El virus de la hepatitis B es cien veces más infeccioso que el HIV

El VHB es cien veces más infeccioso que el VIH
La hepatitis B no tratada provoca un millón de fallecidos al año, situándose en la décima causa de muerte. Se calcula que en 2013 estarán infectados por el virus de la hepatitis B (VHB) once millones de personas.

El hígado realiza más de 500 funciones para mantener sano al organismo, entre ellas sintetizar y metabolizar proteínas, almacenar vitaminas y eliminar toxinas, por lo que se considera la batería del cuerpo humano. Y la hepatitis B es su mayor asesino, en palabras de Christian Trepo, del Departamento de Hepatología y Gastroenterología del Hôtel Dieu, en Lyon (Francia), en el LIX Congreso de la Sociedad Americana para el Estudio de Enfermedades del Hígado, que se celebra en San Francisco (California).

“La inmigración de los virus que vienen de países endémicos contribuye al aumento de la hepatitis B. Además, el VHB es cien veces más infeccioso que el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)”, ha afirmado Pietro Lampertico, de la Unidad de Gastroenterología de la Universidad de Milán, en Italia. “La vacunación tiene una eficacia del 95 por ciento en la prevención de la infección por VHB. Para los pacientes ya infectados, la opción terapéutica más común son los antivirales. El problema es que en muchas ocasiones acaban generando resistencias, desembocando en la progresión de la enfermedad, que a veces trae consigo el desarrollo de un hepatocarcinoma celular”.

Lampertico ha descrito dos factores clave para que un fármaco luche de forma efectiva contra la hepatitis B: “Debe ser potente y tener una alta barrera genética frente a las resistencias del virus. Las nuevas guías de práctica clínica sobre el manejo de la hepatitis B crónica, presentadas por la Asociación Europea para el Estudio del Hígado (EASL, en siglas inglesas) el mes pasado, ofrecen recomendaciones sobre cómo seleccionar la mejor estrategia de tratamiento para asegurar que los pacientes reciben la terapia más efectiva que permita maximizar la eficacia y evitar la aparición de resistencias a largo plazo”.

Cuando las guías de la EASL se publicaron por primera vez, en 2003, las opciones terapéuticas eran limitadas e incluían lamivudina y adefovir, tratamientos eficaces pero que en muchos casos acarrean resistencias.

Según Lampertico, las nuevas guías describen entecavir, que la compañía Bristol Myers Squibb (BMS) comercializa con el nombre de Baraclude, como un fármaco potente con una alta barrera genética frente a las resistencias y lo recomiendan como primera opción de tratamiento en pacientes no tratados previamente con nucleósidos.

En pacientes ‘naïve’
“Varios estudios han mostrado que este análogo de nucleósido actúa de forma rápida en la supresión del VHB y que cuenta con un buen perfil de resistencias. En pacientes naïve tratados con ese fármaco durante cinco años la incidencia acumulada de resistencia observada es baja (del 1,2 por ciento). Ese favorable perfil de resistencia se debe a la alta barrera genética de entecavir, que requiere múltiples mutaciones para que el virus desarrolle resistencia”.

Otra recomendación de las nuevas guías se centra en cuándo iniciarse el tratamiento: “Basándose en tres criterios: cantidad de virus en sangre o carga viral, concentraciones sanguíneas de transaminasas y grado de inflamación y fibrosis del hígado”. La EASL aconseja iniciar la terapia cuando la carga viral del paciente supere las 10.000 copias del ADN del virus por mililitro, cuando los niveles de transaminasas estén por encima del límite superior de la normalidad (hasta ahora lo establecido era que este valor duplicara dicho límite), o si la biopsia de hígado muestra microinflamación activa moderada o grave, o fibrosis.

Regresión de la fibrosis
Yun-Fan Liaw, del Hospital Memorial Chang Gung, en Taipei (Taiwán), ha presentado dos estudios que señalan que el tratamiento a largo plazo con entecavir se asocia con una mejoría de los tejidos hepáticos, incluyendo la fibrosis, en pacientes con hepatitis B crónica. Sus ensayos incluyeron a sujetos tratados con 0,5 mg del fármaco al menos 48 semanas. “Los análisis evaluaron los resultados histológicos a largo plazo en un grupo de 57 pacientes tratados con ese análogo de nucleósido durante una mediana de seis años. El 96 por ciento de los individuos mejoraron sus resultados histológicos. Además, un 88 por ciento de los pacientes presentaron reducción de la fibrosis hepática a largo plazo. De hecho, todos los pacientes con fibrosis avanzada y cirrosis mostraron una mejora en la fibrosis. Por otro lado, el cien por cien de los pacientes con biopsias evaluables experimentaron una reducción de la carga viral a valores indetectables”. El segundo estudio evaluó a pacientes japoneses con hepatitis B crónica y confirmó los resultados histológicos.

Diario Médico, Ana Callejo Mora, 04 de noviembre de 2008, leer nota completa

Archivado en:Inicio » Hepatitis B (HBV) » El virus de la hepatitis B es cien veces más infeccioso que el HIV


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.