Genotipo, la importancia de conocerlo

Es importante conocer su genotipo del VHC por
dos motivos:

Si decide seguir un tratamiento, las pruebas genotípicas le
indicarán sus probabilidades de eliminar el virus.

Mediante las pruebas genotípicas, el médico puede
determinar las dosis adecuadas de fármaco y la duración
de su tratamiento.

RECUERDE:
El hecho de portar uno u otro genotipo no
significa que usted vaya a enfermar en mayor o menor
medida.

La información sobre el
genotipo es importante
porque ayuda a pronosticar
la respuesta terapéutica, la
duración del tratamiento y
la dosis de ribavirina que
debe usarse.

No todas las personas tienen el mismo tipo de hepatitis C
(VHC). De hecho, existen seis tipos diferentes“”denominados
genotipos“”que se numeran del 1 al 6. Algunos genotipos están
además subdivididos (por ejemplo, el 1a y 1b).

Para el médico es realmente importante saber qué genotipo tiene
usted, ya que la respuesta al tratamiento varía en función de los
distintos genotipos.
Por ejemplo, el genotipo 1 es un poco más difícil de tratar que
los genotipos 2 ó 3, y el tratamiento del genotipo 1 del VHC
requiere dosis diferentes a las de los genotipos 2 ó 3.

El hecho de portar un determinado genotipo no significa que
vaya a enfermar en mayor o menor medida, pero algunos
genotipos (como el 3) se han asociado a ciertos trastornos, como
el hígado graso.

Es importante recordar que la mayoría de las personas con
hepatitis C nunca experimentan síntomas, independientemente
del genotipo que tengan.

Hepatitis C Support Project

Archivado en:Inicio » Hepatitis C (HCV) » Genotipo, la importancia de conocerlo


Comentarios (1)

Danos tu opinion

  1. mariana nuñez rodriguez dice:

    La información sobre el genotipo es importante porque ayuda a pronosticar la respuesta terapéutica, la duración del tratamiento y la dosis de ribavirina que debe usarse.
    No todas las personas tienen el mismo tipo de hepatitis C (VHC). De hecho, existen seis tipos diferentes—denominados genotipos—que se numeran del 1 al 6. Algunos genotipos están además subdivididos (por ejemplo, el 1a y 1b).

    Para el médico es realmente importante saber qué genotipo tiene usted, ya que la respuesta al tratamiento varía en función de los distintos genotipos. Por ejemplo, el genotipo 1 es un poco más difícil de tratar que
    los genotipos 2 ó 3, y el tratamiento del genotipo 1 del VHC requiere dosis diferentes a las de los genotipos 2 ó 3.

    El hecho de portar un determinado genotipo no significa que vaya a enfermar en mayor o menor medida, pero algunos genotipos (como el 3) se han asociado a ciertos trastornos, como el hígado graso.

    Es importante recordar que la mayoría de las personas con hepatitis C nunca experimentan síntomas, independientemente del genotipo que tengan.