Hepatitis A, querella criminal por contaminación con aguas servidas en Chile

Sanitaria Bayesa redujo cloro en tratamiento

Una querella criminal anunciaron ayer senadores y el Colegio Médico de Antofagasta contra la sanitaria Bayesa S.A., que fue responsabilizada por el Gobierno como la causante del brote de enfermedades gastrointestinales que afecta a la región.

La firma que trata las aguas servidas domiciliarias de Antofagasta, redujo la cloración en el líquido destinado al riego de verduras y hortalizas cultivadas en el sector agrícola La Chimba, lo que aumentó la presencia de coliformes fecales y, por consiguiente, la contaminación de los productos que se comercializan en las ferias “Pantaleón Cortés” y “Juan Pablo II”, principalmente lechuga, rábanos, perejil y cilantro.

Los senadores José Antonio Gómez, Carlos Cantero y Guido Girardi, presidente de la Comisión de Salud del Senado, calificaron la situación como un “acto criminal” y adelantaron que insistirán en la solicitud de un estado de emergencia sanitaria para eliminar todos los focos infecciosos presentes en Antofagasta.

RESPONSABILIDAD

“La contaminación de esas verduras es el foco principal del contagio que han vivido casi 20 mil personas”, aseguró Cantero tras una extensa reunión de las autoridades en la dirección del Hospital Regional.
Girardi, en tanto, dijo que la reducción de la cloración en las aguas servidas favoreció la epidemia y la irrupción de nuevos agentes bacterianos, como el shigella, cólera y fiebre tifoidea, hepatitis, además del norovirus.

“Aquí hay una empresa de aguas servidas, que tiene responsabilidad sanitaria, que sabiendo que las aguas que ella trata regaban verduras, las cuales eran consumidas por Antofagasta y Calama, disminuyó la cloración”, afirmó el senador.

El parlamentario agregó que el Código Sanitario establece que quien exponga a la población a gérmenes por negligencia tiene responsabilidad penal, por lo que anunció una querella criminal para la próxima semana.

SUMARIO

El 12 de marzo Bayesa S.A. solicitó a la Autoridad Sanitaria permiso para reducir la concentración de hipoclorito de sodio en el tratamiento de las aguas servidas, ya que después del terremoto la producción de este insumo se vio afectada (la planta Cloro-Soda está ubicada en Talcahuano). La norma exige 0,6 partes por millón de cloro (ppm) en el agua tratada.

El 22 de marzo Salud realizó una inspección de rutina a la planta de tratamiento, ubicada en la costanera norte, y detectó una disminución en la cloración, menor a 0,4 ppm, lo que dio paso a un aumento de las coliformes fecales. Se instruyó un sumario sanitario por la irregularidad.

El seremi de Salud, Marcos Madrigal, dijo que se trabaja para determinar con exactitud la fecha en que la empresa disminuyó la cloración, lo que permitirá establecer cuántos días se distribuyó el agua contaminada. Este Diario contactó a la empresa para obtener su versión sin lograr una respuesta positiva.

Las curvas de contagio y atenciones registradas por Salud muestran un aumento que coincide con las fechas en que la sanitaria habría suministrado el producto contaminado.

El senador Gómez dijo que insistirán en el decreto de emergencia sanitaria para acceder a recursos inmediatos, tema que nuevamente será planteado al ministro de Salud, Jaime Mañalich, la próxima semana.
“Hoy día que existe esta emergencia vamos a usar todos los mecanismos para que lograr que tengamos una solución global y completa a un problema que ha sido grave”.
Gómez adelantó una revisión exhaustiva de los antecedentes para apoyar las eventuales acciones legales. “Si los antecedentes que resulten del sumario son ciertos, hay que iniciar las acciones que sean pertinentes”.

En la misma tónica, el presidente del Colegio Médico de Antofagasta, Aliro Bolados, aseguró que el gremio “se sumará a todas las acciones legales que finalmente adopte la Comisión de Salud del Senado”.
Y también avaló un decreto sanitario que permita, por ejemplo, retirar todos los contenedores de la ciudad y una vacunación masiva contra hepatitis A, el agente infeccioso que el gremio teme que aparezca.

MEDIDAS

El intendente Alvaro Fernández anunció una serie de medidas inmediatas, como el cese de entrega de aguas tratadas, el decomiso de verduras contaminadas desde las ferias -algo que debería ocurrir hoy-, eliminar los focos y la elaboración de un plan para cuantificar los recursos se necesarios para realizar los monitoreos que aseguren la salud pública.

“Si hay hortalizas contaminadas, van a tener que ser requisadas y la que no podamos requisar va a tener que ser no consumida”, afirmó la autoridad regional.

Mercurio Antofagasta – abril 2010 – nota completa

Archivado en:Inicio » Varios » Hepatitis A, querella criminal por contaminación con aguas servidas en Chile


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.