes cada año.

Allí el Sofosbuvir, fármaco con el nombre comercial de Sovaldi, administrado durante 12 semanas con una tasa de curación del 95%, cuesta 900 euros. En España puede rondar los 25.000. Cosas de Gilead -el laboratorio norteamericano que produce el fármaco-, que establece diferentes tarifas en función del desarrollo de cada país. (La enorme rebaja en el precio se debería que el inventor del fármaco Sovaldi, el químico Raymond Schinazzi, es egipcio. Y él mismo admitió a Crónica que ayudó “indirectamente” al Gobierno de Egipto para que negociara una rebaja con Gilead, la multinacional que le compró la patente a Schinazzi en 2011. De ahí que el tratamiento sólo cuesta 900 dólares a los egipcios, la centésima parte que en EEUU).

egipto-mercado-dos 3Alfredo contactó a través de un amigo con el doctor Sherif Abdel Fattah. “Quedamos en que me iba a tratar en su clínica de El Cairo.
Busqué vuelos, hotel y convencí a una amiga árabe para que me acompañara como traductora. Me fui cinco días de turismo sanitario”, recuerda Alfredo. “Primero me hicieron la analítica. Estuve dos días haciendo turismo hasta que me dieron las pruebas y tuve la visita del médico. Al día siguiente me llevaron a la farmacia a comprar la medicación”.Localizamos al doctor Sherif pasando consulta en el
International Medical Center. A sus 40 años ha aceptado colaborar con la agencia española para compartir su experiencia y poder ayudar a enfermos de otros países.

“El tratamiento depende de la fase de la enfermedad y de los síntomas. Pero principalmente trabajo con el Sofosbuvir combinado con tres fármacos diferentes: la Ribavirina, el Simeprevir y el Daclatasvir. Antes, las tasas de curación no superaban el 35%. Con estos nuevos fármacos superan el 90%, con intervalos de tiempo más cortos de tres meses”, explica el doctor.

A 4.700 km, en la oficina de de la agencia sanitaria, el gerente Xavier y Alfredo no entienden que se pueda levantar polémica por lo que
están haciendo. “Habíamos hablado de montar una agencia de turismo sanitario y la experiencia de Alfredo nos dio la idea con la que
empezar. Ofrecemos un viaje de lujo y encima te curas”, afirma Xavier, que ha pasado de trabajar en la exportación de avellana y aceite
de oliva a exportar clientes con hepatitis a Egipto. – ¿Si hago el viaje por mi cuenta?- No lo recomendamos. Nosotros tenemos a cuatro personas allí que nos organizan todo y os aseguramos que no haya engaños ni cobren a los europeos el precio que les de la gana por las medicinas.

Pero cada día que pasa, a esta agencia de viajes les salen más voces en contra. Antonio Bernal es el presidente de la Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (FNETH). “España cubre el tratamiento, así que pagar por él me parece caprichoso”, explica Bernal. “El plan estratégico ha marcado un antes y un después en el tratamiento de la hepatitis C en España. Dio entrada a medicamentos más innovadores para todos los pacientes desde la segunda fase, que son los más prioritarios”.La doctora Cristina Avendaño es presidenta de la Sociedad Española de Farmacología Clínica (SEFC). “Me parece un sin sentido que alguien se plantee pagar tanto dinero para irse a curar a Egipto. El tema de la hepatitis es cierto que se ha resuelto con mucho retraso y poca transparencia, pero a día de hoy la realidad es que todos los pacientes que están en necesidad urgente de obtener el medicamento, lo reciben”, asegura la doctora.

Alfredo solo quiere que su experiencia pueda ayudar a otros a buscar una alternativa si no reciben la medicación que deberían tener para
desaparecer la enfermedad. La última analítica se la hizo hace un mes, y el virus VHC de la hepatitis había desaparecido. Nos enseña un
álbum de fotos de su viaje a El Cairo que sus hijos le han hecho como regalo. Ya curado, solo piensa en encontrar trabajo. “Estuve cuatro
años en Brasil, trabajando en la construcción. Pero la crisis, que se va contagiando como la hepatitis, llegó hasta allí, estalló la burbuja y
me despidieron”, cuenta. Su mujer, Rosario, también está en paro. “Sobrevivimos con ayuda de la familia y algunos ahorros que
teníamos”. Ahora, por lo menos, disfrutará de unas navidades con la tranquilidad de no llevar la carga hepática que le ha acompañado
durante 20 años.

En España, cada vez más personas reciben los nuevos tratamientos para combatir la hepatitis C. Y los expertos auguran que en poco
tiempo todos los afectados recibirán medicación. Por ello, en la agencia de viajes planifican ya un nuevo modelo de negocio: turismo
capilar a Turquía

Comentario Hepatitis 2000
Aunque en Argentina, estas historias son lejanas en distancias y costo beneficio, entendemos que es una realidad que debemos conocer, estar atentos, tener cuidado, y dado que en nuestro país, están aprobados los nuevos tratamientos con seguridad y controles, debemos todos y cada uno trabajar para que nuestros derecho de acceso a los tratamientos, sea un hecho sin discusión y en nuestro país

Adaptación: Hepatitis 2000

Fuente: el mundo.es

Archivado en:Inicio » Varios » Fotos, dibujos, sobre hepatitis » Hepatitis C en Egipto, turismo sanitario,¿ riesgoso o beneficioso?


Comentarios (1)

Danos tu opinion

  1. jose manuel pages lunar dice:

    No creo que sea criticable cualquier búsqueda de mejora de la salud, lo que si critico el hecho de utilizar en el viaje hoteles de lujo, restaurantes de alto coste….
    ¿ para cuando la hepatitis B?
    Gracias.