El Defensor del Paciente denuncia al SAS por posible contagio de hepatitis C en Málaga

derechos-pacientesEspaña – A través de sus servicios jurídicos en Málaga, ha realizado una reclamación por responsasbilidad patrimonial al Servicio Andaluz de Salud (SAS) por un posible contagio del virus de la hepatitis C en el Hospital Regional de Málaga, concretamente en el Servicio de Hematología.
En este caso concreto se piden 189.808 euros por el fallecimiento de un paciente y se insta a que “se tomen las medidas oportunas” para “evitar nuevos casos”, al indicar que han tenido conocimiento de que “existen más”.

La reclamación la realiza el letrado de “El Defensor del Paciente” en representación de familiares de un hombre fallecido el 4 de febrero de este año en dicho hospital. En el documento, se indica que en 2008, se le diagnosticó síndrome mielodisplásico y el hombre tuvo un tratamiento prolongado, el cual “no ofreció los resultados esperados”, tras lo que fue sometido a trasplante de médula ósea en octubre de 2012, “habiendo requerido tras la intervención numerosas transfusiones de sangre”.

En febrero de 2013 ingresó en Urgencias del hospital y durante el periodo que se encontró en el Servicio de Hematología “fue sometido a varias transfusiones de sangre y tratamiento quimioterápico”. Igualmente, se le practicó canalización de vía venosa central y fue dado de alta el 8 de abril, aunque el 29 fue de nuevo ingresado, estableciéndose como motivo de ello pangastritis erosiva, se señala en el escrito, remitido por “El Defensor del Paciente”.

Tanto al ingreso como en el periodo de estancia hospitalaria, “los valores de bilirrubina total fueron anormales, muy superiores a los establecidos como normales”. En los meses posteriores al último ingreso hospitalario, continuó con sus revisiones periódicas, de incluso tres veces por semana; sin embargo “no terminaba de mejorar”, por lo que la doctora “decide intensificar el tratamiento con inmunosupresores”. No obstante, “el paciente se encuentra cada vez peor”, se añade en la reclamación.

Ante los síntomas que presentaba, “los facultativos que venían atendiéndole lo achacan a una retención de líquidos” y continúa con el tratamiento con inmunosupresión, “empeorando la situación cada vez más, habiéndose incrementado la sintomatología”, por lo que el paciente es de nuevo ingresado en el hospital en noviembre de 2013, “encontrándose valores positivos a virus de hepatitis C, no teniendo antecedentes anteriores, por lo que el contagio ha sido causado en medio hospitalario”, según se indica en el documento.

Ante tales hallazgos, los facultativos deciden someter al paciente a biopsia hepática, aunque “no es hasta el 10 de diciembre de 2013 cuando viene a confirmarse la positividad al virus de hepatitis C, mediante comprobación analítica, por lo que es en este momento cuando se decide retirar el tratamiento de inmunosupresión con micofenolato, al haberse descartado definitivamente con el hallazgo la Enfermedad de Injerto Contra Huésped (EICH)“, según el escrito.

Ante estos acontecimientos, y siempre según la reclamación, “el Servicio de Hematología comunica a la familia que el origen de tal hallazgo tan solo puede ser debido a un contagio intrahospitalario, a través de las transfusiones o de los actos médicos practicados, por lo que solicitan la investigación de la causa origen del contagio, comunicándolo al Sistema de Vigilancia Epistemológico de Andalucía“.

En este sentido se emitió informe de Hemovigilancia, “en el que se recoge que, tras el análisis de muestras del Servicio de Transfusión del hospital, se detecta una primera muestra positiva correspondiente a la del día 11 de marzo de 2013, observándose a partir de ese momento un incremento rápido del número de copias en las muestras siguientes”.

Tras esto, “se solicitó investigación de los posibles donantes, habiéndose establecido de manera clara el contagio producido tras haberse sometido a diversas transfusiones de sangre durante la estancia hospitalaria comprendida entre el 18 de febrero y el 8 de abril de 2013, fechas plenamente coincidentes con las de las muestras analizadas”.

Apuntan que “no se inició tratamiento antiviral en el paciente hasta pasado más de un mes desde su descubrimiento, en concreto el 20 de enero de 2014”. “La presencia de valores altivos de manera mantenida conllevo el progresivo deterioro del estado general del enfermo, el cual tan solo llegó a someterse a dos dosis del tratamiento, produciéndose una desmejora radical de su salud, dando lugar a un fallo multiorgánico que produjo el fallecimiento del mismo el pasado 4 de febrero”, se señala.

Por otro lado, se indica que esta parte “ha tenido conocimiento que en el Servicio de Hematología existen más casos en los que pacientes ingresados en la mencionada unidad han sido contagiados por el virus de hepatitis C tras haberse sometido a transfusiones sanguíneas, tal y como ocurrió con el presente supuesto, y que incluso se ha abierto una investigación de oficio”, pidiendo que se le remitan copia de dichas actuaciones.

Esta parte entiende que “se ha producido un anormal funcionamiento de la Administración sanitaria, ya que se ha producido un contagio a pacientes en medio hospitalario, así como del control preventivo del mismo”. De igual modo, consideran que “no se han llevado a cabo las acciones preventivas por el personal sanitario, de laboratorio o auxiliar de enfermería tendentes a evitar contagios”.

Para el letrado, “existe relación de causalidad entre dicho contagio y el fallecimiento del paciente, que repercutió negativamente en su salud”. “Es más, nos consta que a raíz de dichos contagios se han cambiado los protocolos médicos de rutina, incluidos de carga viral, para evitar que se den nuevos casos de fallecimientos de pacientes”.

Así, además de reclamar la cantidad de 189.808,08 euros, en el escrito se interesa también que “se tomen las medidas oportunas en dichos hospitales públicos, al objeto de evitar en un futuro situaciones como la relatada en la presente reclamación y evitar nuevos casos, con investigación de los hechos relatados y del personal médico y auxiliar interviniente en los mismos”.

Desde “El Defensor del Paciente” se ha hecho un llamamiento a otros posibles afectados, para que soliciten sus historiales médicos, y reclamen si fuera necesario. Dichas reclamaciones están siendo formuladas por el abogado Francisco Damián Vázquez, especialista en derecho sanitario y adscrito a los servicios jurídicos de esta asociación.

Desde el Hospital Regional han indicado que sólo ha habido tres casos de hepatitis C y fueron detectados a finales de 2012 y principios de 2013 “gracias a la vigilancia epidemiológica que habitualmente se hace en el centro hospitalario”. Tras tener conocimiento, el hospital, han apuntado a Europa Press, “ha facilitado toda la información oportuna a los familiares y puso en marcha los protocolos correspondientes” en este tipo de situaciones.

Noticias 21 – Málaga – 28 de abril de 2014 – Nota completa

Archivado en:Inicio » Hepatitis C (HCV) » El Defensor del Paciente denuncia al SAS por posible contagio de hepatitis C en Málaga

Etiquetas:


RSSComentarios (0)

Trackback URL

Comentarios Cerrados.