En México dos de cada cinco personas adictas a drogas viven con hepatitis C

Martín Orquiz – El 44 por ciento de los adictos a los que se les han aplicado análisis clínicos han resultado positivos a hepatitis C, lo que representa un serio riesgo de contagio para las personas que conviven con ellos, sean usuarios de drogas o no.
Además, de acuerdo con María Elena Ramos Rodríguez, directora del Programa Compañeros, el problema que más preocupa en la actualidad a las personas que atienden a dependientes de drogas inyectables son los efectos que están sufriendo en la piel.
“Hemos detectado que muchos de estos usuarios presentan abscesos que, al no cuidarse por las condiciones de antihigiene en las que viven, se les llegan a infectar y hasta agusanar toda una pierna o brazo“, advirtió.

La situación se agrava, acotó, debido a que sus familias terminan por expulsar a los usuarios de droga de sus casas al agotárseles la paciencia y los recursos para tratar de ayudarlos a salir de su adicción, lo que provoca que se vayan a vivir a edificaciones abandonadas.
Indicó que según estudios que se han realizado en la ciudad, existen ocho mil consumidores de sustancias inyectables aquí, pero la cifra real podría triplicar a la obtenida con base en análisis estadísticos, por lo que se estima que en realidad son unos 24 mil los usuarios.

La profesionista añadió que la cocaína es la sustancia que más se consume en esta región, aunque en su organización se trabaja más con las personas que utilizan tóxicos inyectables como la heroína o el cristal.
Pero, explicó, muchos de los adictos son multiusuarios y utilizan crack, mariguana o alcohol.

Acerca de los impactos que el uso de drogas tiene en la salud, Ramos Rodríguez indicó que son muchos y variados.
Los conflictos se extienden, agregó, porque no existe una respuesta de los servicios gubernamentales de salud hacia esa población, por lo que también resultan contagiadas las esposas y, a través de ellas, sus bebés cuando se embarazan.
Contó que sin embargo en fechas recientes son las afectaciones a la piel las que se están manifestando con mayor frecuencia.
“Nosotros acudimos a las colonias para curarlos con antibióticos, pero viven en condiciones infrahumanas, en casas abandonadas llenas de basura, lo que en ocasiones les provoca también envenenamiento de la sangre, caen en sobredosis y en ocasiones llegan a morir“, manifestó.

Por otro lado, dijo, el impacto que tienen los adictos en sus familias es muy grande, ya que sus parientes hacen todo lo posible por apoyarlos, pero la paciencia y los recursos se les agotan y los expulsan de los hogares.
“Terminan por no dar atención a las necesidades de los usuarios, quisieran dejarlos en un lugar donde se les brinde la atención que requieren y luego recuperarlos sanos, pero en las condiciones actuales eso no es posible“, declaró.
Agregó que en la etapa de la recuperación el apoyo de la familia es fundamental, pero muchas no tienen la capacidad económica para recluir a sus parientes adictos en instituciones privadas, mientras que las públicas son muy pocas para la necesidad existente.

Diario-septiembre 2009 – nota completa

Archivado en:Inicio » Hepatitis C (HCV) » En México dos de cada cinco personas adictas a drogas viven con hepatitis C

Etiquetas:


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.