Fiscalía de Valladolid investiga la muerte de una persona enferma hepática por la demora de un trasplante

La familia asegura que la operación no llegó a realizarse porque la doctora que la trataba no mandó a tiempo las pruebas

España - La Asociación del Defensor del Paciente que preside Carmen Flores ha solicitado por escrito a la fiscal jefe de la Audiencia de Valladolid, Esther Pérez Jerez, que ordene la apertura, de oficio, de una investigación con el fin de depurar responsabilidades por la muerte de una segoviana de 34 años, Ana Belén H.B, enferma hepática, que, según su familia, ha muerto recientemente antes de recibir un trasplante que no llegó a efectuarse a tiempo por la supuesta dejadez de la doctora que la trataba.

Los hechos han sido denunciados públicamente ante la referida asociación por parte del hermano de la víctima, Miguel, quien, a través de un escrito al que tuvo acceso Europa Press, relata que los hechos se remontan al pasado mes de marzo cuando Ana Belén, una vecina de Segovia que padecía problemas hepáticos desde su nacimiento, comenzó a empeorar y tuvo que ingresar en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, que cuenta con una Unidad de Trasplante Hepático.

En dicho centro se le practicaron todo tipo de pruebas pero, dado que su estado no mejoraba, la familia de la paciente trató de obtener información de la doctora responsable, que, tal y como asegura Miguel, no sólo no satisfizo su pretensiones sino que comenzó a darles larga y "malas contestaciones", y así hasta que empeoró tanto que tuvo que ingresar en la Unidad de Cuidados Intensivos en estado grave.

Fue entonces cuando la referida doctora perteneciente a la Unidad de Trasplante Hepático del Río Hortega de Valladolid, "por primera vez clara" con la familia, informó de que el estado de Ana Belén era tan grave que si no recibía un trasplante de hígado urgente moriría, si bien también se advirtió a los familiares de que era precisó trasladar a la mujer a otro hospital para practicar la intervención.

La familia de la paciente, contrarreloj, consiguió que Ana Belén fuera trasladada al Hospital 12 de Octubre de Madrid para ser intervenida, aunque la sorpresa de los familiares fue mayúscula al recibir la llamada de un cirujano que les comunicó que no podía practicarla hasta disponer de toda una serie de pruebas que le faltaban y que tenía que remitirles la doctora el Río Hortega de Valladolid que la había tratado y que no le cogía el teléfono.

LA FAMILIA HIZO SU PARTE

"Nosotros habíamos hecho nuestra parte, habíamos encontrado a un cirujano, pero ella sólo tenía que mandar unas pruebas. ¡Tan difícil era! Y así estuvimos cuatro largos meses , hasta que llegó el fatídico día, y una chica de tan sólo 34 años, con toda una vida por delante, falleció en brazos de su madre tras largos días de sufrimiento", lamenta su hermano Miguel.

Éste asegura no dudar sobre si la doctora mencionada es una buena o mala profesional, aunque también apunta que para ser un gran médico hay que ser también una gran persona. "La labor de un médico no es sólo curar enfermedades sino también ayudar a la gente a morir con dignidad y con una buena calidad de vida, cosa que esta mujer no ha hecho en ningún momento durante estos cuatro meses, allá quede en su conciencia", concluye Miguel.

Ante este caso, la presidenta de Defensor del Paciente, Carmen Flores, que, ha pedido a la Fiscalía de Valladolid que depure las posibles responsabilidades, se pregunta cómo es posible que en el país que mas donaciones se dan en el mundo y en el que se trasplantan caras completas se haya "dejado escapar por presunta dejadez, abandono o negligencia a una mujer que quizá estaría entre nosotros si no se hubiera convertido su caso en un sin fin de papeleos y traslados".

La Información | agosto 2010 | Nota completa

Archivado en: Portada » Legales, derechos, amparos, leyes » Fiscalía de Valladolid investiga la muerte de una persona enferma hepática por la demora de un trasplante

Etiquetas:


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.